3 razones por las que lo simple no siempre es mejor cuando se trata de diseños de logotipos

Los diseños de logotipos mínimos pueden ser la tendencia más actual, pero no funcionan con todas las imágenes de marca.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Digamos que, como yo, has estado pensando en rediseñar tu logo. No quieres nada demasiado drástico. Quiere mantener su reconocimiento y evitar alienar a sus clientes existentes. Con todo esto en juego, un diseño minimalista parece ideal.

El minimalismo podría definirse como lo simple llevado a los extremos, y lo simple es bueno, ¿verdad?

De hecho, antes de comenzar a analizar mi proceso de cambio de marca, habría dicho que lo simple era mejor, siempre.

Relacionado: 5 reglas cardinales del diseño de logotipos

Después de todo, la simplicidad se promociona con frecuencia como una de las principales fortalezas del diseño gráfico en general. Algunos incluso pueden llegar a decir inequívocamente que el diseño simple es imprescindible. Pero el minimalismo es un estilo que podría restar valor al diseño de su logotipo, por lo que no siempre es la mejor opción.

No quiero estropearlo, lo simple funciona en muchos casos. Pero he descubierto algunas razones importantes por las que los logotipos simples en la medida del minimalismo pueden no ser lo mejor para mi logotipo, y tal vez tampoco para el tuyo.

Pérdida de singularidad y memorabilidad.

Si hiciera una lista corta de las cualidades que un logotipo debe tener, dos de ellas serían el factor de singularidad y la memorabilidad.

Estos dos realmente van de la mano. Un logotipo único a menudo es memorable simplemente porque es único. Por supuesto, eso no siempre significa que sea un buen logo. Tampoco siempre significa que tenga éxito. Tiendo a recordar los logotipos malos mucho más fácilmente que los buenos, generalmente porque me hicieron reír o me tomaron por sorpresa. "¿Cómo se aprobó ese?"

Pero una cosa es si te estás burlando de un logo. Otra muy distinta es si está diseñando un logotipo a largo plazo que debe soportar la carga de las imágenes de su marca.

Esto requiere equilibrio. Puede ser fácil complicarse demasiado con un logotipo al agregar una gran cantidad de elementos que no necesitan estar allí. Pero también puedes equivocarte del otro lado. Trabajé en mis propias maquetas para ideas de logotipos en el pasado, y tiendo a seguir reduciendo la cantidad de elementos con la esperanza de que el minimalismo brinde claridad.

En cambio, lo que encontré es que a veces el minimalismo excesivo elimina todo lo único y memorable del diseño. Si se trata de retener esos dos elementos vitales o mantener las cosas "minimalistas", definitivamente recomiendo agregar detalles nuevamente.

Relacionado: Cómo crear un logotipo

Potencial de mensajería deficiente

De vez en cuando, me encuentro con un logotipo de una empresa que es tan minimalista que no puedo entender qué es. O a qué empresa representa. O cómo se supone que debo sentirme al respecto. O si soy la audiencia prevista.

Los logotipos son vitales para el marketing y la identidad de marca, y todo vuelve al mensaje que envía el logotipo.

Al trabajar en mi cambio de marca, quiero asegurarme de que mi logotipo aclare mi empresa y sus objetivos. Para mí, eso significa usar una marca de combinación con un gráfico y el nombre de mi empresa. Se puede hacer de manera simple, cierto, pero aún requiere algunos elementos adicionales. Y estoy dispuesto a agregarlos para aclarar mi mensaje.

El minimalismo está en el ojo del espectador

Una última razón para no forzar la simplicidad y el minimalismo en el diseño de su logotipo es que todos definen "mínimo" de manera diferente. Para los diseñadores complejos, cinco elementos pueden considerarse mínimos. Para los egresados de la escuela minimalista, un solo elemento puede ser la perfección, y todo lo demás es superfluo.

Los diseñadores gráficos no solo ven el "minimalismo" como una línea de meta móvil, sino también la audiencia. Podría hacer una prueba de un logotipo que considero simple, o incluso mínimo, y obtener comentarios de una persona que dice que es aburrido y de otra que dice que es demasiado llamativo y sobrecargado.

Relacionado: 5 consejos para materiales profesionales de marketing

No me malinterpretes: estoy absolutamente a favor de recibir comentarios de terceros imparciales y creo que todos los comentarios son válidos y potencialmente valiosos. Pero impulsar un estilo de diseño en particular solo afectará al diseñador; su audiencia está más interesada en cómo funciona el diseño del logotipo en general.

Si está persiguiendo un diseño de logotipo minimalista, eliminando elementos continuamente, es posible que su audiencia no lo considere "mínimo" sino "inacabado".

Poniéndolo simple

Entonces, si no debe perseguir el minimalismo, ¿eso significa que debe sobrecargar el diseño de su logotipo, esperando que la plétora de elementos lo haga único, memorable, en el mensaje y atractivo para su audiencia?

En una palabra, no.

Siempre abogo por el equilibrio en el diseño, especialmente en lo que se refiere a la marca. Ir demasiado lejos de una forma u otra es más probable que alienará a algunos de sus destinatarios. Para mi cambio de marca, quiero un logotipo limpio, fácil de entender y que no distraiga el mensaje. Para mí, dudo que el minimalismo me dé los resultados que quiero. Pero tampoco lo hará un diseño de logotipo abarrotado y caótico.

El punto que finalmente quiero hacer aquí se refleja en la forma en que está redactado el título: no quiero perseguir el diseño mínimo. Seguir las tendencias de diseño tiende a hacer que el producto final se sienta forzado y antinatural. En mi negocio, descubrí que es mucho más efectivo permitir un proceso de diseño orgánico, que da como resultado un logotipo que se ajusta a la marca y promueve el éxito.