Una barista de Starbucks asegura que fue despedida por no querer usar un playera del 'Pride'

Betsy Fresse inició un proceso legal contra la cadena de cafeterías.
Una barista de Starbucks asegura que fue despedida por no querer usar un playera del 'Pride'
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Staff
3 min read
  • A Betsy Fresse se le notificó el 22 de agosto de 2019 que había sido despedida porque “su comportamiento no estaba en conformidad con los valores fundamentales de Starbucks”.
  • Según el aviso de separación, la mujer supuestamente les dijo a sus compañeros de trabajo que necesitaban a Jesús cuando les entregaron la playera. 

Una barista demandó a Starbucks en Nueva Jersey alegando que la cadena de cafeterías la despidió por no querer usar una camiseta del “Orgullo Gay” (Pride) debido a sus creencias religiosas como cristiana. 

De acuerdo con la NBC, en junio de 2019, Betsy Fresse y sus compañeros de trabajo asistieron a una reunión con el gerente donde ella vio las camisetas de Starbucks Pride. Luego de que la habitación se despejara, la mujer preguntó si se les exigiría usarla durante los turnos, a lo que, según Fresse, el gerente respondió que no. 

En semanas posteriores a la reunión, la barista fue contactada por la línea de ayuda de ética y cumplimiento de Starbucks con respecto a su solicitud de no usar la playera del orgullo. En la demanda se explica que ella le dijo al representante de ética que no quería usar la camiseta “porque sus creencias religiosas le impedían hacerlo”, según el medio estadounidense.

A Betsy Fresse se le notificó el 22 de agosto de 2019 que había sido despedida porque “su comportamiento no estaba en conformidad con los valores fundamentales de Starbucks”, y según el aviso de separación, la mujer supuestamente les dijo a sus compañeros de trabajo que "necesitaban a Jesús" cuando les entregaron la playera. 

Por su parte, la señora Fresse afirmó en su demanda que "todas las personas necesitan a Jesús", comentó que sirvió a todos sus clientes con respeto y que no tiene enemistad con las personas que se adscriben al estilo de vida LGBTQ

Un portavoz de Starbucks dijo a la NBC, que las acusaciones de la señora Fresse son sin fundamentos, ya que el comercio “no discrimina por motivos de género, raza, religión u orientación sexual".

En los documentos judiciales Betsy Fresse mencionó que sus gerentes conocían sus creencias religiosas. La mujer empezó a trabajar en una sucursal de Hoboken en 2018 y continuamente solicitaba los domingos y algunas noches libres para asistir a las reuniones de la iglesia.

Sin embargo, Fresse se cambió a un Starbucks en Glen Ridge, Nueva Jersey, donde ocurrió el incidente. En Estados Unidos el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964 prohíbe la discriminación en el lugar de trabajo por motivos de "raza, color, religión, sexo y origen nacional". 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur