Consultoría

Un Negocio de Generosas

Un Negocio de Generosas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Un Negocio de Generosas Negocios de Bambú En Crecimiento Cultivo y producción Geografía de oportunidades Ganancias que Crecen Contactos

Negocios de Bambú

La siembra del bambú para la fabricación de papel es unaopción para lanzar una empresa altamente resistente

Por Ana Lechuga

El alimento favorito de los osos pandas es también una materia prima conatractivas posibilidades de comercialización: el bambú puedeutilizarse como fibra para fabricar papel de alta resistencia y en lamanufactura de algunos plásticos. Si se le destila de forma similar a lacaña de azúcar, se obtiene un alcohol de uso industrial, mientrasque sus tiernos retoños, que tienen un sabor parecido a los palmitos, yaforman parte del menú de algunos restaurantes gourmet.

Esta planta originaria de la India también se emplea en las industriasdel mueble, construcción, decoración y artículos pararegalo. Su cultivo requiere de una moderada inversión especialmente sise logra reciclar el agua que demanda para su crecimiento.

De las más de 400 variedades de bambú que existen, recientementese descubrió que la idónea para producir papel es la BambusaVulgaris, cuyas fibras alcanzan una altura de entre 4.4 y 16 metros. Tieneun diámetro de entre 32.60 y 14.20 centímetros con un rendimientopor hectárea que va de 20 a 260 toneladas, según la cantidad deagua y abono con las que cuente el terreno.

En México, el cultivo del bambú para vender sus astillas a laindustria papelera se considera una oportunidad de negocio, especialmentecuando se observa que anualmente las papeleras mexicanas importan tres milmillones de dólares de celulosa para sus productos, ya que de las 116fábricas de papel que existen solamente 13 están integradas parala producción de celulosa. De ese grupo, sólo diez se encargan decomprar papeles de desecho para reciclarlo.

El conocimiento acerca de esta aplicación del bambú es reciente,por lo que la explotación de esta materia prima, a nivel mundial,aún está en primera fase. Brasil es el único paísque cuenta con extensas plantaciones para la comercialización de esteagroproducto donde el papel de bambú se usa para fabricar sacos paracemento, plásticos o contenedores de alimentos como azúcar, arrozy harinas.

El cultivo del bambú para fabricar papel es incipiente en Perú,Colombia, Venezuela, Indonesia, Irán, Egipto, China y recientemente enHonduras, Costa Rica y México. Esta práctica en especial seestá convirtiendo en una oportunidad de negocio porque se sabe que elpapel elaborado a base de esta planta es mejor que el tradicional -que sefabrica con astillas de pino o de eucalipto- debido a que un papel es de buenacalidad cuando su índice de rasgado por tensión es másalto, es decir, el grado de resistencia ante rompimientos. En este caso, elíndice de rasgado por tensión del Bambusa Vulgaris es de14.44, contra el 7.67 del papel de pino y 12.29 del eucalipto. Conforme laescala sube, el papel es más resistente.

El papel de bambú es tan fuerte que sus aplicaciones, hasta el momento,son para elaborar bolsas y cajas industriales.

Por la demanda que existe en el mercado mundial, empresas como InternationalBamboo Development Company y Robert Flynn Associates ofrecen contratos decompra de bambú por un periodo de entre 20 y 25 años.

En Crecimiento

Eduardo Villavicencio Gómez, copropietario de 60 patentes detecnología para la producción de papel y 37 años deexperiencia en el estudio del bambú, junto con Eduardo VillavicencioCharpentier y otras 21 personas entre técnicos, asesores y personaladministrativo, conforman la empresa Tecodein Villavicencio, que a nueveaños de haberse creado ofrece consultoría para laproducción, aprovechamiento e industrialización del bambú.

Grupo Pulsar y Grupo Durango también ya incursionaron en este negocio.Por ejemplo, en Chiapas Grupo Pulsar estableció una plantación de20 mil hectáreas para la producción de mil toneladas debambú para papel.

&flashquotPara realizar este proyecto convencimos a algunos pequeños productoresde la zona para que nos surtieran de bambú. Les ofrecimos 200dólares por cada 20 hectáreas del cultivo; con esta demanda seelevó también la rentabilidad de su tierra. Aquéllos quese han animado a desarrollar productos derivados de la planta han tenidoutilidades hasta por 2 mil 500 dólares&flashquot, indicó VillavicencioGómez .

Según este emprendedor, el futuro de la industria papelera tantonacional como internacional requiere de celulosas baratas, abundantes y de altacalidad.

&flashquotPor ello, cada vez está más cerca el tiempo en el quedeterminadas variedades de bambú serán las principalesabastecedoras para las papeleras&flashquot, asegura.

Cultivo y producción

Los árboles de bambú no necesitan replantarse después delcorte. Resisten ciclones, inundaciones, sequía y plagas. Producen cuatroveces más oxígeno que la mayoría de las plantas y mejoranel proceso de fijación de nitrógeno en el suelo.

Cada planta puede cortarse por primera vez después de tres añosde haber sido sembrada. El segundo corte se hace a los dos años delprimero, con el propósito de que alcance el diámetro adecuadopara estandarizar la producción por hectárea en 100 toneladas.Con abono y riego apropiados, el rendimiento aumenta hasta alcanzar las 120toneladas.

De acuerdo con Villavicencio Gómez, las condiciones geográficasideales para el cultivo de esta variedad son la zonas del trópico queestán al nivel del mar y hasta dos mil metros de altitud, donde se tieneprecipitaciones pluviales de mil 200 milímetros al año.

El bambú se aclimata a todo tipo de suelos y terrenos, incluso enplantaciones en terrenos desgastados. Requiere pocos nutrientes y sus mayoresrendimientos se obtienen en las zonas donde se cultiva caña deazúcar y hay agua, aunque también se puede sembrar en laderaspara ayudar a detener la erosión del suelo.

&flashquotLa composición morfológica del bambú es similar a la dela caña de azúcar. Cada planta contiene entre 20 y 25 por cientode almidón que se industrializa, fermenta y destila para obteneralcohol. Por su resistencia y la protección que brindan, estos productosse utilizan principalmente en la fabricación de cajas paraartículos químicos, farmacéuticos y de consumo humanotales como cereales, leche líquida o en polvo, arroz y chocolates&flashquot, diceVillavicencio Gómez quien subrayó que esta materia primaserá una de las más demandada en los próximos años.

Geografía de oportunidades

Estados de la república mexicana propicios para el cultivo delbambú: Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Michoacán, San LuisPotosí, Tamaulipas, Veracruz, Puebla, Morelos, Oaxaca, Tabasco, Chiapas,Campeche y Quintana Roo.

Ganancias que Crecen

De acuerdo con Tecodein Villavicencio, por cada diez mil hectáreassembradas de bambú se obtiene una producción de un millónde toneladas al año. Si se consideran los costos de siembra, dividir latierra, pagar salarios, así como transportar y triturar la materiaprima, se establece un costo en campo de aproximadamente $9.73 dólarespor tonelada de astilla.

De ese costo, $1.84 dólares corresponden a gastos fijos y $7.89dólares a gastos variables. Si se considera un pago mínimo en elmercado de Brasil de $35 dólares por tonelada de astilla, esto genera unretorno de capital de 56.32 por ciento.

Contactos

Tecnología Comercio y Desarrollo Industrial, S.A. de C.V.

(TECODEIN). Av. Universidad 1903 int.104, Col. Oxtopulco Universidad 04310,México DF, Tel. (5) 661-5620, fax (5) 661-6701, e-mail:tecodein@compuserve.com

Agroindustrias Ranita

Av. Ejido 87, Col. Hogar Moderno 39580, Acapulco Gro., Tel. (7) 480-0826, fax(7) 482-5882, e-mail merinna@prodigy.net.mx