Consultoría

Buenos hábitos, mejores logros

Buenos hábitos, mejores logros
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Buenos hábitos, mejores logros Buenos hábitos, mejores logros Inevitables revelaciones

Buenos hábitos, mejores logros

Las 7 prácticas para tener éxito... conviértelas encostumbres

Por Brian Tracy

Se deben desarrollar siete hábitos claves para tener éxito en losnegocios. La falta de alguno de ellos puede ser costoso --si no es que fatal--para tu negocio. Cuando hayas dominado cada una de estas áreas,podrás obtener resultados extraordinarios más rápida yfácilmente que tus competidores.

Planéalo todo. Conforme mejor planees, con anticipación, tusactividades, más fácil te será obtener los resultados quedeseas. Para planificar mejor, respóndete lo siguiente:

1. ¿Cuál es, exactamente, mi producto o servicio?

2. ¿Quién es, precisamente, mi cliente?

3. ¿Qué es lo que compra mi cliente?

4. ¿Qué es lo que mi cliente considera de valor?

5. ¿Qué hace que mi producto o servicio sea superior al de miscompetidores?

6. ¿Por qué mi cliente potencial le compra a los competidores?

7. ¿Qué elemento debe convencer a mi cliente para que me compre amí?

Los siguientes son las prácticas, texto adaptado de Million DollarHabits (Hábitos de un millón de dólares), Brian Tracy(Entrepreneur Press).

Inevitables revelaciones

1. Antes de iniciar el negocio, asegúrate de estar organizado.Reúne a toda la gente y los recursos necesarios en el proceso deplanificación. Resulta esencial que elijas cada uno de los ingredientesque requerirás antes de comenzar la operación de tu negocio yjúntalos para que estén listos en el momento de que abras laspuertas del negocio o inicies el proyecto.

2. Encuentra a la gente adecuada. El 95 por ciento del éxito lodeterminará la gente que contrates. Las compañías deprimera calidad tienen a la mejor gente.

Las empresas de segunda calidad contratan gente de esa calidad. Lascompañías de tercera tienen gente por abajo del promedio... y vandirecto a la puerta de salida de los negocios.

3. Delega sabiamente las responsabilidades. Debes desarrollar lacapacidad para delegar el trabajo adecuado, a la persona apta, de la maneraoportuna.

Identifica las dos o tres tareas que contribuyan a darle el máximo valora tu compañía, y delega lo demás. Aprende a pensar entérminos de &flashquothacer las cosas a través de otros&flashquot en vez de tratarde hacerlas tú mismo. Es la única forma en que puedes multiplicartus habilidades.

4. Supervisión constante. Desarrolla el hábito de llevar acabo una supervisión apropiada. Establece un sistema de monitoreo deltrabajo y asegúrate que se apega a lo acordado.

5. Delegar no significa abdicar. Tienes aún la responsabilidad deque salgan bien los resultados de las labores delegadas. Deberás estarpor encima de ellas. Establece sistemas de reporte para que siempreestés informado del estado que guarda el trabajo. Asegúrate quecada persona sepa lo que debe hacer y cuándo hay que hacerlo, quedisponga del tiempo y los recursos para llevar a cabo el trabajo. Entremás importante sea el trabajo, más a menudo tendrás queverificar su progreso.

6. Mide las labores. Determina estándares específicos ymedibles para los resultados que requiere tu empresa. Debes establecer losplazos específicos para &flashquothacer tus cuentas&flashquot de acuerdo con loprogramado.

7. Mantén una comunicación clara con tu equipo. La genteque te rodea necesita saber lo que ocurre. Los banqueros necesitan conocer losresultados financieros. El personal requiere saber la situación de lacompañía. Entre más le informes a la gente de maneracompleta, precisa y regular sobre los detalles y situación de tunegocio, más motivados estarán y tú obtendrámejores resultados.