Entrevista con Daniel Quintero, Alcalde de Medellín: un Distrito de Ciencia, Tecnología e Innovación genera más oportunidades para los jóvenes

En entrevista con el Alcalde Daniel Quintero profundicé sobre cómo casi una década después de ser elegida como la ciudad más innovadora del mundo Medellín está llevando la cultura de tecnología y emprendimiento directamente a los niños y jóvenes.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Diversos artículos de medios de todo el mundo ya han destacado lo logrado por la ciudad de Medellín, en Colombia, como un ejemplo de transformación y resiliencia, pasando de ser la ciudad más violenta del mundo a principios de la década de los 90, con casi 1,000 homicidios por mes, a convertirse en la ciudad más innovadora del mundo en 2012, recibiendo el reconocimiento por parte de Citigroup y The Wall Street Journal, en alianza con Land Urban Institute. Esto superando a urbes de la talla de Tel Aviv (Israel) y New York (USA).

Daniel Quintero, actual Alcalde de Medellín, no se guardó nada y durante más de una hora conversó con nosotros, respondiendo preguntas sobre diversos temas que lo han involucrado, desde el problema de Hidroituango hasta los esfuersos en educación. Reconoce que lejos de ser una ciudad perfecta, Medellín tiene una gran cantidad de problemas y retos por resolver, pero llama la atención conocer los esfuerzos que está realizando la actual administración para abordar los principales problemas que tiene la ciudad con una visión clara que resalta la transformación social a través de la tecnología, la educación y el emprendimiento como principales herramientas para que niños y jóvenes -y por lo tanto sus familias- puedan soñar con un mejor futuro.

"Medellín se convirtió en la ciudad más violenta del mundo porque le dio la espalda a los jóvenes"

Cuando se habla de Medellín es imposible no traer a flote el pasado de la ciudad. Con los jóvenes como protagonistas durante la época más violenta de la ciudad, el alcalde, cuyo período finaliza el 31 de diciembre de 2023, asegura que no hay que ver a los jóvenes como un problema sino como una oportunidad.

"El reto más grande que tienen hoy los líderes del mundo es la lucha contra la desigualdad y el cambio climático, situaciones que en Medellín se conectan perfectamente: los más pobres son al mismo tiempo quienes viven en las zonas más vulnerables a desastres naturales", dice el Alcalde Quintero. "Creemos que Medellín se convirtió en la ciudad más violenta del mundo porque le dio la espalda a los jóvenes. La estrategia de Medellín para cambiar eso es decirle a los jóvenes que son importantes, que hay un alcalde que trata a los jóvenes como potenciales emprendedores", concluye.

Foto: Daniel Quintero, Alcalde de Medellín. Crédito: Jonathan Nassif

Con esto en mente, la ciudad le apuesta a la innovación y la tecnología como principales herramientas de transformación social. El gobierno actual trabaja en una estrategia interesante con la que busca cambiar la mentalidad de los jóvenes para que se motiven a iniciar una ruta de aprendizaje en áreas relacionadas con la tecnología. Matrículas gratis, computadoras para estudiantes de colegios y espacios dedicados a incentivar la conexión, el aprendizaje y la creatividad para resolver retos, hacen parte del ecosistema que está construyendo Medellín.

"Lo que necesitan en especial los jóvenes es reconocer que ellos son relevantes para el futuro de su comunidad, de la ciudad y del país", es el mensaje del Alcalde cuando se le pregunta sobre la importancia de impulsar a este grupo social tan vulnerable. "Los invitamos para que se formen en habilidades de la Cuarta Revolución Industrial, lleven sus ideas al siguiente nivel, generen sus emprendimientos y saquen adelante proyectos tecnológicos para mejorar su calidad de vida".

El sueño y la necesidad de ser un 'Silicon Valley'

Para Quintero, Medellín "podría volver a convertirse en la ciudad más peligrosa del mundo". Asegura que cualquier ciudad desigual puede hacerlo pues "ese es el peligro de la desigualdad, crear jóvenes vulnerables a la violencia". Por ello, reconoce que no hay que bajar los brazos cuando se trata de brindar mayores oportunidades a los jóvenes.

Durante su gestión, la ciudad continúa enfocada en ampliar y mejorar su ya conocido moderno sistema de transporte masivo, en la reducción de las emisiones de CO2 con el deseo de ser reconocida globalmente como una ecociudad y en llevar espacios culturales a cada rincón de la ciudad. Sin embargo, su mensaje se centra en el gran esfuerzo que está haciendo Medellín para desarrollar la economía del conocimiento con iniciativas estratégicamente pensadas para capacitar a los ciudadanos en temas en tecnología, procesos de innovación y emprendimiento para resolver los retos no solo locales sino también del mundo.

Teniendo claro ese objetivo, la ciudad pasó de ser un simple municipio a convertirse en un Distrito Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación como parte de ese proceso de transformación social, urbana y económica en busca de establecer un ecosistema de innovación de 360 grados en el que verdaderamente se conecten todos los actores en pro de una misma causa: abordar y dar solución juntos a los diferentes temas de interés local (e incluso globales), involucrando a ciudadanos, gobiernos, emprendedores, empresas e instituciones educativas para que articulen esfuerzos.

"Medellín tiene una estrategia para convertirse en una economía del conocimiento", dijo Daniel Quintero antes de detallar la visión del Distrito para cambiar las reglas del juego. Esa estrategia es el llamado Valle del Software, una iniciativa que busca llevar a las comunas de la ciudad centros especiales en los que los jóvenes pueden acceder a espacios que democratizan el acceso a las oportunidades que ofrece la Industria 4.0. Esos espacios conocidos como Centros del Valle del Software (hasta la fecha se han inaugurado seis de estos espacios) están siendo implementados en diferentes barrios con el objetivo de mejorar las condiciones de empleabilidad y reindustrializar a la ciudad, además de estimular la creación de emprendimientos y el fortalecimiento de empresas de base tecnológica; algo así como llevar la cultura de innovación de Ruta N directamente a los barrios de una ciudad.

Foto: Centro de Valle del Software, Comuna 13, Medellín. Credito: ACI Medellín

Este año la alcaldía ha entregado 150,000 computadoras a jóvenes estudiantes de colegios públicos de la ciudad, la entrega más grande en América Latina, y los planes mencionados por el Alcalde Quintero indican que el próximo año se entregarán otros 100,000; esto como parte fundamental de los esfuerzos en educación que componen la estrategia del Valle del Software, que busca crear una cultura de innovación en los estudiantes de bachillerato de la ciudad. El Alcalde, mencionó que un computador es una excusa para intervenir de alguna manera en el sistema educativo y el acceso a la tecnología es clave para salir de la pobreza.

La estrategia como tal ya es bastante interesante, pero algunos resultados también comienzan a aparecer. De acuerdo con cifras reveladas por el alcalde durante la entrevista, mientras que en 2019 apenas 60 jóvenes optaban por carreras relacionadas con la tecnología en la Institución Universitaria Pascual Bravo, para este semestre 687 jóvenes se inscribieron en programas tecnológicos, lo que demuestra que la conversación alrededor de la tecnología, la cuarta revolución industrial y el Valle del Software está empezando a modificar pensamientos en los jóvenes de la ciudad.

Nodos de Innovación Especializados: el próximo paso para impulsar una ciudad conectada

Con varias iniciativas como las ya mencionadas, el próximo gran reto es lograr conectar todos los esfuerzos para que el programa del Distrito Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación de Medellín pueda ver los frutos de todo el trabajo que viene realizando la ciudad durante los últimos años.

"Si los niños y jóvenes reciben un computador luego necesitamos conectarlos no solo a una red de internet, sino también conectarlos entre ellos para resolver causas globales, una de ellas el cambio climático. En los Centros del Valle del Software pueden experimentar con tecnologías, espacios de coworking, los jóvenes aprenden a programar, impresión 3D, arduino, realidad aumentada, entre otras", explica el Alcalde de Medellín.

Pero la ciudad sabe que hay que ir más allá. La misión ahora es ir a los colegios de la comunidad e incentivar la conexión entre estudiantes para resolver retos, para crear empresas, fundar emprendimientos e integrarlos con empresarios, gobierno, universidades y otros actores para la consolidación de un ecosistema sólido capaz de resolver problemas locales e incluso brindar solución a problemáticas globales.

Por eso, precisamente por estos días fue anunciado el proyecto de Nodos de Innovación Especializados, una estrategia que ya se había probado en tres verticales con la que se busca crear un ecosistema conectado en el territorio. "Queremos crear un ecosistema para que las personas se conecten, colaboren, compartan información y se sientan inspiradas y emocionadas por involucrarse", resalta Quintero.

Foto: Los Nodos de Innovación Especializados. Credito: Alcaldía de Medellín

Los Nodos de Innovación Especializados tienen el objetivo de consolidar el ecosistema de ciencia, tecnología e Innovación en torno a diez temáticas que servirán de puntos de encuentro para que la denominada "quíntuple hélice" (sector público, academia, empresas privadas, ciudadanía y actores de cooperación internacional) sume conocimientos, experiencias y recursos y, de esta manera, se generen soluciones a necesidades reales escuchando las voces de todos los actores, articulando sus conocimientos y potenciando, a través de metodologías ágiles y de innovación abierta con un enfoque de sostenibilidad y continuidad en el tiempo.

Las diez temáticas que aborda este programa incluyen nodos para solucionar retos relacionados con el cambio climático, agroindustria, Gov Tech (Gobernanza Digital), contaminación, movilidad, salud, servicios públicos, seguridad, residuos sólidos y educación. Para lograrlo, se ha creado la figura de "dinamizadores", personas que están al frente de cada una de las temáticas y quienes tienen la misión de integrar a todos los actores del ecosistema para la generación de proyectos, líneas de investigación, transferencia de conocimiento, atracción de inversión público-privada y actividades de networking. La misión es lograr una transformación cultural que aporte a la construcción de un territorio inteligente y sostenible.

No es una ciudad perfecta

Por supuesto, Medellín no es una ciudad perfecta; ninguna ciudad en el mundo lo es. Sin embargo, el enfoque que le está dando la ciudad a la manera cómo se resuelven los principales problemas sociales puede resultar inspirador para otras ciudades de América Latina y el mundo.

La ciudad tiene una gran cantidad de problemas ambientales, de movilidad, pobreza y desigualdad social, entre muchos otros en los que todavía quedan largos caminos por recorrer. Quintero hace referencia a la difícil lucha contra el cambio climático como uno de los problemas más grandes que tiene la ciudad, pues esto no solo está afectando la infraestructura sino que también incrementa la pobreza y la desigualdad, y por lo tanto el número de jóvenes vulnerables a seguir los malos caminos del pasado. Por eso, como parte de la estrategia para mitigar el cambio climático este jueves 21 de septiembre durante su participación en la Clinton Global Initiative (CGI) se anunció que a partir del 2035 en Medellín estará prohibida la venta de vehículos a gasolina.

La ciudad lleva dos años de lluvias constantes y el Alcalde menciona que, de acuerdo con el Departamento de Planeación Nacional, tan solo 1 grado más de temperatura va a derivar en un 40% más de lluvias en Medellín.

Como consecuencia, todo el sistema de alcantarillado de la ciudad ha llegado al límite y hay que reubicar por lo menos a 50.000 familias que viven cerca de quebradas, pues debido al cambio climático ahora están en zona de riesgo. Además, es la tercera ciudad más densamente poblada del planeta en área urbana y la ciudad más grande de América Latina construida entre montañas, zona de riesgo.

Como estos, son muchos los desafíos que enfrenta Medellín, pero con su resiliencia ha demostrado ser capaz de enfrentar situaciones adversas realmente difíciles. Pero si hay algo que resulta desconcertante, es pensar cómo es posible que Medellín, que durante años ha sido promocionada como una ciudad emprendedora, no sea un epicentro de startups de alto impacto ni siquiera a nivel local en Colombia.

Si bien la ciudad cuenta con una gran base de empresas importantes en el país y su tejido empresarial es bastante fuerte e importante para Colombia, en el ecosistema de startups todavía queda un largo camino por recorrer si tenemos en cuenta que el foco principal de la ciudad es dedicar una gran parte de sus esfuerzos en fortalecerse como un hub de emprendimiento e innovación.

(Sobre el autor: Sergio Ramos Montoya es editor del sitio Social Geek).