¿Cómo saber si un crédito es fraude?

Si te ofrecen créditos con muy pocos o nulos requisitos (el más común es decir "Sin Buró" o "No checamos Buró"), ¡corre!
¿Cómo saber si un crédito es fraude?
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
4 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Durante más de nueve años he dirigido Prestadero, una fintech de crédito online. En este lapso he escuchado un sinnúmero de historias de personas que son víctimas de empresas fraudulentas de crédito; es decir, empresas que prometen un crédito con pocos requisitos, pero que al final piden un anticipo para poder liberar el monto que jamás es depositado al solicitante.
El modus operandi de estas financieras patito es prácticamente el mismo:

  • Ofrecen créditos con muy pocos o nulos requisitos (el más común es decir “Sin Buró” o “No checamos Buró”).
  • Reciben tu solicitud y te comentan que el crédito está autorizado.
  • Te piden el depósito de un anticipo para poder hacerte entrega del crédito (argumentando gastos de análisis, gastos administrativos, gastos de envío de contrato, entre otros).
  • Una vez que depositas el anticipo, jamás ves tu crédito y te dejan de contestar o desaparecen.

Sé que algunos lectores dirán que es muy fácil evitar este tipo de fraudes y que jamás caerían en tal decepción. Pero la combinación de la necesidad, la falta de educación financiera y la sofisticación de los tramposos sigue generando personas defraudadas. Hay empresas que tienen portales de Internet, que argumentan tener su proceso validado ante notario, que inclusive te envían una foto del cheque a tu nombre para convencerte de que ya está el crédito autorizado antes de desaparecer con tu anticipo. 

Entonces, de una vez para siempre, he decidido desenmascarar a estas empresas con un proceso sencillo para detectar si el crédito es o no fraude. Sólo deberás seguir este diagrama de flujo para saber si se trata de una empresa legítima o se trata de un fraude:

Imagen: Cortesía Prestadero

Algunos escépticos preguntarán por qué no hay una situación legítima en la que la financiera te pida un anticipo para un crédito. ¿Pero por qué pedirías un anticipo si perfectamente puedes cobrar una comisión de apertura y restarla del crédito depositado?  Simplemente no hace sentido, a menos que exista la posibilidad o la certeza de que no otorgarás el crédito solicitado.

Hay muchas maneras de identificar si se trata de un fraude, pero siempre, cuando se trata de un fraude, te piden un anticipo. Otras maneras comunes de identificar las empresas fraudulentas son:

  1. Te piden crédito con mínimos o nulos requisitos.
  2. A pesar del punto 1., el crédito que te ofrecen es a tasas envidiables.
  3. No son empresas constituidas (aunque para esto hay que acudir al Registro Público de la Propiedad).
  4. Al buscar reseñas en Internet, te das cuenta de que no hay rastro de la empresa o las reseñas son pésimas donde ya alguien se quejó del fraude.
  5. Utilizan Whatsapp o Facebook para contactarte, y te piden enviar información a un correo no institucional (como Gmail, Hotmail, Yahoo, etc.).
  6. Sus portales de Internet (si es que tienen), son extremadamente básicos y sin funcionalidad.
  7. Utilizan nombres de empresas legítimas para decir que van a conseguir el crédito de dicha empresa, pero en realidad no tienen correo institucional, y de nuevo, te piden anticipo cuando la empresa legítima no lo hace.

Como verás, hay muchas estrategias y técnicas para engañar, pero si estás en esta situación, sigue el diagrama de flujo que desarrollé y jamás caerás en este sofisticado engaño. Ya basta de que sigan proliferando estos engaños y abusen de la necesidad de la gente. 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur