'Pellizcábamos los centavos y luego íbamos a la oficina de los inversionistas actuando como si no necesitáramos su dinero'

Vanessa y Kim Pham son hermanas, cofundadoras y la increíble fuerza impulsora detrás de Omsom.
'Pellizcábamos los centavos y luego íbamos a la oficina de los inversionistas actuando como si no necesitáramos su dinero'
Crédito: Deanie Chen

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Leadership Network VIP
Head of Inclusion, Equity and Impact
7 min read
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Al crecer en nuestra casa, mi madre preparaba increíbles platos indios desde cero provenientes de su ciudad natal de Calcuta. Hacía deliciosas recetas bengalíes como ghuni (garbanzos al curry), shingara (samosas) y dimer dalna (curry de huevo). Hasta el día de hoy, mi mamá puede preparar casi cualquier plato sin medir ningún ingrediente, simplemente echando especias en una olla o sustituyéndolas sobre la marcha cuando un artículo no está en el refrigerador.

Me ha inspirado la cocina de mi madre durante muchos años, pero siempre me ha intimidado su capacidad para conquistar la cocina sin esfuerzo. Entonces, durante la pandemia, cambié Uber Eats y Seamless por mis ollas y sartenes, cuchillos y tabla de cortar. Poder cocinar para mi familia es uno de los placeres inesperados de esta pandemia. Y puedo usar toda la ayuda que pueda obtener. Aquí entra Omsom.

Imagen: Omsom

Vanessa y Kim Pham son hermanas, cofundadoras y la increíble fuerza impulsora detrás de Omsom, la marca de alimentos básicos de la despensa asiática que combina todas las salsas, aromáticos y condimentos que necesitas para preparar platos como Thai Larb, Korean Spicy Bulgogi y más en un solo paquete.

Las hermanas lanzaron la empresa durante la pandemia, arrancando por completo desde cero su sueño mientras vivían en Nueva York y tomando trabajos de medio tiempo para pagar su renta. “El mayor desafío de la recaudación de fondos fue lo que realmente sucedía entre bastidores”, recuerda Vanessa Pham. “Estábamos pellizcando centavos y planificando nuestras comidas. Luego íbamos a la oficina de un inversionista para presentar este sueño y actuar como si viniéramos de la abundancia y no necesitáramos su dinero".

Kim y Vanessa no dudaron ni una sola vez de su visión singular a pesar de los numerosos rechazos de quienes no entendieron su sueño. Hoy en día, Omsom ofrece sabores asiáticos "orgullosos y ruidosos" entre la botella de aceite de oliva y el frasco de salsa de tomate en las despensas de Estados Unidos. Si eres un chef experto o un cocinero que por primera vez se acerca a la cocina, Omsom hace que sea fácil conquistar tus miedos cualquier día de la semana.

Estas son las tres cosas que me encantan que Vanessa y Kim Pham están haciendo con Omsom:

1. Recuperar y celebrar su herencia vietnamita

“Crecí en una ciudad que era 98% blanca. La mayor parte de mi infancia supe que era diferente, pero no entendía la identidad y la raza ”, comparte Vanessa Pham. Como vietnamita estadounidense e hija de refugiados vietnamitas, Pham se describe a sí misma como una persona que ha tenido que esforzarse mucho desde el comienzo de su infancia. "Me esforcé por ser aceptada, por sobresalir en la escuela para complacer a mis padres inmigrantes y por encajar".

Vanessa dice que pasó gran parte de su infancia tratando de restar importancia a su identidad y asimilarse. Ir a la universidad y vivir en la ciudad de Nueva York fue transformador; Vanessa comenzó a abrazarse a sí misma y a estar orgullosa de su identidad. Ella le da crédito a su hermana Kim por ser una inspiración y empujarla a tomar el riesgo de comenzar su propio negocio juntas.

Para saber más: 

Desde el principio, las hermanas Pham se propusieron recuperar y celebrar su herencia con Omsom. El nombre tiene sus raíces en la frase vietnamita "om sòm", que se traduce como ruidoso, bullicioso, desenfrenado. "Omsom en realidad tiene una connotación negativa", explica Vanessa. “Mis padres lo usaban cuando estábamos haciendo un escándalo. Así que queremos recuperar la palabra y darle la vuelta".

Debido a todos los estereotipos sobre los estadounidenses de origen asiático como sumisos o dóciles, las hermanas Pham querían construir una empresa que celebrara ruidosamente y con orgullo su cultura.

2. Ayudar a desbloquear los chefs internos de los clientes

Crear una empresa en mayo de 2020, al comienzo de la pandemia, no tenía mucho sentido para las emprendedoras. “Tuvimos asesores que nos decían que nos pusiéramos en 'modo tortuga', que bajáramos a un modo esquelético, que permaneciéramos inactivas y que esperaramos para el lanzamiento”, dice Vanessa. No hay duda de que fue un período desafiante: la gente seguía rociando cada paquete con desinfectante y, al mismo tiempo, aumentaban los crímenes de odio contra la comunidad asiática. El barrio de Chinatown estaba vacío.

En retrospectiva, la sincronización de los Phams fue perfecta. "En última instancia, creíamos que las personas necesitaban una sensación de hogar más que nunca, para llevar alegría a sus hogares y sorprender y deleitar a la gente; de ​​eso se trata Omsom", dice Vanessa.

El kit más vendido de Omsom incluye entradas para preparar platos como barbacoa de hierba de limón vietnamita y el yuzu misoyaki japonés en menos de 30 minutos. Todo lo que tienes que hacer es mezclar las proteínas y verduras y servirlas para una comida increíblemente deliciosa.

No solo es una forma de mejorar tu juego de chef, sino que también es una forma de presentar a tu familia nuevos sabores y recetas.

3. Romper los mitos sobre la cocina asiática

Omsom está haciendo más que simplemente crear comidas deliciosas: está rompiendo los estereotipos sobre la comida asiática. Se ha asociado con Vilailuck "Pepper" Teigen (autora de libros de cocina más vendidos y madre de Chrissy Teigen) para celebrar la campaña "Know MSG" de Ajinomoto, que tiene el objetivo de cambiar la percepción pública falsa sobre el glutamato monosódico. El glutamato monosódico es un ingrediente derivado de plantas que se encuentra naturalmente en muchos alimentos, incluidos el parmesano, los tomates y el kombu.

"La xenofobia antiasiática en la década de 1960 creó un pánico en todo el país sobre un vínculo (desde entonces desacreditado) entre el glutamato monosódico y los dolores de cabeza", explica Vanessa. Este temor, lamentablemente, tuvo un impacto inmediato en los restaurantes chinos y sus dueños. Se vieron obligados a exhibir carteles de "No MSG" para evitar perder clientes.

Para saber más: 

“Al asociarnos con Pepper, queremos educar a la gente sobre los orígenes xenófobos de los mitos antiMSG”, explica Vanessa. Ella compartió que muchos asiáticos han interiorizado ese racismo ellos mismos: su madre tuvo problemas para cocinar con MSG y quitó la etiqueta de su frasco.

Omsom también tiene la misión de garantizar que reconsideremos el uso de la palabra “auténtico”, una etiqueta engorrosa que a menudo se reserva para las comunidades, los chefs y las cocinas de BIPOC. "Es muy restrictivo para los creadores y chefs que escuchan 'ese lugar no es auténtico, es demasiado caro, cobran 20  dólares por plato de pho' y están preparados para fallar", dice Vanessa.

Las hermanas continúan usando su plataforma para honrar y celebrar a los dueños de restaurantes, chefs y mamás y papás en las cocinas de las casas que inspiraron la creación de Omsom.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur