3 tips para convertir tu despido de la empresa en una nueva oportunidad

Tres tips para sobrevivir el sacrificio corporativo.
3 tips para convertir tu despido de la empresa en una nueva oportunidad
Crédito: VioletaStoimenova | Getty Images

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Founder and CEO of Betts Recruiting
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

El colapso de WeWork en octubre pasado, fue visto como el primer aviso de una burbuja que estaba a punto de reventar. Sobre las enloquecidas valuaciones IPO. Sobre el carácter imprudente del capitalismo de riesgo. Junto con los problemas de salida a la bolsa de compañías como Uber y Peloton, los despidos de Casper la startup de colchones y Oyo la económica cadena hotelera, WeWork se presentó como el pájaro de mal agüero; especialmente para los empleados que fueron despedidos por miles. Yo estoy en desacuerdo. 

Como fundadora y CEO de una compañía que ayuda a las personas a encontrar nuevos empleos y que está trabajando con muchos de esos ex-WeWorkers, la última década he ayudado a compañías con programas de respaldo a contratar rápidamente para nivelarlas. He visto estos ciclos una y otra vez y lo que los empleados no necesitan es un hombro para llorar, sino tips breves y útiles.

Los despidos están integrados en la naturaleza misma del ecosistema, donde la carrera del mercado exige una oleada parecida de hipercrecimiento. A menudo funciona y es la razón por la que que el año pasado las compañías de riesgo en Estados Unidos arrojaron un récord de $136 billones de dólares. Pero ocasionalmente, este crecimiento sobrepasa la realidad. 

WeWork despidió cerca del 20% de sus 12,500 empleados, con miles más subcontratados o eliminados de subsidiarias. Implosiones así generan titulares llamativos, por ejemplo un gran fondo de inversión de riesgo apostando audazmente pero mal. Un CEO independiente que huyó con un paracaídas de $1.7 billones de dólares, mientras que sus trabajadores apenas recibieron una indemnización de 4 meses. Sin embargo, WeWork es más una anomalía que un abanderado y ciertamente nada nuevo. Estas explosiones, ya sean por malversación o por un desgaste básico del mercado, han ocurrido por décadas.

Hace tres años, estuve en primera fila de una implosión similar en Zenefits, el fabricante de software de RH, que en algún punto estuvo valuado en $4.5 billones de dólares. A medida de que sus perspectivas aumentaban, trajeron a mi compañía para ayudar con la contratación de más de 100 personas. Entonces quedaron cortos con sus objetivos de ventas y los descubrieron haciendo trampa. El número de empleados en San Francisco y Tempe, Arizona, disminuyeron de 1600 a 500. Mi compañía volvió a la escena para ayudar a muchos de aquellos que fueron despedidos. Aún así, el mercado continúa avanzando, ya que a Estados Unidos no le falta invención y espíritu emprendedor.

Lo que aprendimos de este y otros incidentes es que ser despedido en masa no es la letra escarlata que la mayoría piensa. Aquí hay tres tips para sobrevivir la tormenta.

1. Muévete rápido

Hubo un tiempo en donde aquellos que fueron despedidos en masa fueron recontratados en volumen, ya que otras compañías tomaban equipos completos de las listas de los moribundos. Pero esto también significa importar culturas que quizá o quizá no encajen. Hoy las compañías no solo están buscando diversidad étnica o de género. También están tras la distinción en el trabajo y la experiencia personal.

Así que mientras en el pasado se consideraba que estabas dentro si ya habían contratado a seis de tus colegas, ese ya no es el caso. Ahora más bien significa que la compañía alcanzó su cuota de contrataciones con tu nivel de experiencia. Pero si no eres el primero en la puerta o un nuevo trabajo no llega rápido…

2. No te preocupes

Cuando una avalancha de personas con habilidades similares entra al mercado, existe una tasa de absorción natural que se mueve a cierto paso, pero la falta de éxito inmediato te presenta una ventana única. Usa tu indemnización para viajar, divertirte, ponerte al día con esas citas que has dejado pasar con el doctor y el dentista. Y lo más importante, recárgate. 

Pule tus habilidades, asiste a seminarios o a esa clase para la que no tenías tiempo, y conecta, conecta, conecta. Porque dentro de unos meses…

3. El mercado se volverá a abrir 

Los empleadores son inteligentes. Se dan cuenta de que la falla detrás de las compañías caídas por lo general reside encima de la mayoría de los empleados o son el resultado de fuerzas imprevistas del mercado. También entienden que ese repentino flujo de trabajadores capacitados es un momento de bonanza, no un encuentro con alguien con una letra escarlata. 

Lo que hemos encontrado en casos como el Zenefits y otros, es que después de la primera ronda de contrataciones hay un periodo de latencia de 3 a 6 meses. Aquí es cuando las condiciones cambian, los empleadores reexaminan sus necesidades y las nuevas rondas están a punto de comenzar. Si tienes un historial sólido de rendimiento, hay poco de qué preocuparse. Por cada caso de grandes titulares como el de WeWork, hay cientos, si no es que miles, de compañías en  búsqueda de nuevas contrataciones; justo como las hubo después de la reducciones en Tesla dos años atrás o las de Etsy el año anterior, o después de cualquier número de despidos en compañías que hoy son más fuertes y están contratando de nuevo. 

Sí, el futuro inmediato puede ser difícil ya que los inversionistas están demandando rutas más rápidas de rentabilidad y, en última instancia, una salida. Pero esto también es algo bueno. Los ejecutivos inteligentes leerán las historias de Uber y WeWork como una precaución, obligándose a tomar un acercamiento más sabio al ritmo del mercado. 

Estados Unidos tiene un historial de dos siglos de ingenio. Esto no va a desviarse por unos cuantos unicornios que no lograron cumplir con las altas expectativas. Siempre habrá accidentes desafortunados, pero también existirá la necesidad de buenas personas que ayuden a llevar la inventiva estadounidense al mercado.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur