6 consejos importantes para mejorar tu control emocional

Conquista tu mente y conquista el mundo. Comprende la importancia del control emocional para los emprendedores y aprende a mejorar el tuyo con estos seis consejos.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Puede ser un concepto difícil de entender, sabiendo que casi todas las circunstancias y eventos que suceden sucederán fuera de nuestro control. La verdad es que hay demasiados factores en el mundo para que podamos controlar y predecir todo. En cambio, solo podemos tomar conciencia de nuestras capacidades para ajustar nuestras expectativas y respuestas emocionales .

Sin embargo, hacerlo es un logro poderoso. Es algo que puede ayudarlo a experimentar más paz a diario, así como menos estrés y menos decepciones.

Relacionado: Por qué es fundamental que los líderes muestren emociones en el trabajo

¿Qué es el control emocional?

La educadora y autora Dra. Benedicte Gendron explica que el control emocional se trata realmente de nuestras reacciones emocionales. Sugiere aprender a mantener la calma durante los pequeños problemas y ganar el control lentamente. Eventualmente, desarrollaremos una reacción tardía, lo que nos da tiempo para reflexionar sobre la situación y responder apropiadamente.

Si bien esto es cierto, juega con una noción muy creída de que el control emocional se usa para emociones negativas o desagradables. Sin embargo, como nos recuerda Vicki Botnick , una terapeuta en California, es posible que cualquier emoción, incluso la alegría, se intensifique hasta un punto que esté fuera de control. Entonces, podemos ver de ambos expertos que controlar las emociones puede significar todas las emociones, buenas o malas.

¿Qué sucede cuando nuestras emociones están fuera de control?

Las emociones hacen que nuestras vidas sean emocionantes. De hecho, muchos consideran que los sentimientos fuertes significan que estás abrazando la vida por completo. Sin embargo, es completamente posible enfrentar la vida de frente y ser todo lo que puedas ser, sin perder el control de tus emociones.

Cuando dejamos que nuestras emociones se vuelvan locas, esto afecta nuestra vida profesional y personal:

  • Es más probable que enfrentemos conflictos en nuestras relaciones.

  • El riesgo de abuso de sustancias aumenta.

  • Perdemos de vista nuestro propósito.

  • Podemos tener problemas para relacionarnos con los demás.

  • La calidad de nuestro trabajo puede disminuir, dando lugar a problemas en el trabajo o la escuela.

Relacionado: 5 ejercicios mentales para fortalecer su aptitud emocional

Tomando el control de tus emociones

Con un poco de práctica, será más fácil controlar tus emociones. Prueba lo siguiente:

1. Regulación, no represión

Para empezar, intente comprender la diferencia entre regular sus emociones y reprimirlas. Piensa en tus emociones como un dial, algo para subir y bajar. No querrás llevarlos al extremo, de cualquier manera. En cambio, está encontrando un equilibrio que funciona para usted... Para su información, visualizar que está bajando un dial mientras experimenta emociones fuertes puede ayudarlo a calmarse. La razón por la que no desea reprimir sus emociones es que es probable que contribuya a otros problemas emocionales o físicos, como la ansiedad, la depresión, el insomnio y el abuso de sustancias.

2. Identificar el sentimiento

En ese momento antes de reaccionar, respira y da un paso atrás para identificar lo que estás sintiendo. Si un colega lo rechaza, por ejemplo, antes de enviar un mensaje de texto enojado o comenzar una discusión, interrúmpase. Hágase preguntas para investigar el problema, como:

  • ¿Qué estoy sintiendo actualmente?

  • ¿Qué me hizo sentir esto?

  • ¿Es posible que haya una explicación diferente?

  • ¿Qué me gustaría hacer con estos sentimientos?

Cuando se toma un momento para comprender sus emociones y considerar posibles alternativas, está reformulando sus pensamientos. También estás construyendo nuevas vías neuronales que te ayudarán a mantener el control sobre tus emociones la próxima vez.

Relacionado: Maneras efectivas de manejar las emociones en el lugar de trabajo

3. Comience a escribir un diario

Un diario de estado de ánimo puede ayudarlo a reconocer y comprender sus emociones. Escribir sus sentimientos, junto con la respuesta que provocó, también es una excelente manera de descubrir posibles patrones disruptivos.

Además, escribir un diario puede ayudarlo a reconocer el tipo de situaciones en las que puede necesitar ayuda. Por ejemplo, algunas personas tienen emociones más fuertes sobre el trabajo, mientras que otras sienten esa pérdida de control solo con su familia. Cuando anotas tus emociones, ves las conexiones y puedes comprender mejor cómo recuperar el control.

4. Respiraciones profundas

Este es probablemente el truco más antiguo del libro, especialmente cuando se trata de control emocional . Hay mucho poder en la respiración. Ya sea que esté ridículamente emocionado o tan enojado que no pueda hablar, la respiración ayuda.

Las primeras respiraciones pueden ser difíciles o superficiales. Visualiza tu diafragma y empuja el aire hacia abajo, más allá de tu pecho. Puede ser útil colocar una mano sobre su vientre para sentir cómo sube y baja. Para ralentizar aún más tu respiración, cuenta. Cuente mientras inhala y cuente mientras exhala. A veces, puede encontrar que un mantra es mejor que contar. Puedes intentar decir algo como "Estoy tranquilo" o "Tengo el control".

5. Medita regularmente

La meditación nos ayuda con muchos problemas emocionales e incluso físicos. Es difícil de dominar, pero eso se debe a que la meditación se malinterpreta en gran medida. Si has intentado meditar pero sientes que fallaste porque había pensamientos constantemente en tu cabeza, no estás solo y tampoco fallaste.

No es posible librar completamente tu mente de pensamientos. De hecho, un ejercicio de meditación popular para principiantes es similar a algunas técnicas que ya hemos discutido. Simplemente etiqueta tus sentimientos. Los principiantes usan este truco, porque te enseña a reconocer el pensamiento que se te vino a la cabeza, etiquetarlo y "archivarlo", por así decirlo.

6. Permítete seguir siendo expresivo

Hay un momento y un lugar para todo, incluidas tus emociones fuertes. A veces necesitamos acurrucarnos en posición fetal y llorar durante unos minutos… al igual que hay momentos en los que necesitamos gritar en una almohada (por buenas o malas noticias). Como mencionó anteriormente el Dr. Gendron, se trata de controlar nuestras reacciones, no la emoción.

Cuando te das el tiempo para reaccionar de esta manera, cuando es apropiado, entonces has encontrado una salida saludable. Como sabes, detener por completo las emociones no es el objetivo aquí, solo las estás reduciendo.

Relacionado: Lo único que debes controlar para tener éxito

Obtener el control de sus emociones lo ayuda a jugar JUNTO CON los eventos que suceden en la vida. Conduce a relaciones y avances más fuertes y saludables en el lugar de trabajo . Con algo de tiempo y esfuerzo, todos podemos ajustar nuestra vela, navegar en consecuencia y obtener los mejores resultados en cada situación.

Las estrategias comerciales, los consejos empresariales y las historias inspiradoras se encuentran en un solo lugar. Explora la nueva Librería del Emprendedor.