Investigan a Richard Branson por una anomalía de su vuelo espacial

La FAA confirmó que el avión Virgin Galactic de Branson "se desvió de su Autorización de Control de Tráfico Aéreo cuando regresó al Spaceport America".

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) está investigando una anomalía del vuelo espacial Virgin Galactic de Richard Branson.

Gabe Ginsberg | Getty Images

Después de que The New Yorker informara que la agencia reguladora estaba investigando una desviación en el descenso del vuelo del 11 de julio, la FAA confirmó a la agencia Reuters y otros medios que la aeronave de Branson "se desvió de su autorización de control de tráfico aéreo cuando regresó a Spaceport America. La investigación de la FAA está en curso".

En respuesta, Virgin Galactic reconoció que la trayectoria del vuelo se desvió del plan original de la compañía, pero "no voló fuera de los límites laterales del espacio aéreo protegido".

“Aunque la trayectoria final del vuelo se desvió de nuestro plan inicial, el vuelo Unity 22 no salió de los límites laterales del espacio aéreo protegido. Como resultado del ajuste de la trayectoria, el vuelo cayó por debajo de la altitud del espacio aéreo que está protegido para las misiones de Virgin Galactic durante una corta distancia y tiempo (1 minuto y 41 segundos) antes de volver a ingresar al espacio aéreo restringido que está protegido en todo momento. al suelo para las misiones de Virgin Galactic", dijo el comunicado de la empresa.

"En ningún momento el barco viajó por encima de ningún centro de población ni causó un peligro para el público. Los representantes de la FAA estuvieron presentes en la sala de control durante el vuelo y en los informes posteriores al vuelo. Estamos trabajando en asociación con la FAA para abordar el espacio aéreo para vuelos futuros".

Según un reporte del diario The New Yorker, una luz roja parpadeó en la consola del vehículo para indicar una "advertencia de cono de planeo de entrada". El comunicado de Virgin Galactic dijo que la compañía descarta "las caracterizaciones y conclusiones engañosas del artículo del New Yorker".

Ingresa Ahora