La "cultura de las juntas" les cuesta a las empresas $101 millones de dólares al año

Si sientes que pasas la mayor parte de tu vida atrapado en reuniones de negocios, es posible que tengas razón.

Por

El empleado promedio asiste a 17.7 reuniones a la semana y pasa un tercio de sus horas de trabajo sentado en una llamada de Zoom o en sala de juntas.

Hinterhaus Productions | Getty Images

Esto no solo resulta excesivo, sino que además sale caro, según un nuevo estudio realizado por la empresa de transcripción de audio, Otter.ai, en asociación con el profesor de la Universidad de Carolina del Norte, el Dr. Steven Rogelberg.

El estudio encuestó a 632 empleados de más de 20 distintas industrias y encontró que las empresas pagan en promedio $25,000 dólares para que cada empleado profesional asista a juntas innecesarias cada año. Eso equivale a $2.5 millones de dólares al año para las empresas de 100 personas. En compañías con más de 5,000 empleados, el número asciende a más de $ 100 millones de dólares.

El informe también indica que mientras más alto es el salario del empleado, más tiempo pasa en las reuniones que le cuestan dinero a la empresa. Por ejemplo, un gerente que gana $160,000 dólares al año, desperdicia $12,800 dólares de lo invertido por la compañía.

Según el Dr. Rogelberg las normas en torno a lo que él llama la "cultura de las juntas" han sido quebrantadas y necesitan ser reexaminadas.

"Cuando los empleados asisten a juntas en las que no necesitan estar, suelen sentirse desconectados o se ponen a hacer otra cosa, lo que distrae a otros y puede descarrilar el orden de la reunión", explicó el Dr. Robelberg, quien ha estudiado cómo transcurren las juntas en compañías como Google, Facebook y las Naciones Unidas. "Esto no solo afecta la calidad de la reunión, sino que también le pega a la productividad y al tiempo de los empleados".

Menos reuniones equivale a empleados más felices

Aunque los empleados aceptan el 83% de las invitaciones a juntas que reciben, secretamente quieren rechazar el 31% de ellas, a pesar de que solo rechazan el 14%. Como resultado, muchos de los encuestados dijeron que se sentían "frustrados" y "molestos" durante las reuniones. Aunque hacían como que estaban en la junta, el 70% informó estar haciendo otra cosa, mientras que el 45% apagó el video o el audio de la reunión.

La mayoría de los empleados (86%) dijeron que eran más productivos cuando tenían bloques de tiempo largos e ininterrumpidos y que el tener menos reuniones significaba una mayor satisfacción laboral.

Cuando se les preguntó cómo las empresas pueden reducir el número de reuniones innecesarias, los empleados tuvieron algunas ideas, como estas:

  • Cambiar la cultura de la empresa para que el hacer menos reuniones no sea un tabú.
  • Distribuir minutas de alta calidad de las juntas, incluyendo un resumen de los puntos de acción.
  • Convocar a las reuniones solo a los empleados que en verdad sean relevantes para ellas.