Esta empresa quiere darle una vida útil a los desechos de coco de grandes fábricas

Oh My Coco fue creada por Mariana Rodríguez, emprendedora que busca ayudar al planeta con sus productos.

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.
  • Dentro de los productos de Oh My Coco se encuentran bowls, cubiertos como cuchillo, tenedor, cucharas; popotes, cepillos dentales y otros.

Nuestro planeta nos necesita y los emprendedores lo saben. Mariana Rodríguez, una ingeniera que trabaja en una empresa de tecnología, a quien le encanta cocinar y preparar platillos en smoothie bowls quiso encontrar una manera de hacerlos más sustentables y amigables con el ambiente. 

“Estaba buscando una opción que fuera totalmente ecológica, que tuviera un plus, que además de que me gustara mucho ayudará de cierta manera al medio ambiente y fue así como descubrí esta manera de reusar los cocos, y me gustó mucho”, dice Mariana Rodríguez en entrevista con Entrepreneur en español.

Así fue como hace dos años nació Oh My Coco, empresa mexicana de utensilios sustentables creados con desechos de coco. Mariana inició con una inversión de seis mil pesos mexicanos (279.92 dólares al tipo de cambio del 8 de octubre de 2020) y hasta el día de hoy ha facturado alrededor de un millón de pesos. 

De desechos a utensilios que podrías usar de por vida 

Dentro de los productos de Oh My Coco se encuentran bowls, cubiertos como cuchillo, tenedor, cucharas; popotes, cepillos dentales y otros. Estos productos deben tener un cuidado especial que se puede encontrar en la página oficial de la marca. 

Los utensilios de esta empresa son reciclados de desechos de grandes compañías que utilizan la comida o agua del coco como materia prima y desechan las cáscaras que son consideradas como desperdicio. “Ayudas al medio ambiente porque son cáscaras que iban a ser desechadas, que las iban a quemar y nosotras las rescatamos para darle un segundo uso”, explica Mariana.  

La emprendedora comenta que con el uso y el cuidado adecuado sus artículos son duraderos e incluso si ya no los quieres utilizar para comer puedes colocar los bowls, por ejemplo, en tu jardín y transformarlos en macetas. 

Asimismo, asegura que sus productos estrella son el bowl original que tiene un precio de 230 pesos mexicanos y el kit zero waste con un precio de 550 pesos mexicanos. “Nos preocupamos porque todo sea sustentable, desde los utensilios hasta los empaques en los que los entregamos, son cajas biodegradables”.

Imagen: Oh My Coco vía Facebook.

Oh My Coco se encuentra en más de 10 tiendas orgánicas a nivel nacional y en HEB, sus productos también se pueden adquirir en su página oficial, Amazon y Mercado Libre.

Mariana comenta que su mercancía vienen principalmente de Vietnam ya que las fábricas con más desechos de esta planta se encuentran ubicadas en esa parte de Asia, aunque en sus planes está comenzar a trabajar con desechos de compañías ubicadas en México.

Emprender al 100% sin miedo al éxito 

Un día su hermana le dio la idea de participar en Shark Tank México que se transmite todos los viernes a las 22:00 horas por Canal Sony, la emprendedora buscó en internet los requisitos, decidió inscribirse y fue seleccionada. 

Mariana pidió 800 mil pesos (40 mil dólares aproximadamente) por el 25% de su empresa. Sin embargo, tras las preguntas de los sharks y la negociación, la emprendedora no recibió la inversión. 

Imagen: Shark Tank México

Pero, la empresaria no se da por vencida pues su sueño es dedicarse a su marca al 100%, aunque ahora mismo lo hace mientras trabaja en una empresa de tecnología, su meta es “sacar Oh! My Coco adelante”. 

Por el momento sus planes son optimizar su plataforma en línea y seguir extendiéndose en los canales de ecommerce, ya que debido a la pandemia es la vía por la que ha logrado tener más ventas. 

La emprendedora se ha vuelto una experta en combinar su trabajo de base con el desarrollo de su marca y por eso nos regala un par de consejos para personas que aún siendo empleados se atreven a emprender: 

  1. Es difícil pero no imposible, no se den por vencidos, siempre hay tiempo, las empresas van a crecer a tu ritmo y no al de los demás, tómate tu tiempo. 

  2. No tengan miedo a emprender mientras trabajan, aquí la organización lo es todo “si se organizan pueden lograrlo”. Deben tomar en cuenta que tendrán más trabajo que cualquier otra persona, pero la clave está en empezar sin miedo.

Siempre persigue tus sueños, siempre puedes encontrar el momento en el día, el tiempo para conseguir tus metas y sueños que te propongas”, culmina Mariana. 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur