Quieres emprender, ¿pero tienes lo que se necesita? 5 habilidades básicas que debes tener

Es importante que reflexiones sobre qué habilidades tienes y cuáles necesitas seguir desarrollando para poder iniciar tu negocio.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Patrick Hendry vía Unsplash

Si antes emprender requería una fortaleza emocional y la firme decisión de hacerlo, durante la pandemia, para muchos se convirtió en prioridad, despertando el espíritu emprendedor que algunos llevan por dentro y empujando ese sueño de tener un negocio rentable y propio. A esto debemos sumar la realidad digital en la que vivimos, donde las fortalezas que requieren los emprendedores no están limitadas solamente a tener un producto o servicio atractivo, o a conocer perfectamente el mercado y lo que vendes; tiene que ver más con las habilidades para llevar adelante negocios digitales, liderar equipos, proyectos, procesos, entre otros.

Ante este nuevo panorama, que es cada vez más digital, los emprendedores han buscado adaptarse e innovar para mantener a flote sus negocios, y si bien esta crisis conlleva desafíos sin precedentes, también brinda una oportunidad para atender nuevas necesidades, En este caso, es importante que reflexiones sobre qué habilidades tienes y cuáles necesitas seguir desarrollando para poder iniciar tu negocio. Muchos no toman en serio esta parte, sin embargo, es fundamental conocer y desarrollar las competencias necesarias para emprender, así que a través de este espacio quiero hablarte de las más importantes.

1. La resiliencia, un básico

Imagen: Depositphotos.com

Una de las características más importantes que deben tener los emprendedores es la resiliencia. Esta capacidad de afrontar los retos y adaptarse a todo es vital, sobre todo en estos tiempos tan desafiantes, donde la incertidumbre es a veces lo único seguro que tenemos. La resiliencia ayuda a los emprendedores a asumir los riesgos que vengan y a sobreponerse ante las crisis. Uno de los errores más comunes es rendirse al primer error o fracaso, pues esto forma parte de la curva de aprendizaje y nadie podría decir que emprendió sin equivocarse; además, el estar buscando nuevas soluciones ante un problema es clave para aprender y desarrollar la creatividad y solo de esta forma se puede persistir ante la adversidad, siendo indispensable para quienes quieran emprender. Dicho de otra forma, celebra los errores y genera una cultura de trabajo con tu equipo para que sea una práctica que fortalezca la innovación en todos los miembros de tu emprendimiento.

2. Intraemprendimiento ante todo

Imagen: Depositphotos.com

Si bien es algo obvio, otra habilidad básica para los emprendedores es el Intraemprendimiento, que significa tener iniciativa, ser proactivo, asumir responsabilidades, analizar riesgos, identificar nuevas oportunidades de crecimiento y tomar decisiones, son algunas de las cualidades que se manifiestan al contar con esta habilidad. Generalmente este tipo de competencias se identifican incluso cuando una persona trabaja en una organización, pues son las primeras señales de que alguien cuenta con el ADN emprendedor. Si en tus trabajos previos o actuales, eres el primero en sugerir, tienes un alto sentido de urgencia, te sobran ideas, te comprometes con nuevos proyectos, te gusta correr riesgos, entonces es momento de dejar esa silla y empezar tu negocio.

3. Emprender siendo digital

Imagen: Depositphotos.com

La cultura digital debe ser una habilidad primordial, pues una característica crucial de un emprendedor es comprender que el hombre y la tecnología deben complementarse, y sin duda es la base del crecimiento de todo negocio. Además, las personas que poseen la afinidad y facilidad por el uso de herramientas tecnológicas, como Internet, aplicaciones móviles o redes sociales, tienen definitivamente mayor probabilidad de asumir mejor los cambios e innovaciones ante el contexto que vivimos. En la actualidad, el 85% de los emprendimientos en México tienen presencia digital y el 36% inició hace menos de un año, de acuerdo con la Asociación de Emprendedores de México (ASEM).

4. Un liderazgo transformacional

Imagen: Depositphotos.com

El estilo de liderazgo también es sumamente importante, seguro recuerdan a sus jefes más tradicionales y autoritarios, pues no lo repliques. Ese estilo de liderazgo no funciona en los emprendimientos y si por alguna razón pensaste que asumir un rol de liderazgo bajo ese formato iba a funcionar, al contrario, te va a llevar por el lado negativo como emprendedor. Hoy se necesitan líderes que adopten nuevas tecnologías, ágiles, quienes rechacen las tareas operativas, sean muy creativos, analíticos, que promuevan el consenso y estén más orientados al cumplimiento de los objetivos en equipo, no individualmente. Todas estas características las engloba un líder transformacional, que como su nombre lo indica, está abierto al cambio e innova de manera constante. Cuando los emprendedores siguen siendo líderes tradicionales se cierran, no generan compromiso por parte de su equipo, tienen poca capacidad para encontrar caminos distintos y superar las dificultades, siendo estas las principales causas que los llevan al fracaso.

5. Empático siempre

Imagen: Depositphotos.com

Por último, pero no menos importante, un emprendedor debe ser empático; no solo para entender las necesidades de sus clientes, sino también para dirigir a su equipo de trabajo. Un emprendedor que no escucha a los demás difícilmente podrá comunicar la visión del negocio y contagiar a los demás para alcanzar los objetivos del emprendimiento. De acuerdo con el Foro Económico Mundial, la empatía representa un antídoto realmente eficaz contra el estrés y permite una mejor conexión con los colaboradores, pues brinda una forma de crear relaciones basadas en la confianza.

Muchos de los desafíos que viven los emprendedores están relacionados con la capacidad de hacer todo lo que se proponen con pocos recursos, pero con las habilidades y actitudes correctas, desde luego les permitirán sobrellevar los retos financieros de sus emprendimientos, y si a esto, se suman a sus equipos personas motivadas por su liderazgo y el nivel de seriedad con el cual llevan su emprendimiento, tengan por seguro que van a ser exitosos.

Podrías llegar a preguntarte seguramente en caso de que estas habilidades no estén tan presentes en ti, entonces ¿no puedo emprender? La realidad es que sí se puede, solo necesitas generar hábitos y una mentalidad orientada al cambio, ya que las habilidades se desarrollan y se llevan a la práctica día a día.

Reflexiona sobre estas habilidades, trabaja en ellas y comienza este gran camino; este es tu tiempo para llevar a la realidad tus sueños de emprender.

Ingresa Ahora