Guía rápida para organizar tu cartera y salirte de la casa de tus papás

¿Te has preguntado cómo es que tu papá se compró dos casas, dos carros, tuvo 7 hijos y pudo hacerse cargo financieramente de todo a tu edad?
Guía rápida para organizar tu cartera y salirte de la casa de tus papás
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
3 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

¿Te has preguntado cómo es que tu papá se compró dos casas, dos carros, tuvo 7 hijos y pudo hacerse cargo financieramente de todo a tu edad? Pues no es una casualidad. Según estudios de la UNAM, de 1987 a la fecha hay un descenso del poder adquisitivo de entre 70 a 80 por ciento. Es decir, que si hacemos el mismo trabajo que hacia nuestro padre ganaremos solo el 20% de lo que él ganaba.

¿Sorprendido? Hay más datos.

Según la Condusef, la generación millennial (que está compuesta por las personas nacidas entre 1981 a 1995), gasta hasta 65% de sus ingresos en rentar casa o departamento, lo que ocasiona que habitualmente estén endeudados hasta por el doble de lo que ganan mensualmente.

El 42% de los jóvenes de 20 a 25 años que rentan un departamento lo comparten y hay que recordar que los millenial suman 30 millones en México según datos del INEGI. Y es que cuando nos asalta la idea de vivir solo ya más o menos hicimos un cálculo mental de que financieramente estamos en posibilidades de hacerlo. Sin embargo, hay algunas cosas que hay que hacer antes.

El presupuesto

Lo primero, como siempre, es el presupuesto. Como dije antes, al querer independizarse se tiene al menos un cálculo mental de si nos alcanza o no. Sin embargo, lo saludable es hacer un presupuesto personal que nos diga exactamente en dónde estamos parados financieramente. Y esto hay que hacerlo por lo menos tres meses consecutivos antes independizarse para ver si realmente podemos hacer frente al gasto.

Evalúa el costo de vida

Sondea los precios de la zona, agua, luz, gas, renta, servicios, transporte, centros comerciales, etc. Parece algo lógico, pero muchas veces se omite hacer este análisis antes de rentar un lugar para vivir.

Evalúa el costo de oportunidad

El costo de oportunidad es lo que pierdes por hacer algo en cambio de hacer algo más. Es decir, ¿de verdad es necesario que vivas solo ya? ¿O puedes invertir ese dinero en un negocio o en tu educación para estar financieramente más preparado a la hora de dar el salto?

Cuáles gastos no debes recortar

No reduzcas tu gasto en tecnología, acceso a la información y educación, ya que reducir tu inversión en estos rubros tiene consecuencias sobre la potencial generación de ingresos futuros, por lo que en lugar de ser un ahorro, se convierte en un error financiero.

Postdata

Al igual que con las deudas, el monto que utilices para este rubro no debe sobrepasar el 30% de tus ingresos netos mensuales.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur