He tenido pensamientos suicidas como emprendedor. Así es como aprendí a lidiar con la depresión

Estos son los errores que cometí y las lecciones que aprendí como emprendedor.
He tenido pensamientos suicidas como emprendedor. Así es como aprendí a lidiar con la depresión
Crédito: Fernando @cferdo vía Unsplash

Entrepreneur's New Year’s Guide

Let the business resources in our guide inspire you and help you achieve your goals in 2021.
12 min read
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.
  • Habla de los eventos de tu pasado. 
  • Médita durante más de 10 minutos. 
  • Debes estar bien con parecer realmente estúpido frente a la gente. 
  • Empieza a crear el hábito de decir "sí" a la conexión social.

Con la cabeza entre las manos, las lágrimas fluyendo por mi rostro, los sentimientos de miedo, preocupación, abrumado y tristeza se apoderan de todo mi cuerpo, tanto que mi reacción instantánea sería auto-lesionarme. Mi secuencia fue así: alcohol, humo, drogas (típicamente cocaína), apuestas. Pasó una y otra vez durante años. En ese momento, no tenía idea de que mis adicciones estaban relacionadas con el bullying que no se había desvanecido de mi infancia y que lo opuesto a la adicción es, de hecho, la conexión. Estaba tan desconectado de mí mismo y de los demás que no sabía quién era.

Mi impulso para tener éxito fue fuerte y en 2015 mi empresa generó su primer millón de dólares en ingresos. Pasé de vivir en la habitación de un amigo en Bristol, Inglaterra, a mudarme a La Jolla, California en 2016.

Cuanto más éxito material obtenía, más solo me sentía. Conseguí mi primer Ferrari (alquilado) a un mes de mudarme a los Estados Unidos y lo conducía hasta la playa y daba vueltas para que la gente me mirara. Cuando mi relación de codependencia finalmente se rompió, actualicé el auto a una versión de 240,000 de dólares y me mudé a una casa más grande de 1.5 acres (6,070.28 metros cuadrados), esta vez con una cancha de baloncesto. La llamé "El Rancho".

Mi comportamiento provino de la falta de amor por mí mismo y necesitaba sanar. Ya no festejo, ni consumo drogas, dejé eso hace mucho tiempo. Mi último trago fue en junio de 2017 y, si bien mi vida ciertamente no es perfecta, estoy en el mejor lugar emocionalmente que nunca.

Imagen: Depositphotos.com

Lo que quiero compartir con ustedes aquí es lo que me funcionó para superar no solo mi depresión, sino también mi ansiedad, mis gastos excesivos, el miedo al juicio y, sinceramente, incluso el terror de mirar a la gente a los ojos. Las tasas de suicidio son notoriamente altas entre los empresarios, y mentiría si dijera que no tuve pensamientos suicidas en mis momentos más oscuros.

[Nota del editor: si tienes pensamientos suicidas, puedes llamar al Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono (SAPTEL) a través del número (55) 5259-8121. También puedes marcar al Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, mediante los teléfonos (55) 5655-3080 y (800) 953-1704]

1. Habla de los eventos de tu pasado

Empiezo con lo más importante aquí porque tuvo el mayor impacto en mí. Durante muchos años tuve vergüenza por eventos de mi pasado (por ejemplo, tuve experiencias sexuales con otros chicos cuando era joven) de los que nunca quise hablar. A estos los llamo "Black Balls". Estos son los eventos de la línea de tiempo de tu pasado que se han mantenido ocultos. Son tu(s) secreto(s), lo que te llevarás a la tumba. Lo que sucede cuando mantenemos esto encerrado es que no aceptamos quiénes somos. Esto es muy perjudicial para el sistema nervioso. Cuando los eventos del pasado no se resuelven, causan conflictos internos y caos. Esta es, con mucho, una de las mayores causas de depresión en mi experiencia. Supresión = depresión.

2. Medita durante más de 10 minutos

Muchos directores ejecutivos y emprendedores me dicen que no tienen tiempo para meditar, pero también están estresados y deprimidos. Cuando comencé mi viaje de meditación, usaba aplicaciones como Calm y Headspace durante 5-10 minutos, lo que me ayudó un poco, pero no fue hasta que fui a la India en un viaje de la Asociación Platino con Tony Robbins que comencé a aprender un mucho más profundamente sobre la importancia de meditaciones más largas y consistencia para profundizar en mi subconsciente y sanar. En mi experiencia, romper la marca de los 30 minutos y luego cambiar a la hora es el movimiento que cambia el juego, pero pocos pueden hacerlo sin la estructura y la responsabilidad adecuadas. Sólo "lo entiendes" cuando llegas allí.

Imagen: Omid Armin vía Unsplash

3. Debes estar bien con parecer realmente estúpido frente a la gente

Pasé años preocupándome por lo que la gente pensaba de mí y tenía ansiedad social. Como mencioné, no podría mirar a la gente a los ojos, especialmente a los hombres, porque los hombres me intimidaban. Un gran cambio que sucedió en mí fue cuando comencé las clases de comedia de improvisación porque me vi obligado a salir de mi zona de confort. Después de 8 semanas completas de clases de improvisación (las puedes encontrar localmente o en línea), prácticamente eliminé mi ansiedad social y comencé a salir más. La improvisación te saca de la cabeza y te lleva al momento presente, lo opuesto al comportamiento compulsivo, errático e impaciente que es normal cuando estás en la carrera por "aplastarlo".

4. Empieza a crear el hábito de decir "sí" a la conexión social

Quiero que consideres que tu negocio bien podría ser una adicción para ti. Recuerda, una adicción es algo que no puedes detener. El impacto de esto, especialmente en las relaciones, es devastador. Paso mucho de mi tiempo ayudando a los emprendedores primero a restablecer una conexión con ellos mismos, pero luego con las personas que los rodean y que involuntariamente se han apartado debido a su adicción. Una forma muy rápida de empezar a cambiar las asociaciones mentales del cerebro es cambiar el hábito de "no" por "sí" cuando se le invita a conectarse. Mis dos excusas fueron "estoy demasiado ocupado" o "estoy demasiado cansado". Ambas fueron declaraciones de autosabotaje para mantenerme a salvo del rechazo.

5. Elige calmarte de manera saludable

Tenemos calmantes saludables y no saludables. Un alivio saludable sería caminar, escuchar música y estimular el cerebro de una manera que no dañe el cuerpo. Un método poco saludable sería, por ejemplo, el alcohol, las drogas, etc. El impacto de un calmante poco saludable es que esto reduce la energía, lo que luego afecta los pensamientos, actitudes, creencias y nuestra confianza. Con el tiempo, esto comienza a erosionar otras partes de tu vida. Nos volvemos agitados, irritables, frustrados y difíciles de estar cerca. Para mí, tuve que cambiar mi entorno personal. Un pingüino puede prosperar en la Antártida, pero no en el Sahara. Elige tu entorno sabiamente y está dispuesto a decir no a los 'amigos' que te presionan.

6. Desarrolla tu inteligencia empresarial emocional

Los de alto rendimiento que son exitosos y profundamente realizados tienen altos niveles de inteligencia emocional y la forma más importante de desarrollar la inteligencia emocional es a través de la autoconciencia. Desarrollamos la autoconciencia yendo hacia adentro, disminuyendo la velocidad, teniendo los entrenadores, mentores y guías adecuados para romper los patrones habituales. Este es el proceso de llevar algo del inconsciente al conocimiento consciente, lo que nos permite elegir tomar una acción positiva. Por ejemplo, si has tenido 30 años de problemas de ira que están afectando tu matrimonio y las relaciones con tus clientes, y no sabes que esta ira es causada por la partida de tu padre cuando tú tenías 10 años y no se ha resuelto enérgicamente, continuará el enojo. Cuando te das cuenta, ves qué causa el patrón y puedes avanzar hacia la curación.

Imagen: Jonathan Borba vía Unsplash

7. Sé consciente de tus indicadores emocionales clave (KEI por sus siglas en inglés) 

A los propietarios de negocios les encantan los indicadores clave de rendimiento (KPI), pero cuando se trata de mejorar nuestra salud mental, los indicadores emocionales clave son increíblemente importantes, ya que pueden comenzar a reducir drásticamente la depresión. La próxima vez que te sientas bien, comienza a escribir todo lo que te afecta negativamente. Notarás cómo tu energía cambia y tus pensamientos pasan de positivos a negativos. Una vez que hayas identificado el desencadenante, comenzarás a tomar conciencia de lo que puedes necesitar para curarte o trabajar con un profesional en lugar de permitir que la afectación continúe. Si, por ejemplo, es una publicación de una expareja, podría ser tan simple como quedarte dormido al verlo durante un cierto período de tiempo mientras resuelves el dolor de la ruptura.

8. Desarrolla una rutina energética saludable

Si bien muchos hablan de los beneficios de una rutina matutina o nocturna, es importante mirarla desde una perspectiva enérgica. Si fueras una batería y tu energía estuviera al 10%, tus pensamientos serían negativos. Así que todos los días, es tu trabajo asegurarte de tener mucha energía. En un nivel fundamental, esto está en relación directa con tus hábitos consistentes con la meditación, la nutrición, el ejercicio y el sueño. Descubrí que cuando alguien sigue de manera constante durante un mínimo de 42 días con estos hábitos, cambia a un nuevo nivel de desempeño en el que comprende cómo se puede sentir frente a cómo se sintió. Esto se debe a que nos acostumbramos a sentirnos "normales", cuando en realidad se trata de muy poca energía, mucho estrés y preocupación. Esto no es normal para un emprendedor, es la zona de peligro.

9. Descubre de quién temes más el juicio

Cuando alguien me dice: "me preocupa lo que piense la gente", mi primera pregunta es: "¿Es gente o es una persona?" Si te pidiera que compartieras tu nuevo libro con una persona cualquiera de la calle, probablemente no estarás demasiado preocupado, pero si fuera tu exjefe o padre a quien le has atribuido una gran carga emocional, entonces habría un miedo más fuerte. Una vez que podamos identificar a la persona a menudo influyente o respetada que tiene el peso emocional, puedes comenzar a resolver eso, pero comprender que será doloroso antes de que te sientas bien. Tienes que estar dispuesto a pasar por el dolor emocional de resolver el problema, o tus patrones de miedo continuarán.

10. Ingresa a F.E.A.R. (Evidencia falsa que parece real)

Los avances en la depresión vienen del otro lado del miedo. En el estado de miedo, estamos pensando en algo que no nos sirve. La próxima vez que sientas miedo, comienza a tomar conciencia de lo que estás pensando. Imagina un avión con un adulto y un niño. El avión comienza a balancearse de lado a lado y el niño está feliz y sonriente, pero el adulto está completamente asustado. ¿La razón? Lo más probable es que el adulto esté sacando referencias mentales de películas o noticias de accidentes aéreos, con el máximo temor a la muerte. Debido a que el niño no tiene las mismas referencias, el cerebro no lleva esas historias al momento presente que apaga el cuerpo. Sé consciente tanto de lo que estás pensando como de las historias que estás creando.

11. El calendario de la felicidad

Imagen: Thought Catalog vía Unsplash

La mayoría de las personas ponen en su calendario actividades que reducirán la energía y causarán depresión. La próxima reunión de la junta, la actividad de marketing que no disfruta. Necesito que veas tu calendario como un calendario energético. Si no miras tu calendario y no te sientes bien, probablemente no tengas nada que esperar. Cuando comienzas a mirar tu calendario esta semana, puedes estar emocionado, alegre y entusiasmado por tu semana en lugar de estar estresado por ella incluso antes de que comience. Antes de comenzar tu semana laboral, comienza a tomar conciencia de las cosas que podrían llevarte a la depresión y sácalas de tu calendario. Empieza a diseñar tu vida en torno a sentirte bien.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur