3 determinantes para ser mamá emprendedora

Las también llamadas mompreneurs cada vez son más a nivel mundial y han crecido negocios exitosos e innovadores sin descuidar a la familia.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Ser mamá es un trabajo de tiempo completo y balancearlo con el rol de emprendedora requiere de cierta disciplina acompañada de las motivaciones correctas, pero aquí te decimos tres determinantes que te pueden ayudar.

Depositphotos.com

Ser madre no tiene que ser excluyente de ser emprendedora. Muchas madres ponen en pausa sus carreras profesionales o renuncian a otros sueños para dedicarse a criar a sus hijos. Otras reciben ayuda al contratar niñeras y personal de servicio, pero son la minoría. Sin embargo, a pesar del trabajo que representa cuidar a los hijos de tiempo completo muchas buscan alternativas para crear ingresos adicionales y/o mantenerse productivas. Las también llamadas mompreneurs cada vez son más a nivel mundial y han crecido negocios exitosos e innovadores sin descuidar a la familia.

Aunque personalmente no tengo hijos y por naturaleza nunca seré madre, si vengo de una familia en la que mi mamá nos crio a mi hermano y a mi mientras atendía sus negocios, lo cual admiro mucho hoy. Ahora muchos años y un doctorado con especialidad en emprendimiento después conozco de determinantes de la actividad emprendedora. Normalmente factores como el miedo al fracaso, la necesidad u oportunidad, la experiencia previa en la industria, crecer en familia de emprendedores, entre otros, son de los determinantes más estudiados y comunes, pero poco se habla específicamente de las mujeres emprendedoras y de las mamás específicamente.

Las mompreneurs son un fenómeno creciente acompañado de cambios culturales y en la dinámica familiar. Ya no es común las familias grandes de tres o más hijos donde el padre de familia salía a trabajar para mantener el hogar. Ahora a veces no es suficiente el ingreso de una sola persona en el hogar, las familias son más pequeñas y la mujer es mucho más independiente. Incluso sin tener la necesidad económica buscan mantenerse trabajando por diversos motivos.

El problema que enfrentan las mamás emprendedoras o mompreneurs es que a pesar de sus deseos personales por trabajar o emprender, simplemente pueden no tener el tiempo suficiente o motivación necesarios si no reciben el apoyo adecuado. Es por ello por lo que en este artículo busco analizar tres principales determinantes para ser mamá emprendedora en cualquier lugar del mundo. 

1. La dinámica familiar

Imagen: Depositphotos.com

El hogar es donde más tiempo pasan las madres por lo que si la dinámica familiar con el esposo y los hijos es estresante y no recibe apoyo para realizar las demás labores del hogar puede ser determinante para no emprender. En cambio, cuando se cuenta con el apoyo en labores del hogar, financiero y emocional puede ser la mejor fuente de inspiración. En ocasiones fuera de este núcleo es donde se puede encontrar la dinámica de apoyo, es decir, con tu propia madre, suegra, hermanos, etc. 

La dinámica familiar puede ser muy diferente en países emergentes comparados con países desarrollados, en países predominantemente musulmanes que en países predominantemente católicos.

Lo importante es establecer en familia roles y actividades que va a desempeñar cada uno para tener acuerdos que no afecten la dinámica familiar, cada uno debe cumplir su parte. Cuando logras demostrar cuál es el beneficio de emprender y que eres capaz de hacerlo mientras cumples con ser madre, vas a sentirte satisfecha y habrás crecido, pero toma en cuenta que si esto traer conflictos a tu relación en pareja hay quienes prefieren no emprender.

2. El contexto cultural

Imagen: Depositphotos.com

Como mencionaba anteriormente la cultura puede trasladarse a la dinámica familiar cuando estás en contextos donde la religión tiene un peso importante en las actividades diarias. Se siguen tradiciones y costumbres donde a veces no es bien visto que la mujer trabaje. Lo que es relevante es que puedes hacer uso de estas condiciones culturales también para explotar oportunidades de mercado. 

Actualmente me encuentro residiendo en Qatar, un país del Medio Oriente, donde las reglas del islam dictan muchas de las costumbres y tradiciones a pesar de ser un país con 85% de los residentes expatriados. En los Emiratos Árabes Unidos el caso es muy similar, pero con 90% de la población expatriada. Para las mujeres este contexto cultural pudiera sonar no muy favorable, pero la realidad es que son países que han ido aceptando que la mujer trabaje, que maneje, que sea más independiente en general. Depende mucho con quien estés casada, pero en el Occidente como en México es común tener negocios en casa. Incluso cuando migran a Estados Unidos, aprovechar conocimientos como preparación de comida mexicana para emprender con éxito en culturas diferentes.

Recuero que tuve la oportunidad de entrevistar una mamá emprendedora Qatari para un libro que escribí para HEC Paris del ecosistema de emprendimiento en Qatar, y justamente comentaba que su esposo la ha apoyado en todo momento a perseguir su emprendimiento, sin su apoyo no hubiera podido hacerlo y que entre sus amigas ve que igual la situación está cambiando favorablemente, con más libertad.

3. Las organizaciones de apoyo

Imagen: Depositphotos.com

En cualquier región del mundo vas a encontrar organizaciones enfocadas a apoyar a mujeres. Ya sean organizaciones con o sin fines de lucro, podrás acceder a redes de apoyo y servicios especializados como puede ser una incubación del proyecto y/o financiamiento. Incluso los gobiernos en los últimos años han buscado impulsar el apoyo a las mujeres emprendedoras a través de programas para incentivarlas a perseguir esa actividad que siempre desearon emprender.

Este tipo de organizaciones pueden tener un impacto significativo para iniciar un negocio y apoyar a mujeres que pueden ser madres, pero también migrantes o personas con o sin recursos. En lo particular que estoy involucrado en estos temas de emprendimiento sé que hay incluso incubadoras de empresas que hacen rondas exclusivas para que participen mujeres y obtengan los programas y financiamientos que ofrecen. Algunas otras organizaciones ofrecen seminarios y capacitaciones gratuitas dirigidas a estos grupos de mujeres interesadas también.

Ingresa Ahora