Ocuparse o Preocuparse

Que el miedo no te paralice, existen múltiples alternativas que protegerán tu bienestar económico

Este artículo fue actualizado en Abril 14, 2020

Ante la crisis inminente a la cual nos enfrentaremos de manera Internacional, muchas compañías han decidido tomar medidas drásticas para salvaguardar sus intereses.

Century 21

Pequeñas, medianas y grandes empresas se han visto en la necesidad de reducir sueldos a todos sus empleados, han realizado olas de despidos, han ofrecido la opción de aceptar el salario mínimo o bien, ser despedido, entre otras medidas nada agradables.

Medidas en donde incluso los empleados más sobresalientes, se han convertido en un número más.

Situaciones como la que estamos viviendo actualmente, la pandemia del COVID-19, nos hacen recordar que tener un “trabajo seguro”, jamás será seguro.

Muchos dueños de empresas también han sido desfavorecidos económicamente, sin embargo, como en el juego de ajedrez, El Rey es la pieza más importante y pase lo que pase, siempre será en primero en ponerse a salvo.

Nosotros, los empleados, somos peones, algunos con más privilegios que otros, pero al final, peones.  Somos piezas en el tablero, las primeras en hacer frente a las empresas y normalmente, las primeras en irse de él.

Esta nota más allá de hablar sobre lo ya comentado en todos los medios, que bastante nos han saturado de información, se trata de redireccionar tu atención. Es momento para autoanalizarte y de realizar una vehemente introspección.

Es ahora cuando debes de tomar tu juego de ajedrez llamado vida y plantees una nueva partida.

 



¿Has reflexionado sobre si la forma en la que estás viviendo tu vida profesional es la que realmente quieres?

Caminos hacia el éxito profesional y ser una persona próspera hay muchos, sólo debes de elegir uno y el cómo. Si es dentro de una empresa porque pareciera ser “menos riesgoso” o bien, si decides tener tu propio negocio y enfrentarte con todas las consecuencias, pero al final, gozar los frutos de todo tu esfuerzo.

Es importante recalcar que, la coyuntura actual es temporal y debemos de tener siempre en cuenta que el dinero tiene un valor cambiante en el tiempo. Una máxima en finanzas dice “El dinero con el paso del tiempo pierde valor”.

El dinero recibas el día de hoy, vale más que la misma cantidad monetaria recibida en un mes.

Lo importante del dinero es su poder adquisitivo; por consiguiente, no es lo mismo poder disponer de 1 millón de pesos hoy que, por ejemplo, poder hacerlo dentro de medio año.

 

Lo más aconsejable es invertir en proyectos empresariales y obtener un rendimiento.

 

Antonio Del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), señaló para El Financiero que, con la crisis económica y el brote de coronavirus, es un momento de mayor oportunidad para invertir.

Las mejores oportunidades de inversión se dan en crisis y recesión. Esto se debe a que surgen bastantes necesidades y nuevos modelos de negocio para poder cubrirlas.

En estos tiempos siempre hay dos tipos de personas, los que lloran y los que venden pañuelos. Si continúas leyendo esta nota, muy probablemente seas de las segundas.

La pandemia mundial que atravesamos pone de manifiesto la necesidad de buscar alternativas para invertir.

Lo primero que debes de hacer es identificar tu perfil:

 

  1. Conservador: tienes poca tolerancia al riesgo, prefieres tener tu dinero seguro, aunque ganes poco.



     
  2. Moderado: Buscas mejores rendimientos, pero sin arriesgarte. Prefieres el balance entre rendimiento y seguridad.

     
  3. Arriesgado: Entre más riesgo, más rendimientos. Estás dispuesto a asumir las consecuencias, pero a cambio de obtener inversiones a largo plazo.

 

El conocer nuestro perfil como inversionistas, nos permitirá responder la pregunta clave que nos debemos de hacer antes de emprender:

 

¿Qué tanto quiero ganar? Y ¿cuánto estoy dispuesto a arriesgar para ganarlo?

Al igual que tú, personas que ahora son grandes empresarios, vivieron momentos de guerras, de crisis, terremotos y múltiples factores externos desafiantes y en lugar de quedarse inertes viendo noticias catastróficas y amarillistas, tomaron las riendas de la situación y las tornaron a su favor.

Más de la mitad del ranking de las 500 empresas de Fortune, revista global de negocios, fueron fundadas durante época de crisis y/o recesión económica.

 

Estos son unos ejemplos de empresas que se crearon en momentos difíciles y lograron tener éxito:

 

  1. Microsoft

    Fundada durante: La crisis económica de 1973.



     
  2. General Electric

    Fundada durante: El Pánico de 1870.



     
  3. FedEx

    Fundada durante: La crisis del Petróleo 1973



     
  4. CENTURY 21

    Fundada durante: La crisis de 1971-1973.

     
  5. Monopoly

    Fundada durante: La Recesión de 1930.

     
  6. Revlon

    Fundada durante: La Gran Depresión.

     
  7. Kraft

    Fundada durante: La Gran Recesión de 1930.

     
  8. Procter & Gamble

    Fundada durante: El Pánico de 1837.

     
  9. IBM

    Fundada durante: La Larga depresión, 1873-1896.

     
  10. General Motors

    Fundada durante: El Pánico de 1907.

 

 

Ninguna crisis es obstáculo para iniciar un nuevo negocio y la historia nos ayuda a confirmarlo.

No hay nada que despierte más la creatividad de una persona que cuando se confronta con situaciones retadoras.

¿Aún tienes dudas de si es un buen momento para emprender?

 

Valeria Oehmichen Gastélum

Directora Nacional de Expansión en CENTURY 21 MÉXICO

Ingresa Ahora