Mayor uso de apps de salud mental y emocional: ¿qué pueden hacer las empresas para fortalecer su cultura de bienestar?

No es casualidad que el uso promedio de aplicaciones de salud mental y emocional haya crecido un 54% en el periodo enero a abril en 2021.
Mayor uso de apps de salud mental y emocional: ¿qué pueden hacer las empresas para fortalecer su cultura de bienestar?
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
4 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Respirar es tan simple, tan cotidiano y sin embargo, parece que lo olvidamos en nuestro día a día. Cuando alguien nos pide un consejo porque se aventura a probar un nuevo ejercicio, probar una actividad recreativa que nunca había hecho, hacer una presentación ante un auditorio lleno, el consejo que nos llega de manera inmediata es “respira”, porque así oxigenamos, lo que nos permite enfocarnos, concentrarnos.

Sin embargo, en estos primeros tres meses, parece que lo hemos dejado de lado. No es casualidad que el uso promedio de aplicaciones de salud mental y emocional haya crecido un 54% en el periodo enero a abril en 2021, en relación al uso de apps en el cuarto trimestre del año anterior, en la región comprendida por los países hispanohablantes de América Latina más Brasil.

De acuerdo con registros que hemos llevado a cabo en Gympass, si comparamos el promedio del uso de apps de salud mental y emocional del primer trimestre de 2021 contra el promedio de uso  del año anterior, el aumento global es de 130%, una señal de la necesidad que tenemos por un enfoque de bienestar más integral.

Hemos visto una evolución de lo que entendemos por bienestar y cómo se lleva a cabo en el lugar de trabajo. No percibimos igual el home office actualmente que hace 14 meses, y todo radica en un concepto básico: hace 14 meses, las empresas podían ofrecerlo como una alternativa en la que los colaboradores elegían asistir o no físicamente a la oficina. Hace seis meses, la única alternativa para muchas empresas era exclusivamente el trabajo remoto. Esa sensación puede ser clave para entender el síndrome de fatiga, la constante exposición ante las pantallas y la sensación de que las jornadas laborales se traslapan.

Esta sensación es transversal en todas las organizaciones. Todos los equipos, sin importar el nivel que ocupan en la organización, en todos los departamentos que la integran, es probable que resientan ya síntomas de ansiedad, cansancio o insomnio. Sin embargo, también es probable que una de las barreras sea cómo obtener recursos para mejorar el bienestar personal.

Sin duda, una opción es ofrecer herramientas que en una sola plataforma donde haya acceso -de manera confidencial- a  distintas actividades, aplicaciones o servicios y así obtener los recursos necesarios para avanzar en la adopción de hábitos de bienestar, que pueden ser desde enfocarse en la respiración con meditación, yoga, hasta asesoría de expertos en aspectos específicos de salud emocional u otras actividades como deporte o cuidado de la alimentación.

Llevamos ya seis meses de una nueva normalidad que poco a poco se irá ajustando, en la medida en que podamos retomar ciertas actividades. Es una oportunidad que los líderes de negocio y empresas, así como los profesionales de Recursos Humanos deben tomar para darse a sí mismos un respiro que les permita establecer prioridades y gestionar las acciones necesarias para fincar bases sólidas del bienestar en sus equipos de trabajo, porque será uno de los aspectos fundamentales a cuidar en los próximos meses, después de un periodo tan largo de incertidumbre.

Así que entramos a una nueva etapa, donde comenzamos a recuperar espacios y resolvemos nuevos retos. Así que no olvidemos nuestros propios consejos: respiremos.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur