Consultoría

Iniciando en el mall

¿Qué debes considerar para instalar tu carreta en un centro comercial?
Iniciando en el mall
Crédito: Depositphotos.com

Aunque hace una década los kioscos y carretas para la venta de productos ni siquiera formaban parte del paisaje de los centros comerciales, actualmente estos espacios se han convertido en la puerta para que los pequeños empresarios entren en el mundo de las grandes oportunidades.

"Los espacios no son tan caros, ni las políticas tan elitistas como se cree. Las oportunidades son inmejorables para que los empresarios, desde los más pequeños, pongan un negocio en un centro comercial y tengan éxito", asegura Gerardo de Jesús Guido, director general de Grupo Guika, empresa desarrolladora de centros comerciales. "Hay una nueva forma de desarrollar centros comerciales que permite y requiere la participación de todo tipo de empresarios y de los más diversos productos y servicios. Estoy seguro de que los nuevos empresarios van a inundar los centros comerciales en México."

El crecimiento de centros comerciales en nuestro país no tiene precedente y reporta inversiones de mil 500 millones de dólares en el último año, cifra que lo coloca a la cabeza de la región latinoamericana, de acuerdo con el Consejo Internacional de Centros Comerciales( ICSC por sus siglas en inglés).

El valor de este mercado está estimado en 25 mil 835 millones de pesos y en la actualidad el 45 por ciento de consumo de los mexicanos se está efectuando en los llamados retailers. Para 2005, el área rentable de centros comerciales se estima en 64 mil 775 metros cuadrados.

Dentro del total de área rentable, los kioscos y carretas representan una invitación para los empresarios que desean participar en este jugoso mercado sin necesidad de tomar altos riesgos ni de invertir grandes cantidades.

Esas estructuras portátiles que se ubican en las áreas comunes de los centros comerciales tienen ventajas que no han sido debidamente apreciadas por los emprendedores.

Ventajas

Negocio de bajo costo y bajo riesgo. La inversión inicial es reducida. Si consideramos un centro comercial medio, puede ser menor a los 200 mil pesos. Si el emprendedor demuestra responsabilidad comercial y compromiso con su negocio, el riesgo de fracaso es sumamente bajo, pues las condiciones de seguridad, atractivo y comodidad de un centro comercial provocan que prácticamente todo sea vendible.

Primer paso para instalar un local o para probar un producto en el mercado. Si lo que le preocupa es saber si el producto con el que iniciará un negocio es el adecuado, los kioscos son la alternativa ideal para "incubarlo" y confirmar si se trata del concepto adecuado para pensar en una tienda de mayor dimensión en el futuro. Gerardo Guido considera que el objetivo de los pequeños empresarios debe ser mover su negocio a un local del centro comercial.

Inventario reducido. Los kioscos requieren un inventario mínimo y reducen los riesgos del negocio. Si un artículo no se vende, el empresario no se queda atrapado con su mercancía y se puede dar el lujo de probar otras opciones sin sufrir consecuencias mayores.

La inversión

Renta. Las rentas y cuotas son muy variadas pero si consideramos un centro comercial promedio, podríamos hablar de entre 10 mil y 20 mil pesos de renta mensual por una carreta o un kiosco. Por supuesto, esta cantidad dependerá de las características específicas del lugar: tamaño, afluencia, ubicación y temporada. Por ejemplo, la renta de una carreta en un centro comercial fashion de la Ciudad de México como Perisur se puede cotizar en 50 mil pesos.

Apartado. También es necesario considerar el "apartado" que comúnmente se establece en tres o cuatro meses de renta.

Si bien es cierto que algunos centros comerciales -como el recién inaugurado Plaza San Marcos, en Cuautitlán Izcalli, Estado de México- ya tienen instaladas todas sus carretas e islas, en la mayoría de estos lugares el módulo para exhibir los productos corre por cuenta del empresario que renta el espacio.

Podría parecer un asunto menor, pero la estructura seleccionada puede influir en el éxito de su negocio. Asegúrese de que ésta sea resistente, segura, iluminada y que tenga un diseño atractivo. En lo que respecta a la inversión en este rubro, le ofrecemos como referencia los costos de Vitresa, una empresa regiomontana dedicada a la fabricación e instalación de vitrinas y kioscos para el comercio. Los precios de sus módulos tipo isla se ubican entre 22 mil pesos y 65 mil pesos, informa Carlos Treviño, representante de la empresa.

Inventario. Depende exclusivamente del producto seleccionado y de la elección de sus proveedores. Pero independientemente del artículo que vaya a ofrecer, el inventario reducido que se requiere para instalar una carreta o un kiosco es una de las grandes ventajas de esta alternativa de negocio.

Los expertos

Antes de entrar en calidad de empresario a un centro comercial, escuche las sugerencias de los especialistas:

Ubicación. Los espacios se están generando, usted sólo tiene que elegir el más adecuado para su propuesta de negocio. Considere las nuevas plazas que están surgiendo en ciudades intermedias, tales como Coatzacoalcos, Culiacán, Hermosillo, Chihuahua, Torreón, Saltillo, Aguascalientes, Puebla y Pachuca, entre otras.

Observe cada detalle, desde el estacionamiento hasta los espacios comunes donde las personas se sientan a tomar un café. La existencia de una tienda "ancla" es conveniente, pero no indispensable si la combinación de giros comerciales es variada.

De acuerdo con Patricio Gutiérrez, director de Construcción y Desarrollo de Consorcio ARA, el criterio que siga el centro para combinar los giros comerciales es determinante para pronosticar el éxito del lugar. Como ejemplo, en Plaza Aragón no hay grandes marcas pero sí ofrece variedad en productos y servicios y es uno de los centros comerciales que han alcanzado más éxito en la Ciudad de México.

Producto. Elija productos de calidad que puedan exhibirse fácilmente en un espacio reducido y asegúrese de que el artículo seleccionado sea compatible con el público consumidor que asiste a ese centro comercial.

En un establecimiento lujoso, las bolsas para dama, cristalería, cerámica fina y los productos gourmet pueden ser buenas opciones de negocio.

En un centro comunitario es recomendable elegir un producto que sea ante todo útil y necesario, pues quienes visitan estos lugares regularmente no tienen el ánimo de comprar más allá de lo necesario, adiferencia de un centro comercial de entretenimiento donde el consumo es mayor.

Responsabilidad. El emprendedor que decide iniciar un negocio en un centro comercial debe asumir el riesgo con seriedad y responsabilidad. Ser constante, persistente y estar decidido a trabajar en un proyecto de largo plazo son requisitos indispensables.

Promoción. Para acercar su producto a los visitantes de una plaza, considere factores como el diseño, la decoración y la iluminación del kiosko o carreta, así como asegurarse que sus métodos de publicidad estén siguiendo las tendencias de consumo prevalecientes.