Por qué decidí desarrollar la tecnología de mi startup con un equipo interno

No todas las empresas son iguales, pero es importante hacerse las siguientes preguntas cuando se comienza a emprender. 
Por qué decidí desarrollar la tecnología de mi startup con un equipo interno
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Quien inicia un negocio debe decidir si invierte recursos para crear su producto o subcontratar el desarrollo de software a una empresa externa. En mi emprendimiento en Hitch, un SaaS de talent tech, decidimos desarrollar nuestro propio software de Inteligencia Artificial. Acá explico por qué.

Por un lado, todos sabemos que el tiempo es oro y que no se puede pasar demasiado tiempo en crear un Producto Mínimo Viable (MVP). Como dicen en estos tiempos “grow fast or die young”, eso hace pensar que el contratar expertos externos que nos ayuden a llegar a ese producto sea la opción más rápida y menos cara pues dominan este tipo de desarrollos y así nos evitaríamos el pain de reclutar un equipo interno; pero por otra parte ¿no debería de ser la tecnología propia la cualidad central de una startup

Ambos enfoques tienen pros y contras y la decisión no es sencilla. La respuesta depende de factores comerciales, culturales, del tipo de producto que se busca construir y sobre todo de la visión del equipo fundador. 

Para saber más: 

Con Hitch era muy claro que la tecnología es parte de la propuesta de valor central del producto y no un vehículo para resolver una necesidad corporativa. 

Una ventaja importante de formar un equipo interno de tecnología es que las personas pueden alinearse más con la cultura de la compañía, además de tener mucho más compromiso con lo que se hace y cómo funciona la empresa.

La desventaja que encontrábamos, radica en lo complejo que es encontrar a buenos desarrolladores especializados, toma tiempo encontrarlos, hacer buen fit y además es una solución más cara. La plataforma que desarrollamos justamente busca atacar ese problema, pero en aquél entonces Hitch todavía no era una realidad.

Para saber más: 

Por otro lado, subcontratando podríamos encontrar más rápido a los especialistas, además de que resultaría menos caro en un inicio. Sin embargo, los equipos quizá no estarían al 100% comprometidos con el proyecto, en la agencia quizá se llevan otros proyectos a la par, y eso hace difícil la alineación con el producto y la cultura de la startup. También las negociaciones de copyright por el desarrollo terminado pueden ser un tema y los contratos deben estar bien estipulados para protegernos como compañía.

Finalmente debimos preguntarnos si Hitch necesitaba una “receta secreta” tecnológica que nos hiciera únicos.

La plataforma Hitch está dirigida a especialistas de Recursos Humanos, no de tecnología, pero la tecnología subyacente y su implementación debe ser única para agregar valor, por lo que la respuesta es sí. 

En resumen, considero que no es aconsejable subcontratar el desarrollo de software cuando:

  • El negocio tiene la tecnología como su propuesta principal.
  • La tecnología es única en su implementación y se busca un modelo no replicable.
  • La cultura organizacional es clave para el desarrollo de un producto.

A decir de Michael Seibel, socio de la aceleradora y venture capital Y Combinator: “Al leer las aplicaciones de startups a YC, veo demasiados fundadores que recaudaron un poco de capital inicial y que subcontratan la ingeniería para reducir costos. Este es un error común que es una gran señal de alerta para los futuros inversores y, a menudo, es mucho más costoso a largo plazo que tener un cofundador técnico". Esta afirmación refuerza la ideología que tenemos sobre construir un modelo tecnológico interno robusto.

Los programadores de una agencia tradicionalmente trabajan en un entorno de "problema conocido, solución conocida" (por ejemplo, una tienda de ropa que necesita un sitio web representa una situación en la que se conocen tanto el problema como la solución). Mientras que las nuevas empresas tecnológicas operan en un entorno de “problema desconocido, solución desconocida” (nadie sabe si la solución es apropiada hasta que se utiliza el nuevo producto). La idea en Hitch al desarrollar un SaaS propio es también poder iterar y mejorar en el camino. No es el camino fácil definitivamente pero sí creemos que es el más redituable para nosotros a largo plazo. No todas las empresas son iguales, pero es importante hacerse estas preguntas cuando se comienza a emprender. 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur