Dinero manda: 6 maneras de optimizar tu estrategia de levantamiento de capital

Conseguir inversión representa todo un reto y todo CEO de una compañía de este tipo debe concentrarse en crear un producto atractivo para el mercado.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En Estados Unidos 9 de cada 10 startups no logran sobrevivir, mientras que en México 75% de los nuevos negocios fracasan antes de cumplir los dos años, de acuerdo con el Centro para el Desarrollo de la Competitividad Empresarial. Aunado a esto, la segunda razón por las que las startups fracasan es la falta de capital (29%) y la falta de interés de fondos de inversión ocupa el número 16 (8%) de acuerdo a CB Insights “12 reasons startups fail”. Conseguir inversión representa todo un reto y todo CEO de una compañía de este tipo debe concentrarse en crear un producto atractivo para el mercado, contratar un gran equipo, maximizar las ventas, mantener felices a sus clientes que ya logró adquirir y levantar capital.

Depositphotos.com

En la teoría debería entenderse tal cual; sin embargo, en la práctica es mucho más que eso, el CEO debería asegurarse de saber cuándo se acabará su efectivo, comprender qué hitos se deben de alcanzar antes del momento de obtener la valuación más alta, crear el plan adecuado para lograr esos hitos en el plazo adecuado, peto existen algunas maneras de optimizar tu estrategia de levantamiento de capital y en G2 Consultores, firma especializada en startups con un fondo seed capital para compañías como la tuya, te damos las siguientes recomendaciones:

1. Comprende cómo se valúan las startups

Primero debes saber que las valuaciones no se mantienen ni estáticas ni crecen de manera lineal en el tiempo. En la práctica no funciona de esa manera. Las valuaciones se basan en cálculos de riesgo y retornos de inversión, obviamente se involucra el valor de tu compañía. Las valuaciones aumentan en la medida que baja el nivel de riesgo o cuando aumenta el tamaño de la recompensa para los inversionistas, es decir, el valor de las acciones o lo que en ese momento obtendrían como ROI (retorno de inversión), por ejemplo.

El riesgo no se reduce linealmente en el tiempo, sino que cambia con base en los hitos que vayas alcanzando, por ejemplo la tracción del cliente, la contratación de un equipo sólido que garantice la entrega de un producto o servicio al cliente, que la estrategia de monetización funciona y se compruebe; se debería de demostrar que se ha alcanzado un product market fit, que la tecnología funciona o la capacidad de ejecución del equipo y dado el momento que te has consolidado como líder en el mercado.

2. Identifica tus riesgos 

En etapas tempranas mucho pueden variar los riesgos a los que te sometes, lo importante es identificarlos. Por ejemplo, si te encontraras en las primeras etapas, el mayor riesgo en el que incurres es comprobar que la tecnología o el principio funciona. En otros ejemplos, pueden existir riesgos en la ejecución al momento de contratar un equipo, o al momento de demostrar la monetización de un producto (seguramente ha demostrado que el producto es aceptado por el mercado de manera gratuita pero falta comprobar que se está dispuesto a pagar por el). Otro tipo de riesgos pueden ser que el mercado esté demasiado ocupado y no haya manera de penetrarlo o que no estés claro de cuándo despegarás en el mercado.

En etapas tempranas mucho pueden variar los riesgos a los que te sometes, lo importante es identificarlos / Imagen: Depositphotos.com

3. Busca formas rápidas para mitigar los riesgos

Por poner un ejemplo, si buscas ir por una ronda Semilla, cualquier prueba de la tracción del cliente puede reducir considerablemente el riesgo de la puesta en marcha del producto o servicio y aumentar la valuación. El objetivo sería lograr que suficientes clientes validen que esto satisface una necesidad real y estén dispuestos a pagar por él. Haz aquellas actividades que te permitan alcanzar esta demostración antes de llegar a tu ronda de levantamiento de capital.

4. Recauda el dinero suficiente para alcanzar determinados hitos

Identifica los próximos hitos que te gustaría alcanzar para reducir significativamente el riesgo de tu compañía. Una vez que hayas identificado ese hito, piensa cuánto tiempo te llevará llegar a ese punto (con algo de conservadurismo) y que te permitirá llegar a la siguiente ronda de inversión. Recuerda que el éxito de las compañías es mucho más importante que la dilución. Un error que se comete mucho es que para evitarla se recauda menos dinero. Levanta lo que se necesite levantar para esa ronda.

5. Valida los hitos con tus inversionistas 

Considera con tus actuales inversionistas (si es que ya cuentas con algunos) que los hitos que has elegido para alcanzar en la próxima ronda son suficientes y adecuados para garantizar el aumento de valuación de la compañía.

6. Concentra tus energías en alcanzar esos hitos 

Como CEO de la compañía uno de tus roles clave es brindar enfoque y claridad a toda tu compañía, haciéndoles saber que la ejecución de esos hitos debe convertirse en el enfoque principal. No te distraigas de ello.

Muchas veces las rondas iniciales no se logran tan rápido como se piensa por fallas en su ejecución, por ello es importante que planifiques adecuadamente.

Ingresa Ahora