Esta compañía cambió a una semana laboral de 4 días y su negocio ha ido mejor

La medida fue tomada para evitar que los empleados renuncien en masa y ha rendido frutos.

Por

Trabajadores "dramáticamente más felices", un aumento en los ingresos y puntajes de satisfacción del cliente "sobresalientes", son el resultado de reducir la jornada laboral a cuatro días a la semana. Así lo ha comprobado por más de seis meses la organización educativa sin fines de lucro Healthwise, con sede en Boise, Estados Unidos.

Tras sufrir una renuncia en masa que fue parte del fenómeno la "Gran renuncia", el cual surgió en medio de la pandemia, Healthwise consultó a la economista experta en lo laboral, Juliet Schor, quien ha estudiado la naturaleza del trabajo desde la década de 1980 para establecer un ensayo de cuatro días entre semana laboral para sus empleados en agosto de 2021.

Y desde entonces el CEO de Heathwise, Adam Husney, no se arrepiente pues ahora los trabajadores son más productivos que nunca con este nuevo sistema, donde a los empleados se les paga por cinco días de trabajo, pero solo asisten cuatro. Sin embargo, Husney no cambió la cantidad de trabajo que debía hacerse en una semana, lo que llevó a los empleados a maximizar menos horas de trabajo.

"Los empleados de Healthwise están pasando sus viernes libres haciendo actividades familiares como deportes o recados", dijo Schor en la conferencia TED2022 en Vancouver, Canadá, este martes. "Una madre de niños pequeños informó que ahora ocasionalmente puede hacerse una pedicura libre de culpa".

Healthwise es una de un número creciente de empresas que están alentando a los empleados a trabajar menos horas para retener a los trabajadores.

El devastador costo de la pandemia de Covid-19 en el país llevó a muchos trabajadores a reconsiderar si sus trabajos les están sirviendo, lo que llevó a renuncias masivas, según el psicólogo organizacional Anthony Klotz, quien acuñó la tendencia como la "Gran renuncia".

Como parte del inesperado movimiento social, más de 38 millones de trabajadores renunciaron a sus trabajos durante 2021 en Estados Unidos, y la tendencia no muestra signos de desaceleración, ya que casi un récord de 4.4 millones de estadounidenses renunciaron a sus trabajos en febrero.

Schor dijo que la investigación indica que las semanas laborales más cortas pueden reducir el estrés mental al tiempo que mejoran la satisfacción laboral y la productividad.

Del otro lado del mundo, los países europeos con días de trabajo promedio más cortos, como Francia y Alemania, tienen una productividad más alta que los países con semanas laborales más largas, como el Reino Unido e Italia. Islandia ya ha probado semanas laborales de cuatro días y el 85% de la población está trabajando actualmente menos horas o en camino a hacerlo.

Shutterstock