Vacuna COVID-19: Estas son las candidatas más desarrolladas para luchar contra el virus

De 125 proyectos, ahora solamente 5 de ellos participan en la carrera por convertirse en la próxima vacuna contra el coronavirus. Conócelos.
Vacuna COVID-19: Estas son las candidatas más desarrolladas para luchar contra el virus
Crédito: National Cancer Institute vía Unsplash

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Staff
7 min read

Al día de hoy, la vacuna contra el coronavirus es percibida como un tesoro a los ojos de todas las naciones alrededor del mundo. La llegada de esta vacuna no solamente promete detener la propagación del virus para regresar a la normalidad, también promete a las economías recuperarse de un golpe tan fuerte.

Es claro que el confinamiento ha sido un punto clave para disminuir los índices de contagio, sobre todo en los países más poblados. No obstante, las personas cada vez tienen más necesidades y la única forma de poder volver gradualmente a la vida normal sin caer en rebrotes o crear nuevos grupos de contagio, es con una vacuna para protegerse.

Por ello, más de 140 laboratorios y empresas farmacéuticas han estado trabajando duro desde el día uno en la investigación y el desarrollo de una vacuna que sea capaz de erradicar el virus. Del mismo modo, el proceso ha sido sumamente acelerado y el tiempo de espera para saber si este mecanismo de inmunidad es seguro se ha reducido significativamente frente a los más de 10 años que se tenían que esperar un tiempo atrás.

Foto: Depositphotos.com 

Ante esto, surge una iniciativa lanzada por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos que se denomina “Warp Speed”. El objetivo de esta operación es crear una alianza entre el gobierno, las instituciones y la industria farmacéutica con el fin de lograr proporcionar 300 millones de dosis de una vacuna efectiva antes de que termine el año.

El plan contaba con 125 posibles vacunas pero para mayo de este mismo año, la lista de candidatos se redujo a solo 14. No obstante, de esas 14 solamente cinco se encuentran en la última fase de ensayos clínicos, por lo que se convierten en las únicas candidatas a ser la próxima vacuna contra el SARS-CoV-2.

Por ello, un artículo publicado en la revista científica Journal of American Medical Association (JAMA) analiza a estos cinco candidatos, así como su impacto económico. Estos proyectos tienen como objetivo impedir la unión del coronavirus a las células del cuerpo humano, así como su replicación.

El ARN mensajero

Asimismo, algunas de estas vacunas están basadas en ARN mensajero. Lo que significa que diseñan un ARNm, que es el paso intermedio entre la traducción del ADN y la producción de proteínas en las células, para producir una sustancia llamada antígeno, que es la que va a buscar obtener una respuesta inmunitaria al virus para que pueda fabricarse dentro las propias células sin causarles daño pero logrando que el cuerpo humano reaccione con la producción de defensas.

Foto: Depositphotos.com 

Estas vacunas tienen una ventaja, que es que evitan introducir al cuerpo partes del virus como tal, lo que da mayor seguridad. La desventaja es que el ARNm se puede descomponer muy fácilmente.

La vacuna de Moderna, compañía de biotecnología estadounidense, es una de las cinco que se está elaborando bajo esta metodología. Esta vacuna concluyó la fase 2 de sus ensayos con 600 participantes adultos. Para la fase 3, está respaldada por una inversión de 438 millones de dólares que le brindó la Autoridad de Investigación y Desarrollo Avanzado Biomédico (Barda).

Otra de las candidatas que utiliza esta metodología es la de la empresa farmacéutica Pfizer en conjunto con BioNtech, empresa alemana de biotecnología. Por el momento, la vacuna está por concluir su fase 2 de ensayos y están en busca de determinar si se deben usar una o dos dosis para mayor efectividad. 

Vectores virales verticales

La base de estos proyectos es la inserción de virus atenuados al cuerpo humano para garantizar la producción de anticuerpos y una replicación inofensiva del virus.

No obstante, las vacunas que trabajan bajo esta metodología no utilizan el virus SARS-CoV-2 atenuado, sino, otros virus con capacidad de replicación que contienen genes productores del coronavirus sin dañar al cuerpo humano, es decir, introducen virus que contienen parte del material genético del COVID-19 para “engañar” al sistema inmune.

Merck Sharp & Dome, farmacéutica con sede en Nueva Jersey, también cuenta con un respaldo económico por parte de Barda (38 millones de dólares) para introducirse en la competencia. Esta compañía fue reconocida por utilizar el virus de la estomatitis vesicular recombinante en una vacuna contra el ébola.

Vacuna de vectores por replicación de adenovirus defectuosos

Esta metodología recurre a la utilización de adenovirus defectuosos. Los adenovirus son una familia de virus que puede provocar infecciones tanto en humanos, como en animales, y afecta principalmente las vías respiratorias y las mucosas. Entonces, estos adenovirus, humanos o de simios, se utilizan para replicar el SARS-CoV-2 y producir una espiga del coronavirus en células humanas.

La aplicación clínica de esta técnica se ha utilizado únicamente para prevenir la rabia en animales y nunca se ha utilizado para la prevención de enfermedades en humanos.

Johnson & Johnson y AstraZeneca son las últimas dos candidatas que le apuestan a esta técnica. 

Por un lado, Johnson & Johnson ya inició la fase 3 de sus ensayos con un apoyo de 456 millones de dólares. Asimismo, utiliza el vector del adenovirus humano tipo 26, el cual, no tiene potencial de causar una infección en las células del cuerpo humano.

Del mismo modo, AstraZeneca también ha dado comienzo a la fase 3 de sus ensayos e incluso, indicó en julio pasado que si todo sale bien, tendría lista la vacuna para el mes de septiembre y la vendería a precio de costo, es decir, sin obtener ganancias extra. AstraZeneca trabaja en conjunto con la Universidad de Oxford con un vector de simio. Este proyecto ha recibido una inmensa inversión de mil 200 millones de dólares por parte de Barda.

Existe una variedad de opciones que prometen un futuro alentador. No obstante, el lunes 3 de agosto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que a pesar de que existan varias vacunas en su fase final de pruebas, quizás no vaya a existir una “vacuna perfecta” que sea la “solución mágica al coronavirus”, de acuerdo con reportes de la BBC.

Del mismo modo, debemos tomar en cuenta que sea cual sea el desenlace de esta carrera, tenemos la responsabilidad de estar atentos a las medidas de seguridad por parte de los organismos de salud internacionales para acelerar el proceso en el que regresaremos a esta “nueva realidad”.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur