La verdad sobre la desaceleración en la temporada navideña y cómo evitarla

Esta es la época más maravillosa del año... cuando todos bajan el ritmo y dejan de responder a tus correos electrónicos. ¿Quieres saber la verdad sobre la desaceleración navideña? ¡Es solo otro convenio colectivo!

learn more about Daniel Mangena

Por Daniel Mangena

FreshSplash | Getty Images

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales

¿Tú eras como yo cuando iniciaste tu viaje como emprendedor? Llegabas a mediados de noviembre y te sentías frustrado porque todo el impulso parecía detenerse. Tus proveedores tardan más en entregar. Tus clientes no devuelven las llamadas o correos electrónicos durante semanas, y hay una sensación en el aire de que no pasa nada (aparte de las compras de la temporada, por supuesto).

¡La desaceleración de la temporada navideña ha comenzado!

Esto me enfurecía cuando era un joven tratando de abrirse camino en el mundo de los negocios. ¿Por qué todo el mundo simplemente baja la guardia y se da por vencido antes de que termine el año?

Hay una sensación general de que diciembre es un mes cancelado a medida que la gente disminuye la velocidad y mira hacia el año nuevo. Pero, ¿de qué se trata? ¿Por qué tenemos este convenio colectivo y qué podemos hacer al respecto como emprendedores frustrados?

Lo primero que hay que reconocer es que se trata de un convenio colectivo, incluso la Navidad es solo eso. Lo vemos como la época del año en la que tomamos un descanso durante el frío. Sin embargo, en última instancia, la razón por la que todos nos involucramos en comportamientos tradicionales en esta época es simplemente porque todos hemos estado de acuerdo.

Los convenios colectivos

Todo en nuestra sociedad es realmente un convenio colectivo. La mayoría de nosotros estamos de acuerdo con:

  • Trabajar.
  • Pagar nuestros impuestos.
  • El estado de derecho.
  • El acatar los resultados de las elecciones (¡casi todos!).
  • Participar en las tradiciones y las convenciones sociales.

Hay razones claras por las que estamos de acuerdo con estas cosas. Entendemos, por ejemplo, que habrá consecuencias por violar la ley, pero sigue siendo solo un acuerdo.

Todos somos agentes libres dentro de nuestro reino. Si quieres llegar a casa, desnudarte y cubrirte con salsa picante... lo puedes hacer. No te lo aconsejaría, pero lo puedes hacer.

Pero en ese ejemplo (ciertamente ridículo), al no hacerlo, todavía estás cumpliendo con el acuerdo colectivo de que tu familia probablemente lo consideraría un peligro para ti y para los demás y que también sería físicamente desagradable.

Nuestras prácticas comerciales funcionan de la misma manera. En general, estamos de acuerdo en que hay formas específicas de comportarse al incorporar a un nuevo cliente, por ejemplo, o al realizar reuniones. Las obligaciones contractuales son otro acuerdo muy literal que celebramos con una comprensión de las consecuencias en caso de que cualquiera de las partes no cumpla con sus obligaciones.

Entonces, ¿por qué la temporada navideña sería diferente?

Parece algo que la gente asume como si fuera un fenómeno natural. Como las formaciones rocosas o las auroras boreales. "Bueno, todos estamos entrando en la desaceleración navideña en el trabajo ahora. Es solo lo que sucede, ¿no?"

¡Pero no lo es! Es sólo una cosa porque creemos que lo es.

La verdad es que no tienes que cumplirlo si no quieres. Es un acuerdo relativamente inofensivo, después de todo. Sin embargo, en lugar de sentirte frustrado como me pasaba a mí, piensa en la manera en que puedes mitigar el impacto de la temporada en tu negocio cambiando la forma en que operas.

Aprovecha el mes de diciembre para encargarte de todas aquellas tareas que se posponen durante el resto del año. Trabaja en prepararte para el año que viene contactando a los clientes y pidiéndoles comentarios, por ejemplo. O podrías hacer esas actualizaciones en el sitio web del que te quejas desde el 2020.

Y más que solo tareas domésticas, ¡también puedes usar el tiempo para trabajar en ti mismo!

Si estás descubriendo que el estrés de administrar un negocio te está afectando, ahora es el momento de interrogarte y descubrir qué puedes hacer al respecto. Comienza a trabajar en las prácticas de atención plena en tu rutina diaria. Aprende a escuchar lo que tu mente y tu cuerpo te dicen.

Si te encuentras en esa precaria etapa de propiedad de un negocio, donde estás tratando de concentrarte en el crecimiento, pero también tienes que hacer el trabajo, ahora es el momento de sentarte y determinar cómo corregirlo. Elabora una hoja de ruta para el próximo año que puedas (y que vayas a) seguir.

Es fácil ver las vacaciones de Navidad como un destino final, ¡pero hay algo al otro lado! Y sería mejor si te preparas para ello. Cruza la puerta hacia el nuevo año balanceándote, y te adelantarás a tu competencia. Además, tus clientes potenciales y actuales percibirán esa energía y querrás contagiarse de ella.

La verdad definitiva sobre la desaceleración de la temporada navideña es que no tienes que participar en ella. Otros pueden firmar ese convenio colectivo si así lo desean, pero tú puedes usarlo a tu favor simplemente reformulando la situación.

Felices fiestas para todos.
Daniel Mangena

Entrepreneur Leadership Network Contributor

Temas relacionados

Emprendedores

5 pequeños hábitos que los millonarios por esfuerzo propio utilizan para aumentar su riqueza

Todos hemos visto cómo lucen los millonarios hechos por esfuerzo propio en la televisión, pero las cosas en verdad son más sutiles. Brian Tracy investigó qué pequeños hábitos diarios adoptaron estos emprendedores exitosos en su viaje de la pobreza a la riqueza.

Noticias

'No vayas a Marte': Bill Gates nubla los planes de Elon Musk de gastar dinero en sus misiones a Marte

Los dos multimillonarios están en disputa desde que Musk acusó a Gates de vender en corto las acciones de Tesla la primavera pasada.

Emprendedores

Lo que Bill Gates y Steve Jobs me enseñaron sobre cómo conocer a tus clientes

Pese a la popularidad de los chatbots y el servicio al cliente impulsado por la tecnología, nada puede reemplazar el poder determinar lo que tus clientes quieren a través de la interacción social personal.

Emprendedores

7 pasos para impulsar tu carrera más allá de tu zona de confort

Con estos simples y concretos pasos podrás enfrentar la incomodidad, impulsar tu carrera y obtener grandes beneficios.