De hackers a emprendedores: conectar a los mejores programadores con las empresas que los buscan como modelo de negocio

¿Escuela, empresa o proyecto digital? Hackademy es todo eso y más. Conoce a los hackers que reivindicaron el término y ahora colocan a los programadores más talentosos de México y Latinoamérica en proyectos de talla internacional.
De hackers a emprendedores: conectar a los mejores programadores con las empresas que los buscan como modelo de negocio
Crédito: Cortesía Hackademy

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
8 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Uno de los mejores caminos para emprender con éxito es identificar una necesidad en el mercado y cubrirla. Los creadores de Hackademy no solo encontraron un área de oportunidad, sino dos. Por un lado, estudiantes y egresados de programación que necesitaban mejor preparación y experiencia laboral; y por el otro, empresas con dificultades para ubicar y reclutar programadores que estuvieran listos para enfrentar el mundo laboral.

“Hace falta una cantidad exagerada de desarrolladores en la industria y las escuelas tradicionales no están dando abasto. Aunque hay muchos egresados, muy pocos salen con experiencia y conocimiento. Nosotros cerramos la brecha entre la academia y la industria”, explicó Fernando Gallardo, cofundador y CEO de Hackademy, en entrevista con Entrepreneur en Español.

“Digamos que si las empresas fueran las grandes ligas de cualquier deporte, nosotros somos las fuerzas básicas donde ellos vienen y buscan talento”, agrega. “Estamos resolviendo el círculo vicioso de ‘no te contrato porque no tienes experiencia’ y ‘no consigo experiencia porque nadie me contrata’, porque aquí ellos aprenden a enfrentar los retos del mundo laboral”.

Hackademy se fundó oficialmente en 2018 en Culiacán, Sinaloa, pero la idea surgió de otro proyecto de Fernando: Tomato Valley. Se trata de una comunidad de emprendimiento tecnológico con presencia en 11 ciudades del noroeste de México, que organiza diversos eventos, talleres y ‘hackatones’.

Al ver su poder de convocatoria, muchos empresarios se acercaron en busca de talento, y poco a poco Hackademy empezó a tomar forma.

Al día de hoy han colaborado en proyectos para la UNESCO en México, ASHOKA, el Colegio de México y el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), entre otros. Además de desarrollar páginas web y aplicaciones, ahora están trabajando en proyectos de visión por computadora con inteligencia artificial.

Nadando con tiburones

Si bien la startup ya tenía algún tiempo operando, su aparición en el programa ‘Shark Tank México’, en 2019, les dio el empujón final para convertirse en una empresa hecha y derecha.

“Nos apuntamos tres días antes de que cerraran los registros. Todavía no teníamos registrada la marca de Hackademy y lo necesitábamos para participar. Era diciembre (de 2018), ya todo mundo estaba de vacaciones. Hicimos de todo, hasta vender nuestras computadoras para pagar el registro y poder ir al programa”, relató Gallardo entre risas.

El pitch de Fernando Gallardo y su socio, Miguel Gastelum, fue un éxito.

“La televisión y el cine nos han enseñado que un hacker es alguien malo que busca hacernos daño. La realidad es que, desde que se acuñó, el término ‘hacker’ hace referencia personas que les gusta aprender, encontrar errores en el sistema, mejorar el sistema y explotarlo. Nosotros estamos hackeando la manera de aprender y la forma en que las empresas contratan a su talento”, fueron las palabras de Gallardo al presentar Hackademy en el programa.

En ese momento, llamaron la atención del empresario y ‘tiburón’ Marcus Dantus. Él les hizo una oferta que no pudieron rechazar: 500 mil pesos a cambio del 25% de su empresa. Finalmente, recibieron algo mucho más valioso que la inyección de capital por parte de su nuevo socio: la experiencia empresarial y el ‘coaching’ de Marcus para acercarse a nuevos clientes.

“Él es muy movido con el tema de los negocios y yo, aunque estoy enamorado de mi proyecto, todavía me falta aprender eso. Nos ha generado muchísimo valor y cada vez que puedo le agradezco”, apuntó Gallardo.

Además, la exposición en el programa de Sony ayudó a que muchas empresas y estudiantes se acercaran a ellos, potenciando su crecimiento.

Conviertiendo Padawans en Jedis

Los creadores de Hackademy tomaron uno de los conceptos más conocidos del mundo ‘geek’ para nombrar a sus desarrolladores: Padawans. En el universo de ‘Star Wars’, un Padawan es “algo entre un estudiante y un aprendiz”, explica Obi-Wan Kenobi hablando de Anakin Skywalker.

Una de las misiones de Hackademy es encontrar a los talentos que están ‘escondidos’ en pequeñas universidades, preparatorias o escuelas técnicas del interior de la república. Pero la búsqueda no se limita a México, actualmente tienen Padawans de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Venezuela.

El proceso inicia cuando los candidatos ingresan al llamado ‘Club de Programación’, donde les asignan un reto y tienen 15 días para desarrollarlo. Los mejores en aptitud y actitud pasan a una segunda ronda de entrevistas con los socios fundadores y solo los más talentosos se vuelven Padawans.

“Lo primero es que tengan las bases de programación y la actitud de aprender, y que se comprometan al 100%. En una ronda de Club de Programación se registran en promedio 160 programadores y de esos nos quedan de 6 a 8 que se integran al equipo de Padawans en cada generación”, detalló Fernando a Entrepreneur en Español.

 

Fernando Gallardo (esquina inferior dercha) es el CEO y cofundador de Hackademy. Junto a su socios Miguel Gastelum y el 'tiburón' Marcus Dantus, quieren conectar al talento de los rincones más remotos de Latinoamérica con las empresas internacionales que los necesitan. Imagen: Cortesía Hackademy.

A diferencia de otros programas, Hackademy no le cobra el entrenamiento a los aprendices. “Creemos que la capacitación técnica especializada no debe ser un privilegio y por eso financiamos las becas de nuestros estudiantes. No decimos que es gratis, porque a fin de cuentas ellos invierten su tiempo”, señala el CEO de la startup.

La empresa obtiene ingresos de dos fuentes:

  1. Con una cuota de contratación que paga la empresa por cada Padawan que recluta.
  2. Mediante el desarrollo de proyectos para empresas e instituciones, realizados por los Padawans con apoyo de una red de mentores experimentados.

Entrar a Hackademy es solo el principio

Cada mes, la startup abre una nueva generación de Padawans, que entran al bootcamp intensivo de 20 semanas. En ese período aprenden a desarrollar proyectos de principio a fin, desde tratar con el cliente para conocer sus requerimientos, administrarse como equipo, desarrollar el software y subir todo al servidor, hasta entregar una versión beta de un producto que se puede usar.

“La parte más difícil de desarrollar software es trabajar con humanos, no con la computadora. Por eso, como parte de la formación, les enseñamos también a trabajar en equipo, a coordinarse y a fortalecer habilidades más allá de lo técnico, como la comunicación, la equidad de género y otros idiomas”, apuntó el emprendedor de 35 años.

Hoy en día, Hackademy tiene más de 140 Padawans, entre activos y egresados, con un rango de edad promedio de 21 a 25 años. Sin embargo, han tenido aprendices desde 18 años hasta mayores de 40. Varios de ellos han sido reclutados por empresas de talla internacional y están viviendo en el extranjero.

“Nuestra propuesta de valor con las empresas es que desde el día uno que contratas al Padawan, salvo que tengas una capacitación súper específica, él o ella ya tiene todo para empezar a trabajar y generar valor”, indicó el cofundador de la empresa.

En sus tres primeros años, Hackademy ya puede presumir varios logros, pero saben que hay muchas oportunidades de crecimiento y las van a tomar. Por ejemplo, están por lanzar el programa Future Developers, donde enseñarán a cerca de 3,000 estudiantes de último año de preparatoria a programar en 10 semanas.

La próxima meta es fundar la empresa en Estados Unidos y colocar talento latinoamericano en ese país.

El objetivo es “tener la mayor cantidad de los mejores Padawans, porque hay mucho talento en toda Latinoamérica y la región tiene todo el potencial para crecer bajo la economía del conocimiento y no solo en la del esfuerzo físico”.

 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur