Cómo los líderes empresariales pueden fomentar una cultura laboral innovadora

Las empresas necesitan nuevas ideas para obtener una ventaja en el juego.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Si hay algo que distingue a una organización exitosa, es la capacidad de mantenerse en la cúspide de la innovación y la tecnología.

La creación de un entorno de trabajo favorable a la innovación fue una de las principales prioridades en mi viaje empresarial. Al darme cuenta de ello, comprendí que tendría que afrontar los desafíos, así como la posibilidad de cometer algunos errores en el camino. Después de todo, el fracaso es una parte importante del proceso.

Las tácticas que he utilizado para crear un entorno de trabajo favorable a la innovación han demostrado ser un terreno productivo para el éxito. Ahora estoy pagando hacia adelante y compartiendo las lecciones que he aprendido con ustedes.

¿Qué es una cultura laboral favorable a la innovación?

Una cultura favorable a la innovación es el tipo de entorno de trabajo que anima a sus empleados a adoptar un pensamiento poco ortodoxo en lugar de desalentarlos. Cultivar una cultura favorable a la innovación significa dejar de lado el status quo y desafiar la tipicidad para crear algo nuevo. Significa capacitar a sus empleados para que proporcionen valor a su empresa de formas distintas a marcar números y actualizar hojas de cálculo en un escritorio.

Relacionado: Cómo gestionar el cambio en el lugar de trabajo

Sus empleados lo buscarán en busca de liderazgo y tutoría, por lo que es importante que los guíe por un camino más creativo y les muestre lo que es una cultura de trabajo saludable y centrada en las ideas.

Por el contrario, una gestión estricta es la muerte de la creatividad. Muchas organizaciones tienen una cultura laboral paralizante en la que penalizan en lugar de recompensar la audacia, al mismo tiempo que no logran cultivar un entorno que promueva la creatividad y la innovación. Por lo tanto, eliminan cualquier posibilidad de ideas innovadoras y éxito prometedor.

La importancia de una cultura laboral favorable a la innovación

La cultura laboral amigable con la innovación es una expresión de ideas y comportamientos. Es fácil para las empresas tomar la ruta más simple y repetir sus procesos comerciales, ya que les permite escalar sin problemas y de manera predecible, pero esto también viene sin ninguna promesa de crecimiento explosivo o la creación de conceptos innovadores. Incorporar una cultura de innovación significa asumir riesgos y ser impredecible con la oportunidad de cosechar grandes recompensas, razón por la cual no es tan común en las organizaciones de hoy.

Para que las cosas funcionen sin problemas, la mayoría de las empresas favorecen lo que saben, la estandarización y la sencillez. La innovación, sin embargo, toma el camino menos transitado. Como la racionalidad no selecciona la innovación, puede considerarse arriesgada, pero seguir la ruta segura de bajo riesgo no lo ayudará a construir una empresa unicornio y cambiar el status quo.

Una organización amigable con la innovación es una amalgama de cultura, metodologías, infraestructura y prácticas laborales saludables. Impulsa a los empleados a pensar más allá de su mentalidad de nueve a cinco, dando valor real a sus roles.

Los líderes de una organización que fomentan este tipo de cultura entienden que la innovación impulsa el crecimiento, y una fuerza laboral solo puede lograrlo con una actitud positiva para el crecimiento y una pasión compartida por operar fuera de la norma.

¿Cómo crear una cultura de innovación?

Con los avances tecnológicos apareciendo en todos los sectores de la industria, nunca ha habido un mejor momento y una necesidad más urgente de incorporar una cultura favorable a la innovación en su organización.

Debe desarrollar una cultura que encienda la pasión por los nuevos conocimientos y las ideas audaces, allanando el camino para que fluya más creatividad. Haga de la cultura de la innovación una parte importante del ADN de su empresa y déjela actuar como marco para todas las actividades corporativas.

A continuación, se muestran algunas formas en las que puede fomentar una cultura laboral favorable a la innovación:

Fomentar nuevas ideas

Para cultivar una cultura de innovación, debe fomentar la acción sobre ideas creativas. Deje que sus empleados se sientan valorados, como si tuvieran cierta autonomía en el proceso de creación de ideas. Deben poder sentirse seguros para compartir ideas atrevidas o locas que les vengan a la mente. Confíe en su equipo para encontrar nuevas formas de resolver problemas.

Crea un lugar seguro para fallar

Si nunca ha fallado, nunca se ha arriesgado. Asumir riesgos es una gran parte de la innovación. Debe recordarles a sus empleados que el fracaso es inevitable y que cada idea tiene un grado de incertidumbre, y puede hacerlo creando un entorno seguro en el que aliente a su equipo a probar sus ideas innovadoras e incluso a cometer errores que no le cuestan a la empresa gran fortuna. Lo importante es aprender de sus errores para asegurarse de no fallar dos veces de la misma manera.

Si reprime las ideas por temor a fallar, permanecerá confinado a la monotonía del status quo y su negocio nunca dará ningún salto significativo. Lo importante a recordar es recuperarse y volver a intentarlo.

Fomentar la competencia sana

Puede realizar concursos de lanzamiento para sus empleados y desarrollar nuevas ideas que se les pedirá que presenten frente a la gerencia. Esto les inculcará un sentido de confianza, ya sea que ganen o no. La competencia saludable es una forma interesante de capacitar a sus empleados para las reuniones de presentación. La idea ganadora también puede ser recompensada, pero la recompensa real serían las habilidades que adquirieron en el proceso a lo largo del camino.

Talleres de trabajo

A través de talleres, los empleados pueden involucrarse directamente en el proceso creativo y trabajar en equipo para desarrollar nuevas ideas y soluciones. Esto no solo cultivará el espíritu de equipo, sino que también alentará a los empleados a estar en su mejor juego y a comprometerse a cumplir.

Aprendiendo a través de prueba y error

Una de las formas más útiles de aprendizaje, prueba y error, nos permite analizar nuestras fallas y descubrir qué se necesita para realizar ese cambio necesario. Luego, vuelve a intentarlo con una mejor mentalidad, sabiendo qué funciona y qué no. De hecho, una de mis preguntas favoritas de la entrevista de trabajo es una historia de fracaso y lecciones aprendidas.

No tengas miedo de ejecutar tu idea

La innovación no se reconoce hasta que implementa sus ideas. Para ejecutar estas ideas, debe capacitar a sus empleados con un impulso moral y el presupuesto adecuado y las herramientas dedicadas a hacer realidad esas ideas innovadoras. Elabora una estrategia de un plan de acción claro para la ejecución y hazlo.

Adopta el pensamiento positivo

Este es uno de nuestros principios fundamentales en 3DLOOK (y también uno de mis principales principios personales), porque como emprendedor, siempre soy optimista. Mediante prueba y error, pudimos perseverar adoptando una perspectiva positiva en previsión de mejorar el mundo y transformar la industria en la que trabajamos; eso es lo que nos mantuvo en marcha. Bucear en la innovación con una actitud positiva le permitirá asumir nuevos desafíos y superar cualquier creencia autolimitante.

Relacionado: Por qué la diversidad es necesaria para la innovación en el lugar de trabajo

La innovación es la base del crecimiento. Dicho esto, la innovación no se detiene con una buena idea. Se requiere mucho trabajo para establecer un entorno favorable a la innovación. Requiere el aporte de los líderes y empleados y un plan de ejecución claro para la implementación exitosa de estas ideas creativas. El objetivo debe ser crear una atmósfera orientada al futuro con empleados ávidos de oportunidades para crecer y mejorar dentro de la organización. En última instancia, esto ayudará a que la empresa tenga éxito.

Sea un ejemplo para su equipo. Prepárelos para que siempre empiecen a funcionar y nunca se alejen ante la adversidad. Anime a su equipo a ser valiente con sus ideas y a caminar por aguas desconocidas. Moldea su mentalidad para aceptar el fracaso y utilízala para ser más audaces en sus próximos pasos. Desarrolle el apetito por mejores ideas y nunca se conforme con nada menos que audaz.