Frody: la nevería mexicana que nació en un food truck y hoy tiene 38 sucursales

El éxito de esta marca que nació en el Ajusco se debe a la innovación de productos y a una comunicación en redes sociales muy amigable con el consumidor.

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La idea fue la venta de helado a través de un food truck; y luego crecieron con un camión más. Así inició hace 11 años la heladería Frody. En los dos primeros años el fundador se dio cuenta de que de esta manera no iba a poder escalar su negocio sobre ruedas. Así que decidió abrir la primera sucursal de su nevería en el Ajusco en la Ciudad de México. 

Inició con cinco sabores: pay de limón, galleta, cajeta, mamey y piñón. Pero él sabía que tenía que ofrecer algo diferente al consumidor y aumentó la variedad de sabores hasta llegar a 48 el día de hoy. ¿Los más innovadores? Algodón de azúcar, vino tinto, chocolate abuelita, Duvalín y mazapán. ¿El más vendido? El del conejito de Turin. Al final de este año van a lanzar el helado de churro. En diciembre los sabores son sidra y bastón de caramelo. 

Al mismo tiempo que el fundador ponía en marcha su local del Ajusco, generaba el concepto de la marca con un pensamiento claro: revivir ese paseo con la familia o amigos hacia la nevería de la colonia. Hoy son cinco socios. Todos emprendedores mexicanos.

Platicamos en entrevista para Entrepreneur en Español con Beatriz Rodríguez, directora comercial y socia de Frody. Lamentablemente los demás socios no permiten dar sus nombres por políticas de la empresa relacionadas con seguridad. Desgraciadamente ya tuvieron un incidente y están un poco temerosos. 

De un food truck donde vendían 50 litros de helado al día. Hoy comercializan 1,600 litros diarios aproximadamente. Frody tiene 230 empleados y 38 sucursales (33 en la Ciudad de México y cinco en Cuernavaca). En ventas han crecido a doble dígito. El 80% de las neverías son corporativas; y solo ofrecen franquicias regionales. No comercializan franquicias unitarias. 

“De repente la gente piensa que a uno se le ocurre el concepto, lo lanzas y es exitoso. A nosotros nos llevó seis años de prueba y error constante, hasta llegar a un concepto ganador que realmente genera un impacto en el consumidor”, expresa Beatriz Rodríguez, directora comercial y socia de Frody.  

Beatriz Rodríguez, directora comercial y socia de Frody / Imagen: Cortesía Frody

La combinación de éxito

Fueron dos años en los food trucks y cuatro años en la primera sucursal del Ajusco, donde pudieron afinar todo el concepto y tener procesos totalmente estructurados. Después decidieron abrir la segunda heladería en Coyoacán; y ya comprobaron que el concepto era un éxito; el cual se debe a la combinación de dos cosas:  

1. Innovación de los productos

El crecimiento de esta empresa mexicana se basa en no conformarse con ser una nevería tradicional, sino innovar con sabores que no ofrece la industria. Además de los 48 sabores de helados han lanzado paletas endulzadas con estevia. También venden un helado de pepino para perros que se sirve en una canastita y empaque especial. Tienen paletas con sorpresas adentro como un Bubulubu, mamut o gomitas; y helados decorados con caritas.  La clave está en ofrecer cosas diferentes constantemente.  

2. Innovación en la comunicación de la marca

En Facebook han logrado una interacción impresionante gracias a la creación de Frody y sus amigos. La gente se comunica con mucho realismo con Frody (un oso que ama el frío y es el personaje principal). En Facebook las personas hablan con Frody como lo haces con un amigo. “Nuestra comunicación digital ha sido un caso de éxito tanto en nuestra industria como en otras. Porque mantenemos una congruencia entre lo que comunicamos y hacemos como compañía. Mi recomendación es tener un plan de comunicación totalmente innovador hacia el consumidor para captar su atención”, comparte la socia de Frody. 

Algo más que ofrece Frody es la rapidez del servicio. El que te atiende, te cobra. En las sucursales tienen a toda la gente capacitada para vender y cobrar; lo cual acelera el proceso de venta y aumenta la capacidad de recibir a muchas más personas. Frody, el fundador de la empresa, como señala su página web, dice: ¡Mi servicio no tardará más de 2 minutos por persona!

El mayor reto: la expansión de la marca 

El enfoque de esta empresa mexicana es posicionarse de la manera más rápida y efectiva en la Ciudad de México. “Pues si tienes ganada la CDMX ya llevas mucho avance porque es el consumo más fuerte de todo el país”, asegura la entrevistada. 

Desde hace tres años los empresarios de Frody han abierto 10 sucursales cada año. El monto que se requiere para remodelar un establecimiento hasta el punto de estar listo para una apertura es de 700,000 pesos.  “Nuestro plan de crecimiento es abrir 10 sucursales cada 12 meses durante los siguientes cinco años”, explica. 

El siguiente paso para la compañía una vez que logren el posicionamiento de Frody en la Ciudad de México y Estado de México, será continuar con la réplica del concepto hacia el interior de la República. Para los socios naturalmente sería Puebla y Querétaro, y luego otros estados. 

“La marca está hecha para cualquier consumidor mexicano. Si tú vas a una de nuestras neverías, todo está armado para que la persona que sea (no importa su nivel socioeconómico) se sienta identificada con el concepto y la experiencia de Frody. Esto nos permite estar en cualquier tipo de colonia”.  

El concepto que ofrecen es igual en todas las sucursales, así como los precios. No cambian por zona ni sabor. Pues un helado de piñón es mucho más caro producirlo que la nieve de limón o tamarindo, por ejemplo. “El que la experiencia sea la misma en todos lados y el no hacer una diferencia en precios son dos fortalezas muy grandes que nos dan la oportunidad de tener una expansión hacia cualquier lugar”, concluye Beatriz Rodríguez, directora comercial y socia de Frody. 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur