3 lecciones de 'Stranger Things' para emprendedores

Desde la reproducción hasta su lanzamiento, los productores de Stranger Thing hicieron algunas cosas que te pueden servir con tu emprendimiento.
3 lecciones de 'Stranger Things' para emprendedores
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Stranger Things es una gran serie, aunque habrá quien diga lo contrario. La vi porque servía para mi investigación sobre narrativas y prácticas transmedia y, siendo honesto me dio más de lo que esperaba en cuestión de entretenimiento. Por supuesto que la serie apelaba a la nostalgia, a esa década pérdida y rara que a la generación X y a los millennials nos dejó desde Karate Kid, Michael Jackson y Bon Jovi. 

Las nostalgia ayudó mucho a que el target original se enganchara, pero una grata sorpresa fue cómo los late millennials y los centennials quedaron prendados de ella. 

No voy a spoilerear la serie, y menos sabiendo que el rodaje de la cuarta temporada comenzó en septiembre 2020, y que con mucha fe estará en línea para el 2021. Aunque Gambito de Dama la destronó como la serie más vista de Netflix, Stranger Things rompió en 2019 el récord de audiencia de la plataforma de streaming en toda su historia.

Entonces ¿qué puede aprender un emprendedor de Stranger Things? Podríamos hablar Eleven, de Demogorgon, o hasta de las incursiones de Jaime Maussan, pero no va por ahí. Las lecciones ahora van encaminadas a la producción y la planeación de un producto exitoso. 

1. Ten una mente abierta para escuchar a tus mentores 

Gif: vía GIPHY

Netflix ha hecho muchas cosas desde que comenzó. Retó el status quo de Blockbuster con el modelo negocio. Impulsó el streaming, creó el binge watching o maratonear. Se convirtió en productora de contenidos. Dejó que algoritmos tomarán decisiones sobre las producciones y rompió la cuarta pared con House of Cards y destruyó tabúes sobre los temas que las series podrían tocar con Orange is The New Black, así como con Sense 8

Cuando los hermanos Matt y Ross Dufffer crearon el guion de Montauk, fueron rechazados por 15 cadenas en Estados Unidos. El argumento era bueno, pero todos creyeron que usar niños-adolescentes-pubertos como personajes no iba a funcionar. Cuando llegaron a Netflix, les compraron los derechos muy pronto y les dieron plena autoría. 

¿Y todo este rollo para qué? Aquí está la primera lección: Netflix les cambió ciertos detalles  de su guion, así como de la ambientación: crearon un pueblo ficticio y fue todo un éxito.  

La editora en jefe de este sitio repite una frase constantemente: enamórate del problema, no de tu solución. Los hermanos Duffer tenía oro en sus manos, pero escucharon a sus mentores, los líderes de la producción y streaming en el mundo, y ahí está el resultado. 

Lección 1 Bis: Para completar esta lección es importante mencionar que 15 cadenas los rechazaron ¡quince! ¿Y por qué lo hicieron? La respuesta es sencilla: porque hacían algo diferente. La lección 1Bis que quiero transmitirles es que busquen apoyo, audiencias y financiamiento de gente alineada a su creación, producto o innovación. 

Si lo que tu haces es diferente, si lo que creas reta al mercado tradicional, busca apoyo de otras personas que tienen una visión similar a la tuya para que crezcas

2. Cuando lances una innovación, hazle todo el ruido que puedas

Gif: vía GIPHY

Cuando los millenials éramos jóvenes teníamos que esperar una semana para tener un nuevo episodio de nuestra serie favorita. En el verano se nos atravesaba un midseason en la que nos hacían maratones de la serie o repetían los episodios y después de casi 3 meses, teníamos temporada nueva. Además, las temporadas eran largas, mínimo 18 episodios, máximo 26. 

Con Amazon, Disney+ y Netflix tenemos temporadas de 8 a 13 episodios, que nos acabamos en tres días –o una noche– y tarda un año para llegar nuestra siguiente temporada. ¿Qué hacer en el inter?

Desde la segunda temporada, Stranger Things lanzo un videojuego para dispositivos móviles, que al principio era gratis y te permitía explorar el mundo de Hawkings, Indiana, desde la perspectiva de cada uno de los personajes. 

Una vez que lograron el rotundo éxito con la serie, llegó también el juego de video para consolas, además de una experiencia inmersiva en la Ciudad de México que acabó de enamorar a los fans. Aunado a esto, la producción creó dos podcasts: uno producido por W Radio que simulaba las radionovelas de antes, y otro que servía más bien como chismógrafo pues contaba anécdotas de los detrás de cámaras. 

3. Usa varios medios para satisfacerlos y llena mantén la atención en el tiempo

Gif: vía GIPHY

La parte teórica académica dice que “un medio ya no satisface la necesidad de entretenimiento de los usuarios” (Jenkins, 2006), la práctica asegura que necesitamos llegar a cuanta audiencia podamos y cómo podamos. 

Stranger Things y Netflix lo hicieron bien expandiendo sus narrativas a partir de la segunda temporada. Es más, desde la primera, al menos en Mexico, utilizaron a Jaime Maussan para promocionar la primera temporada en YouTube. 

En la parte práctica, estoy de acuerdo hay que llegar a todos, pero necesitamos hacerlo bien. La teoría es real, un solo medio ya no satisface y si pensamos que las audiencias tienen en promedio cinco redes sociales, hay que llegarles con contenidos específicos.

La práctica es el problema: si llevas un tuit a Facebook es probable que la gente lo vea, pero no es el contenido que espera y tarde o temprano se aburrirá. 

Como emprendedor debes seleccionar tus batallas (y tus redes sociales). Como startup no te da la vida para hacer tu chamba, administrar, innovar y llevar redes, pero quizá al principio solo necesitas hablarles a ciertas audiencias, como inversionistas, y entonces haces tu luchita. Y vas a tardar, pero estarán satisfechos. 

Por último, ¿cómo mantener la atención en el tiempo? Bueno, eso no es tan sencillo, pero debes crear atención entre tu audiencia objetivo. Un amigo uruguayo acaba de fondear su emprendimiento con kickstarter, luego hablaré de eso, pero la forma en la que llevó dinero a su proyecto fue dando updates constantes por medio de instagram.

Hacía videos quincenales, tagueaba a sus seguidores, pero también a sus fondeadores. Les contaba cómo iba el prototipo, les mostraba pantallas del crowdsourcing y ponía al diseñador del proyecto a contar los retos. 

¿Y tú, qué quieres aprender de Stranger Things?

Keep Reading

Latest on Entrepreneur