Lecciones de bienestar para liderar una empresa saludable

Los contextos de alta complejidad como los que hemos afrontado en los últimos 12 meses implican un reto adicional para los directivos, líderes de equipos y tomadores de decisión en las organizaciones.
Lecciones de bienestar para liderar una empresa saludable
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Los contextos de alta complejidad como los que hemos afrontado en los últimos 12 meses implican un reto adicional para los directivos, líderes de equipos y tomadores de decisión en las organizaciones: ¿cómo transmitir resiliencia y equilibrio a sus equipos para adaptarse ‒lo más rápido y eficiente‒ a un nuevo entorno? 

Sin duda, lo primero es reconocer la necesidad de adaptación y no obviar elementos básicos de las organizaciones: es necesaria una curva de aprendizaje, destacar la adaptabilidad a través de nuevos esquemas como el trabajo flexible, redefinir los beneficios y ‒no menos importante‒ determinación para hacer frente a la incertidumbre.

Podemos decir que el impacto ha sido diferente si lo vemos por países, comunidades, actividades industriales o sectores económicos, sí podemos afirmar que ha sido uniforme en el estado anímico de las personas, y una de las señales que hemos visto fue el estudio que realizamos en Gympass, en el que se muestra que un 35% del total de uso de nuestras aplicaciones asociadas en la plataforma provino de usuarios que accedieron a las apps de salud emocional

Es una señal importante para los responsables de gestionar el talento al interior de las empresas: el concepto de bienestar se está ampliando e incluyendo una dimensión emocional que es clave en cuanto calidad de vida y salud de los colaboradores.  

Te comparto cuatro lecciones de bienestar que los líderes aprendimos a lo largo de 2020 para adoptar un enfoque de empresas saludables. 

Enfócate en el liderazgo humanizado: Los líderes comprenden que el logro de objetivos y alcanzar las metas de la compañía es gracias al compromiso, la motivación, la creatividad, la armonía entre lo laboral y personal, la comunicación, entre otros factores, que van mucho más allá de una jornada laboral en horario establecido.  El líder que comprenda esto, no sólo tendrá equipos de trabajo efectivos: logrará crear ambientes laborales altamente eficientes que son clave para la innovación y crecimiento de las organizaciones.  

Ten un enfoque preventivo sobre el Burn Out: Uno de los ajustes observados es que los empleados remotos trabajan 1.4 días más al mes que sus compañeros que están en las oficinas, de acuerdo con un estudio: lo que resulta en más de tres semanas adicionales de trabajo al año. Las organizaciones se dieron cuenta de la importancia de prevenir y administrar para evitar el burn out de sus equipos, y empezamos a observar que varias empresas establecieron horarios para apoyar la desconexión, así como ofrecer herramientas digitales para adoptar nuevas rutinas de bienestar con ejercicio remoto, que pueden ser desde 5 minutos de meditación, recetas saludables, clases funcionales en línea u otras opciones que cada colaborador puede escoger de acuerdo a lo que más le convenga. Con esto se resalta la importancia de emplear programas de salud en función de los beneficios a los trabajadores y  las empresas, invirtiendo en un futuro mejor y más saludable. 

Imagen: Depositphotos.com

Fomenta el balance entre la vida personal y laboral:  De acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el segundo lugar del peor balance entre el trabajo y  su vida personal, aunado al cambio drástico de la rutina, hay cada vez más interés por establecer límites claros entre la vida laboral y personal, por lo que incluso se han creado nuevas normatividades, como la Nom 035, la cual permite identificar y analizar los factores de riesgo psicosocial y medidas de prevención para promover un entorno organizacional favorable; además de  la reciente  aprobación a la reforma de la Ley del Trabajo para regular el home office y garantizar que los empleados cuenten con las condiciones necesarias para realizar su trabajo desde casa. 

Distancia social no es sinónimo de aislamiento: De acuerdo con el artículo sobre “El trabajo y la epidemia de la soledad”, publicado en la Harvard Business Review, el sentimiento de soledad y aislamiento es el principal impedimento que enfrentan los colaboradores para llevar a cabo sus actividades laborales, pues se considera una pérdida de interacción social, que usualmente puede detonar la colaboración o el intercambio de ideas o de puntos de vista. Es por eso que los líderes también están recurriendo a programas de bienestar y retos de actividad física ‒ a distancia ‒, para establecer un momento de conexión social remota, apoyar un espacio de autocuidado y generar dinámicas para una mayor integración.  

Ya estábamos ante un nuevo paradigma de trabajo, donde comenzaba a destacar la importancia del salario emocional, fomentar el sentido de pertenencia y generar climas laborales sanos. Durante 2020 se aceleró esa tendencia y ahora vemos a empresas cada vez más interesadas en sumarse a ser parte de esa innovación en el entorno laboral, con el cual están potencializando su productividad, creatividad y bienestar.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur