Get All Access for $5/mo

¿Qué significa ser un 'líder auténtico'? Esto es lo que necesitas saber La autenticidad puede ser un término muy utilizado, pero hoy más que nunca, las personas esperan que los líderes compartan algo real sobre sí mismos. Así es cómo dar el salto.

Key Takeaways

  • Lo que realmente significa ser un líder auténtico.
  • Tres pasos para convertirse en un líder auténtico.

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales

jacoblund | Getty Images

¿Auténtico? Más bien realmente incómodo. Después de que su empresa de marketing despidió a algunos empleados el verano pasado, el CEO de HyperSocial, Braden Wallake, publicó una selfie llorando en LinkedIn. Si Wallake tenía como objetivo parecer un líder auténtico y vulnerable, su estrategia le salió mal y provocó más indignación que reacciones positivas. Como comentó un usuario, al menos el "CEO llorón" todavía tenía trabajo.

Compara ese error con un conmovedor mensaje de cuando empezó la pandemia de Arne Sorenson, el difunto expresidente y CEO de Marriott International. Un Sorenson desdibujado y cansado, que sufre de cáncer de páncreas y ha perdido su cabello durante el tratamiento, probablemente debería estar descansando en casa. En cambio, con la voz quebrada, habla abierta y sinceramente sobre los próximos despidos masivos en la cadena hotelera, ofreciendo empatía y esperanza a su gente.

Sabemos cuándo vemos autenticidad. Pero, ¿qué significa realmente y cómo pueden hacerlo bien los líderes? Aquí es donde las cosas se complican. En Meta, en el área de política presidencial y como consultor corporativo, he trabajado con cientos de CEOs y figuras públicas líderes. Y para cada uno de ellos la autenticidad significaba algo diferente. De hecho, es un término tan utilizado que debería venir entrecomillado.

Pero hoy más que nunca, las personas quieren que los líderes ofrezcan un vistazo de su verdadero yo, incluso si esa vista está curada en cierta medida. ¿Por qué la autenticidad está tan de moda? Las redes sociales, para bien o para mal, han difuminado la línea entre lo público y lo privado. El teletrabajo y las reuniones por Zoom solo aumentaron la apuesta, lo que llevó a los participantes a compartir sus vidas personales con extraños, desde el librero bien surtido hasta la guitarra colocada ahí de una manera no tan casual (¿culpable?).

Dicho esto, la autenticidad es mucho más que un truco... si puedes hacerlo bien.

Relacionado: Los 10 mandamientos del networking que debes conocer para construir conexiones auténticas

La autenticidad es complicada, y está bien

Para los jefes que hacen el esfuerzo, la autenticidad puede aumentar su confianza y mejorar el bienestar en el lugar de trabajo. También puede hacer que los trabajadores estén más comprometidos y sean más productivos. Un estudio de más de 700 empleados en 85 pequeñas empresas mostró que cuando los propietarios de un negocio son percibidos como líderes más auténticos, el compromiso del personal y la innovación aumentan. En otro análisis de unos 200 trabajadores europeos de diversas industrias, hubo una relación positiva estadísticamente notable entre el liderazgo auténtico y el desempeño en el trabajo.

Dicho esto, la autenticidad viene con su propio conjunto de trampas y paradojas. Más allá de los carteles motivacionales, es diabólicamente difícil de llevar a cabo en la práctica, y he visto que se ejerce mal con mayor frecuencia que bien. Para los líderes, dominar la autenticidad comienza con enfrentar tres contradicciones clave:

1. La autenticidad puede ser selectiva y estratégica

Empecemos con una sutil, pero crítica diferencia. La autenticidad no significa actuar de manera impulsiva. De hecho, a menudo hay un cálculo involucrado. Un líder puede ser auténtico, pero también reflexivo y selectivo, eligiendo qué selfie compartir con el mundo, por así decirlo. Para los políticos, la autenticidad estratégica es casi un reflejo. A Ronald Reagan le gustaban tanto las gomitas que las convirtió en un elemento fijo en la Casa Blanca, pasando un frasco de su marca favorita en las reuniones. ¿Una elección calculada para humanizar a la persona más poderosa del mundo? Seguro. Pero eso no hacía que la obsesión de Reagan por las gomitas fuera menos auténtica.

2. La autenticidad exige integridad, pero en el sentido clásico

Aparte de la estrategia, en su núcleo, la autenticidad exige integridad. Lo digo en el sentido en que lo hacía Sócrates: todas las partes deben ser coherentes con el todo. Un líder que adopta una postura con colegas y otra completamente opuesta con amigos tendrá dificultades para transmitir autenticidad. El director ejecutivo de Walmart, Doug McMillon, quien comenzó descargando camiones para el gigante minorista, vive y respira este tipo de integridad. En fotos y videos, a menudo usa la misma placa de identificación que cualquier asociado de Walmart, porque eso es lo que realmente es.

3. La autenticidad requiere bajar el puente levadizo

No puedes seguir a alguien en quien no confías, y no puedes confiar en alguien a quien no conoces. En última instancia, la autenticidad exige un cierto nivel de vulnerabilidad, mostrando un vistazo de la persona detrás de la fachada profesional. El general Stanley McChrystal, el general del ejército de Estados Unidos retirado que comandó fuerzas en Afganistán irradia esta cualidad. Lo he visto contar la misma anécdota personal o contar el mismo chiste sobre su vida y carrera tanto a soldados como a presidentes. A nivel biológico, este acto de apertura inspira una profunda reciprocidad y confianza en el oyente. Grandes líderes como McChrystal permiten que las personas los conozcan en un instante para que todos puedan avanzar hacia la confianza y la credibilidad.

Tres pasos para el liderazgo auténtico, desde principiante hasta experto

Por supuesto, al ponerlo en práctica, te darás cuenta de que decirlo es más fácil que hacerlo. Para muchos líderes, abrirse no es algo que ocurra de forma natural (y probablemente no debería de serlo). Los errores, compartir demasiado, o lo incorrecto, o lo correcto en el momento equivocado, pueden tener consecuencias reales. Para los líderes que luchan con los mecanismos de la autenticidad, aquí hay algunos escalones que pueden ayudar, basados en conversaciones que he tenido con personas que encontraron formas convincentes de ser auténticas.

1. Encuentra tu entrada a la autenticidad:

Cada líder que desea ser auténtico debe comenzar en algún lugar, mostrando un poco de sí mismo. Empieza explorando qué pequeño detalle humano puede ser tu entrada a la autenticidad. Esto no tiene por qué ser algo trascendental o especialmente revelador... siempre y cuando seas tú. Aficionado al deporte, amante de la cocina, fanático de los autos, voluntario, lector, escucha de podcasts, entusiasta del bricolaje, todas son buenas opciones.

En sus primeros días como CEO de General Motors, Mary Barra publicó microreseñas de libros en Facebook. El hecho de que Barra, una ingeniera en la cima de la vida corporativa estadounidense, compartiera esas reseñas con el resto de nosotros, simples mortales, las hizo muy populares.

2. Establece tu propio límite entre lo público y lo privado:

He aconsejado a CEOs que compartieron detalles íntimos sobre la pérdida de seres queridos, mientras que otros líderes se mostraron reacios a compartir fotos del perro de la familia. En última instancia, no hay una "respuesta correcta" cuando se trata de cuánto de ti debes mostrar al mundo. Depende de tu propio nivel de comodidad y una evaluación honesta de los riesgos involucrados.

Pero he aquí la cuestión: la autenticidad será mucho más fácil si inviertes tiempo de antemano en pensar y establecer este límite. Por ejemplo, soy un libro abierto en muchos aspectos. Mi tiempo en el ejército, hobbies (desde la jardinería hasta aprender a tocar la guitarra), incluso opiniones políticas, todo está sobre la mesa. Pero hay detalles críticos sobre mi familia y amigos que simplemente no compartiré. Parte de mantenerse enraizado es mantener algo alejado del resto del mundo.

3. Si da miedo, significa que lo estás haciendo bien:

Alcanzar el siguiente nivel de liderazgo auténtico requiere de valentía. Al final del día, las personas se inspiran en aquellos que demuestran la valentía de tomar riesgos. La disposición a poner en juego tu reputación puede decir mucho, ayudando a cortar a través del ruido corporativo y forjar una verdadera conexión con una audiencia.

Un líder que toma un riesgo así es Hamdi Ulukaya, fundador de la gigante de yogur Chobani, quien defiende una causa política: los refugiados. A través de la Asociación de Tiendas para Refugiados (Tent Partnership for Refugees), Ulukaya alienta a otras empresas a seguir el ejemplo de Chobani contratando a esos recién llegados, argumentando que son un motor económico dinámico.

Para los líderes dispuestos a ser auténticos, sea lo que eso signifique, las recompensas pueden superar a los riesgos. He creado mi propia versión de la autenticidad y he ayudado a guiar a otros en la misma dirección, con resultados positivos. Simplemente no esperes que nadie derrame una lágrima si te descubren fingiendo.

Relacionado: 3 secretos de liderazgo que todo CEO de startup exitoso conoce

Craig Mullaney

Entrepreneur Leadership Network® Contributor

Emprendedores

10 grandes frases sobre el poder de las metas

Establecer metas es el primer paso para lograr algo significativo.

Noticias

Los nueve libros que recomienda Sam Altman para cambiar tu vida

Entre los títulos hay obras de literatura, pero también libros de consejos para emprendedores.

Mujeres emprendedoras

Camille Vasquez la abogada de ascendencia colombiana que defendió a Johnny Depp

¿Sabías que una de las abogadas que llevó el caso del actor es de origen latino? Esta es su historia.

Consultoría

El éxito de la noche a la mañana como startup es irreal: acepta la incertidumbre y mejor prueba esto

El mantra de las startups de "actuar rápido y asumir riesgos" es imprudente. Aquí te digo cómo la paciencia favorecerá el éxito de tu negocio en el futuro.

Noticias

14 maneras fáciles de ganar dinero extra en casa

Un ingreso adicional se siente como ser rico si ya tienes un trabajo diario para cubrir las deudas.

Emprendedores

10 hábitos diarios de la personas altamente exitosas

Adoptar estos rituales diarios permite a cualquiera embarcarse en un camino hacia el éxito.