Así avanza la computación en la nube, un valioso recurso para las empresas

Nube híbrida, Edge Computing, y otros conceptos de la computación en la nube han comenzado a tomar fuerza en las empresas y se expandirán en los próximos años.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La computación en la nube (cloud computing) se ha convertido en una pieza clave dentro de la estrategia TI de las compañías que buscan estar a la vanguardia y avanzar en su desarrollo.

artur carvalho | Getty Images

Esta infraestructura no es precisamente algo nuevo, pero ahora es indispensable en muchos sectores, especialmente aquellos en los que la transformación digital no es una opción, pues debido a su rápido crecimiento siempre es necesario ampliar las capacidades de cómputo y almacenamiento de datos.

En un mundo cada vez más digital, se espera que la amplia demanda de la nube continúe expandiéndose rápidamente durante 2022. Sin embargo, el mundo de cloud computing sigue evolucionando año tras año en una dinámica ágíl para adaptarse a las nuevas necesidades, por lo que eventos como el Cloud Summit 2022, que se realizará del 17 al 19 de mayo, son diseñados para trazar anualmente una nueva ruta y guiar a las compañías en lo que es el futuro de la computación en la nube para impulsar los negocios.

Si bien, la adopción de la nube venía aumentando hace un tiempo, la llegada de la pandemia ha acelerado el proceso, por lo que ahora con la reactivación y la nueva normalidad estamos viendo diversos casos de uso de la nube. A continuación un repaso por los conceptos sobre la computación en la nube que debes conocer debido a su creciente adopción:

La consolidación de la multinube y nube híbrida

De acuerdo con Equinix, el 93% de las empresas expresaron interés o ya se comprometieron con la nube híbrida, lo que demuestra que hoy es realmente importante poder gozar del acceso a una conveniente combinación de los puntos más fuertes de la nube pública y la privada.

Anteriormente lo más común era elegir entre una nube pública o una privada, cada una de estas tiene ventajas, por lo que hace un tiempo se ha vuelto normal la implementación de una combinación entre ambas que permita contar con todos sus beneficios en conjunto, llegando a la llamada nube híbrida.

Utilizar como recurso una nube híbrida permite que las empresas puedan tener lo mejor de ambos mundos al alcance. Por un lado, los datos que requieren de acceso frecuente y rapidez pueden estar almacenados en servidores públicos, mientras que la información confidencial podrá continuar en servidores privados con un mayor control de acceso.

Por su porte, cuando hablamos de multinube, nos referimos a la posibilidad de contar con múltiples nubes, es decir, usar soluciones de diferentes proveedores, lo que también permite aprovechar las mejores características que cada proveedor ofrece.

Si antes era casi imposible integrar la información de diferentes proveedores, hoy esto se ha vuelto más sencillo y conveniente para grandes empresas que manejan una gran cantidad de datos y aplicaciones.

El uso de la nube híbrida y de múltiples nubes, se resume en la posibilidad de contar con un entorno tecnológico personalizado a la medida de cada organización y las necesidades tecnológicas de la empresa.

Edge Computing, marcando el futuro de la nube

En los últimos años se ha comenzado a hablar de un tipo de infraestructura TI descentralizada pensada para reducir problemas de latencia al tiempo que se aumenta el rendimiento de las aplicaciones de la nube.

Edge Computing, traducido como el borde de la computación, hace referencia a una infraestructura que no se centraliza directamente en el núcleo de un servidor. Para muchos es una amenaza para el cloud computing, pero lo cierto es que llegó con el objetivo de acercar las aplicaciones y los datos a los dispositivos del borde, es decir, aquellos que están más cerca a los usuarios finales.

Las funciones son comparables con las del cloud computing, pero dado que el edge computing acerca la nube al usuario final, la velocidad es mayor, se reduce la latencia, y se amplían las posibilidades. Por supuesto, al tener los datos y recursos más cerca del usuario final, en la mayoría de los casos termina siendo mayor opción procesarlos localmente.

Este tipo de soluciones sin duda será un impulso de alto impacto en compañías que requieran incrementar la eficiencia operativa, pero a su vez, los usuarios finales se verán favorecidos al disfrutar de una mejor experiencia.

Cloud gaming lleva los videojuegos a la nube

Cada vez son más las grandes compañías que se suman a esta tendencia de llevar los juegos a la nube. Google (Stadia), Microsoft (Xbox Cloud Gaming), Amazon (Luna), son algunos de los servicios de cloud gaming disponibles en la actualidad.

Gracias al poder de la nube, el cloud gaming hace posible jugar videojuegos en cualquier momento sin necesidad de tener un equipo (PC, consola, móvil) de gran potencia. En este caso, la principal demanda es un buen internet debido a que la transmisión del juego se realiza a través del streaming.

Una buena manera de aprovechar la nube para llevar a otro nivel la experiencia en esta industria de gran crecimiento en los últimos años, que gracias a diferentes innovaciones ha logrado un significativo avance. De esta manera, en lugar de procesar los gráficos del videojuego en el procesador de PC, smartphone o consola, ese proceso se realiza directamente en enormes y poderosos servidores en la nube, desde donde simplemente se envía la imagen resultante por streaming hasta el dispositivo del usuario.

Por supuesto, los tiempos de latencia deben ser mínimos para garantizar una buena experiencia al momento de jugar videojuegos en la nube, y es aquí donde el Edge Computing tiene un rol de gran importancia, evitando retrasos al momento de acciones como presionar los botones, ya que toda la información viaja por la red, por lo que tenerla lo más cerca posible al usuario final puede ser determinante.

Kubernetes, desbloqueando el potencial de la blockchain

En la actualidad son ampliamente conocidos los beneficios de la tecnología blockchain, que es parte fundamental de las criptomonedas y los diferentes modelos de transferencia de activos digitales como NFTs, contratos inteligentes, entre otros.

Con la llegada de la Web3, muchas empresas buscan integrar la tecnología blockchain a sus operaciones, algo que Kubernetes llegó a facilitar. Esta solución de código libre fue creada para lograr fácilmente la integración de esa tecnología mediante la automatización del despliegue, ajuste de escala y el manejo de aplicaciones en contenedores​.

Diseñado originalmente por Google y luego donado a la Cloud Native Computing Foundation, Kubernetes se ha convertido en una opción eficiente y productiva al momento de configurar, instalar y administrar ya sea de forma pública o privada un entorno blockchain.

Sin lugar a dudas, la implementación de blockchain por medio de Kubernetes brinda una serie de beneficios entre los cuales se destacan despliegues tecnológicos más simples, diversos tipos de almacenamiento, interoperabilidad, vigilancia, seguridad, entre otros.

(Sobre el autor: Sergio Ramos Montoya es editor del sitio Social Geek)