La lucha obrera que formó a Lulú y Pascual como los conocemos

Conoce el documental "Pascual: lucha obrera y cooperativismo" que narra cómo los trabajadores de la refresquera lucharon por sus derechos.

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
3 min read
This story originally appeared on México Desconocido

Por Rodrigo Osegueda

La historia es nuestra: Pascual, lucha obrera y cooperativismo es un nuevo documental que relata uno de los episodios exitosos de la vida obrera mexicana. Los protagonistas son los trabajadores de la refresquera Pascual, cuyo movimiento se tradujo en una sociedad cooperativa.

La producción, a cargo del director e investigador mexicano Carlos Mendoza Aupetit, es un largometraje que narra la lucha que se llevó a cabo entre los años 1982 y 1985. En aquellos años, los obreros se levantaron contra el propietario, Rafael Jiménez, contra el sindicalismo de la CTM y las autoridades de gobierno de Miguel de la Madrid y José López Portillo.

Historia de Pascual-Boing

La empresa Pascual S.A. fue fundada a inicios de 1940 por Rafael Jiménez. Inicialmente la empresa producía paletas, posteriormente agua purificada y finalmente refrescos. Después de probar un par de instalaciones, la empresa se instaló en la colonia Tránsito de la Ciudad de México en los años cincuentas.

Una vez ya instalados, la empresa se popularizó asociando al Pato Pascual con el eslogan “Fruta en su refresco”. Durante esos mismos años se lanzó el refresco Lulú y Mexi-Cola, que duró muy poco en el mercado debido al vandalismo de la refresquera Coca-Cola, quienes boicotearon a la empresa mexicana, ya que poseía mejor sabor.

Durante la crisis de los años ochentas, el gobierno decretó el aumento de los salarios. El dueño de Pascual se negó a la medida, argumentando que no le era posible económicamente. Los obreros contestaron con una huelga.

Después de tres años, y con la asesoría del comunista Demetrio Vallejo, el gobierno falló a favor del movimiento obrero. Para no pagar, Rafael Jiménez se declaró en quiebra. Entonces los obreros decidieron comprar los activos en remate, lo cual se tradujo en la fundación de la Sociedad Cooperativa Trabajadores de Pascual S.C.L.

Imagen: Vía México Desconocido

Una nueva crisis

La cooperativa mantuvo ocupadas las mismas instalaciones por arrendamiento hasta 1985. Victoria Valdez, viuda y heredera de Jiménez, se negó a renovar los contratos. Pese a ello, la cooperativa se negó a abandonar los terrenos y continúo funcionando con apoyo del gobierno.

En 1989 Valdez demandó a Pascual y ganó el caso en 2003. Para evitar el desalojo, el entonces jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, expropió los terrenos. En 2005 la expropiación fue cancelada por considerarse que no tenía utilidad pública ni era una actividad esencial. La refresquera argumentó que la mudanza ponía en riesgo la supervivencia de la empresa.

Imagen: Vía México Desconocido

Keep Reading

Latest on Entrepreneur