Emprendedores

Tome el toro por los cuernos

Tome el toro por los cuernos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Tome el toro por los cuernos Tomando al Toro por los Cuernos La Suerte Favorece al Intrépido Obsesión y Pasión por los Negocios Los Más Audaces Contacto

Tomando al Toro por los Cuernos

Te presentamos a un excéntrico (y muy exitoso) empresario cuyaaudacia no tiene límites

Por Alex Purugganan

Llámalo como quieras: temple, determinación, intrepidez. Unestado mental irracional, en el límite, que te arrolla como unciclón, que no te suelta hasta que hayas llegado a la meta propuesta.

Como sea que lo identifiques, es seguro que todo joven empresario lo necesita:esa confianza inamovible en este mundo de puntocoms es tan importante como elcapital que sostiene un negocio, la ubicación de la empresa o tener unsitio imaginativo. Una parte significativa de esta ecuación es lacapacidad para demostrar el temple para elevar las acciones aunque sólotengas $20 pesos en la mano.

Te presentamos a Sean Rones, fundador y director general de World Footprint,(http://www.worldfootprint.com) una empresa de medios de comunicaciónubicada en California. Rones encarna esa rara especie de empresarios con templede acero (aquellos llenos de un entusiasmo absoluto que son capaces de todo contal de impulsar a su compañía a niveles sin paralelo).

Este domador de toros de 35 años traslada su valor ilimitado del rodeoal lugar de trabajo, a cuyas juntas llega invariablemente vestido con espuelas,chaparreras y lazo, listo para bombardear a la empresa con su caudal de ideas.Inflexible hasta que sus propuestas se analizan, comprenden y satisfacen, Ronesno tiene escrúpulos para esposarse a la puerta de una oficina o hacerlede John Wayne y pasear a caballo afuera de un edificio, exigiendo hablar con elpresidente de la compañía. De hecho, un día llegómontado a caballo y se instaló en nuestras oficinas con todo el atuendovaquero, dispuesto a acampar hasta que lo recibiéramos.

¿Necio?, quizá. ¿Excesivo?, probablemente. ¿Eficaz?, sinduda.

¿Cómo lo describirías tú, dado que Rones ha echadomano de excentricidades para lanzar la única empresa de medios delplaneta con derechos para vender publicidad en exteriores a lascompañías de Internet durante las recientes olimpiadas enAustralia? Rones afirma: si al terminar un proyecto no mantengo la mismapasión que tenía al empezarlo, es que no triunfé.

Evidentemente muchos otros factores han apoyado su ascenso, pero en el origende todo está su actitud espontánea y valiente. Analicemos condetalle su éxito e imaginemos a dónde puedes llegar con esteenfoque de ventas. Por suerte, lo sabemos de fuente fidedigna.

La Suerte Favorece al Intrépido

Lo que diferencia a Rones de la mayoría de los empresarios es sumétodo rebelde para atajar al adversario en los negocios y frente a lavida, en general. Explica: &flashquotNo es algo aprendido, es una pasión, unimpulso que siempre he tenido. Algo que está en mí&flashquot.

Tras lanzar WorldFootprint.com, a principios de 1999, Rones y su socio, EricDavis, decidieron que el momento ideal para atraer a los publicistasestadounidenses e internacionales de la Red serían las olimpiadas.¿Y por qué no? Después de todo, se calculaba queasistirían 3.2 millones de personas de los 240 paísesrepresentados.

Pero le bastó aterrizar en Sydney, Australia para comenzar a enfrentardiversos problemas, tan enormes como organizar el traslado de un toro de unatonelada. Se topó con sus &flashquotcolegas&flashquot australianos que amenazaron su vidapor un porcentaje de su empresa y se abrió paso a codazos entre losmonopolios locales que dominaban la industria publicitaria, quienes obviamenteno estaban muy contentos con la idea de tener encima una compañíaextranjera.

Ambos factores eran como para empacar y tomar el avión de vuelta aEstados Unidos. Pero Rones crece con los obstáculos y los utiliza comoherramientas motivacionales. Si no los hubiera, probablemente no seríaexitoso, explica. &flashquotEl rechazo me hace más atrevido y volcánico. Yuso esa energía de manera positiva para manejar mi vida empresarial.&flashquot

Con varios contactos australianos que habría hecho cuando jugababéisbol a principios de los 90, Rones sacó ventaja de la falsaidea de que los derechos de publicidad para los juegos olímpicos ya sehabían asignado. También ayudó el hecho de que losaustralianos tuvieran dificultades para vender los espacios elegidosespecíficamente para publicidad.

En poco más de un año, Rones consiguió los derechos, conlo que World Footprint se convirtió en la única fuente para quelas empresas de puntocom pudieran anunciarse sin ser patrocinadoresolímpicos oficiales.

La empresa ofreció a los publicistas la oportunidad de comprar espacio yanunciar sus productos y/o sitios web por toda la ciudad de Sydney; en taxis,autobuses, trenes, espectaculares y edificios (utilizando cualquiervehículo imaginable excepto los canguros y koalas nativos). Ronesesperaba vender US$ 25 millones en espacio publicitario, y luego planea volverlos ojos a la olimpiada de invierno del 2002 en Salt Lake City, así comoa la del 2004 de Atenas.

Obsesión y Pasión por los Negocios

Rones comenzó a montar toros hace dos años, por mero capricho. Laidea de enfrentar otro desafío, en este caso un animal tan grande comoun Oldsmobile, lo impulsó a fijarse en los toros, a fin de ejercitar susreflejos. Tengo que concentrarme, mantener el miedo a raya y reaccionar cuandomonto, afirma. Hay una cierta espiritualidad cuando se tiene en mente queestá uno arriesgando la vida.

Tras haberse ganado el apodo de &flashquotel joven canalla&flashquot en los rodeos, Ronesfinalmente encontró un oponente digno de su talla: un animal de 900kilos con una cornamenta capaz de ensartar a un hombre en una sola cornada.Acepta que el miedo siempre está presente cuando el toro lo arroja comomuñeco de trapo, pero de manera muy semejante a como maneja susnegocios, Rones experimenta la motivación de terminar la tarea que tienefrente a sí, por nefasta que sea.

Según él, existen muchas semejanzas entre el terreno comercial yla plaza de toros. Y subraya que cualquier empresario puede encontrar larelación entre ambas lides. Por así decirlo, en los negociostodos los días se está obsesionado por algo. Algunos días,la obsesión dura unos segundos, otros no. Pero cada vez que uno se caedel toro, hay que tener la mentalidad de volver a subirse.

Rones lleva su analogía un poco más lejos, sugiriendo que comotodo joven empresario, aun los jinetes de toros más experimentados sabenlo que es el miedo. La reacción ante la adversidad es lo que pronosticael desenlace. Rones explica: cuando traten de anunciar sucompañía, no se intimiden por los niveles administrativos ni porla gente que se esconde tras sus correos de voz. Hay que tener fe en que esamanera de pensar sólo producirá recompensas.

Rones no depende sólo de su apariencia dinámica para mantenerse aflote. Se equilibra con un plan de juego estratégico preparado deantemano. Cuando se abre la puerta para soltar al toro, dice, o cuando elcliente muestra interés, es cuando hay que actuar, prever ycontrarrestar cada uno de sus movimientos.

Esta filosofía es evidente en la aventura actual de Rones, unapelícula titulada El joven canalla. &flashquotEs algo que hace tiempoquería realizar. Los empresarios tienen que correr riesgos&flashquot, asegura.Los sueños sólo se convierten en realidad cuando se ponen enmarcha.

Actualmente en negociaciones, Rones tiene la osadía de referirse alproyecto como la única película completamente financiada porInternet. Ha demostrado ser un empresario hecho de buena madera. Su instintovaleroso es la confluencia de una ambición fervorosa y llana, laatracción a los riesgos y una destreza para el liderazgocarismático que convencen a los demás a seguirlo, principalmentepor curiosidad. (Lo que de seguro les interesa más es la loca carreraque Rones, el canalla, va a proporcionarles).

Su historia es un testamento de que lo que importa no es el tamaño deltoro, sino el tamaño del corazón de un empresario. &flashquotAlguien memuestra las instrucciones de la vida, yo simplemente las sigo&flashquot, afirma Rones.No es sino hasta entonces que todo mundo se teje un rumbo positivo.

Los Más Audaces

Sean Rones cuenta con una larga tradición de valor para transmitir unmensaje y colaborar en la creación de una empresa. Estos son algunosempresarios arrojados que no olvidaremos pronto:

1. Howard Hughes, fundador de Hughes Aircraft Co. Con unatripulación de cuatro miembros, Hughes rompió el récordmundial de dar la vuelta al mundo en tres días, 19 horas y ocho minutosen un Lockheed, modelo 14. También se rompió casi todos loshuesos al chocar un nuevo avión durante una prueba.

2. Desi Arnaz y Lucille Ball, fundadores de Desilu Productions. Cuandolos ejecutivos de la Red se mostraron poco interesados en producir unespectáculo que representaba al latino Arnaz casado con la popularLucille Ball, la pareja creó la primera productora de televisiónindependiente para producir el programa piloto de &flashquotAmo a Lucy&flashquot, con lo que seconvirtieron en sus propios jefes.

También, en vez de grabar espectáculos en vivo, fueron losprimeros en filmar para televisión, con lo cual inventaron losreestrenos y abrieron la brecha para la venta simultánea.

3. Richard Branson, fundador de Virgin Group. Branson fue el primero encruzar el Atlántico en un globo aerostático, que alcanzóvelocidades de más de 200 kilómetros por hora. Tambiénnavegó por el río Támesis con el grupo Sex Pistols, quecantó &flashquotDios salve a la reina&flashquot, al pasar frente a la Cámara de losComunes.

4. Philip Knight, confundador de Nike. Muy al principio, Knightreclutó al insolente corredor estrella Steve Prefontaine y alniño malcriado del tenis, John McEnroe, para anunciar su línea dezapatos. Pronto, todo mundo quería usar lo que los grandes atletasusaban.

Los empleados de Nike participaron en conferencias donde las fuentes contequila y las confrontaciones eran la norma. Estas herramientas demotivación poco convencionales comprobaron su eficacia después deque un antiguo empleado se consideró un &flashquotcruzado de Knight&flashquot en unamisión sagrada.

Contacto

World FootPrint; http://www.worldfootprint.com