Ante la presión Nestlé deja de vender KitKat y Nesquik en Rusia

Hasta el día de hoy la empresa sigue vendiendo alimentos esenciales, aunque ha detenido todas sus inversiones, importaciones y exportaciones hacia territorio ruso.

Por

Son muchas las empresas, medios de comunicación y organizaciones que han tomado la decisión de abandonar o modificar sus operaciones en Rusia a raíz del ataque a Ucrania que el día de hoy cumple 27 días. Nestlé no es una de ellas. Aunque la compañía anunció hace días que ha detenido las inversiones, importaciones y exportaciones en territorio ruso, también explicó que seguiría vendiendo productos como fórmula para bebés y otros alimentos esenciales en territorio ruso.

Newscast | Getty Images

La postura de Nestlé ha despertado críticas en redes sociales e incluso provocó un pronunciamiento del presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, transmitido en televisión en Suiza: "'Buena comida. Buena vida.' Ese el eslogan de Nestlé. La empresa que se niega a abandonar Rusia. Incluso ahora, cuando hay amenazas de Rusia a otros países europeos. No solo a nosotros. Cuando incluso hay chantaje nuclear de Rusia".

Pese a la presión la empresa que da empleo a más de 7,000 personas en Rusia, ha decidido mantener su postura. En un comunicado con fecha del 23 de marzo Nestlé explicó: "Mientras la guerra continúa en Ucrania, nuestras actividades en Rusia se centrarán en proporcionar alimentos esenciales, como alimentos para bebés y nutrición médica/hospitalaria, no en obtener ganancias. Este enfoque está en línea con nuestro propósito y valores. Defiende el principio de garantizar el derecho básico a la alimentación".

La empresa también explicó que ha tomado medidas adicionales y anunció la suspensión de la venta del chocolate KitKat y de Nesquik en Rusia: "De cara al futuro, suspenderemos (la venta de) marcas reconocidas de Nestlé como KitKat y Nesquik, entre otras. Ya detuvimos las importaciones y exportaciones no esenciales hacia y desde Rusia, detuvimos toda la publicidad y suspendimos todas las inversiones de capital en el país. Por supuesto, estamos cumpliendo plenamente con todas las sanciones internacionales sobre Rusia. Si bien no esperamos obtener ganancias en el país ni pagar ningún impuesto relacionado en el futuro previsible en Rusia, cualquier ganancia se donará a organizaciones de ayuda humanitaria".

El comunicado cierra explicando que Nestlé trabaja para garantizar la seguridad de los más de 5,800 empleados que tiene en Ucrania y que ha tomado medidas de apoyo como adelantar sueldos y brindar asesoría legal para los que se vean forzados a abandonar su país. Nestlé es una de las empresas de alimentos más importantes del mundo.