El famoso inversionista Michael Burry predice que las acciones de Tesla colapsarán como la burbuja inmobiliaria: 'Disfrútalo mientras dure'

La lucrativa apuesta por el colapso de la burbuja inmobiliaria en 2007 de este experto fue capturada en la película "The Big Short".

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.
Nota original publicada en Business Insider

Michael Burry, el inversionista cuya apuesta de mil millones de dólares contra el mercado inmobiliario estadounidense fue inmortalizada en el libro de Michael Lewis y la película "The Big Short", predijo que las acciones de Tesla sufrirían una caída similar.

Netflix vía BI

"Bueno, el último artículo en mi blog Big Short se hizo cada vez más grande y más GRANDE", tuiteó Burry el jueves.

El precio de las acciones de Tesla subió un 8% solo ese día, agregando 60 mil millones de dólares a su capitalización de mercado, equivalente a "1 GM, 2 Hersheys, 3 Etsys, 4 Dominos, 10 Vornados", continuó.

"Disfrútenlo mientras dure", agregó el fundador y jefe de Scion Asset Management.

Burry reveló en diciembre que estaba poniendo en venta corta a Tesla, y pidió al director ejecutivo Elon Musk que capitalizara el "precio ridículo actual" de su compañía de vehículos eléctricos mediante la emisión de acciones. "Vende ese #TeslaSouffle", agregó.

Las acciones de Tesla se dispararon alrededor de un 740% en 2020 y ya subieron un 16% este año, lo que le otorgó al fabricante de automóviles una capitalización de mercado mayor que Facebook y convirtió a Musk en el hombre más rico del mundo.

Burry fue interpretado por Christian Bale en la adaptación cinematográfica de "The Big Short". Ha adoptado el nombre de Twitter "Cassandra", una referencia a la sacerdotisa de la mitología griega que fue maldecida por compartir profecías verdaderas pero nunca para ser creída.

De hecho, Burry fue despreciado casi universalmente cuando predijo que la burbuja inmobiliaria estallaría y comenzó a adquirir permutas de incumplimiento crediticio sobre bonos de hipotecas de alto riesgo en mayo de 2005. Soportó una inmensa presión de los inversionistas para que les devolviera su dinero.

Una ola de impagos hipotecarios finalmente hundió el mercado de la vivienda en 2007, y Burry personalmente recaudó 100 millones de dolares y obtuvo otros 750 millones en ganancias para sus inversores.

Ingresa Ahora