Consultoría

¿Quieres vender tu empresa

¿Quieres vender tu empresa
Crédito: Depositphotos.com

¿Quieres vender tu empresa ¿Quieres vender tu empresa? Por qué vender ¿A quién ofrecer el negocio? Cómo presentarla Contacto

¿Quieres vender tu empresa?

Te decimos qué necesitas y cómo pulir tu negocio para obtenerel mejor precio

Por Ira Franco

Cuando se trata de colocar una empresa que está en quiebra, no se hablade venta, sino de remate o pérdida ya que los dueñosintentarán recuperar al menos parte de los activos. Sin embargo, cuandose trata de una empresa sana, el momento más adecuado para venderla escuando está creciendo y tiene buenas perspectivas a futuro.

El mejor empresario es aquél que es consciente de sus capacidades.Cuando el mercado ha crecido demasiado y ya no tiene el control o lapreparación para competir, lo ideal es considerar la venta oasociación con una compañía más grande que cuentecon capital para expansión, mercado adicional, mejores canales dedistribución o una mayor experiencia a nivel gerencial.

&flashquotLas alianzas estratégicas son una buena razón para vender enpartes un negocio. Por ejemplo, un socio que me diera sinergia, una empresamás grande que la mía que me va a dar más mercado, onuevos productos. Muchas empresas venden una división de su propionegocio para capitalizarse, porque tienen diversos giros y en alguno noestán siendo competitivos. Aquí el objeto es recabar fondos paraenfrentarse a otro tipo de mercados&flashquot, explica Guillermo Delgado, directorgeneral de DESA, empresa de intermediación en compra y venta de negocios.

Por qué vender

La estrategia correcta para vender completo o en partes un negociodependerá de las razones que el empresario tenga para vender.

Guillermo Delgado explica: &flashquotHay gente que está ansiosa de vender sunegocio porque quiere dedicarse a otra cosa, quieren dar un giro de susactividades, viajar, dedicarse a labores altruistas, quieren recobrar a sufamilia porque el negocio ha sido muy celoso&flashquot.

Punto central para la venta de un negocio es un buen avalúo.Según el experto, los negocios valen en función del dinero quedejar en el bolsillo de quien lo compra. Para valuar un negocio se hace unaproyección de ventas, costos y se revisa primordialmente su flujo deefectivo.

Si piensas obtener una jugosa ganancia por la venta de tu empresa, es necesariocerrar todos los asuntos pendientes.

La venta de un negocio podría compararse con la venta de una casa: si nose mantiene limpia y cuidada, simplemente no se venderá.Prepárate a recibir muchos compradores potenciales hasta que encuentresal ideal. Paradójicamente, deberás mantener la sonrisa y ganas deprosperar hasta que entregues las llaves.

&flashquotSiempre recomendamos ponerle un moño al negocio, es decir, hacermejoras a la empresa pues así su valor aumentará. Quizá tetardarás más, pero sacarás más de la venta. Un pocode esfuerzo puede ayudar a sacar más dinero por tu negocio&flashquot, afirmaDelgado.

¿A quién ofrecer el negocio?

La respuesta puede encontrarse entre competidores, clientes, proveedores, otrosaccionistas y ejecutivos de la empresa. Aunque el mejor cliente siempreserá el que mejor pague.

&flashquotLo ideal es encontrar alguien que te compre la tienda completa con todos tusproductos, inventario, muebles y local&flashquot, asegura Gustavo Martínez, quienrealizó una venta muy provechosa de su tienda de cómics.

Martínez pertenecía a un grupo de empresarios jóvenes quesupieron vender su negocio antes de que pasara la &flashquotlocura&flashquot por este tipo derevistas. Los socios actuaron con rapidez y traspasaron el negocio a un preciomayor a la inversión inicial. En el avalúo de la empresaincluyeron como activos una amplia base de clientes, suscriptores,distribuidores y mayoristas.

Es evidente que el factor tiempo es crucial, sobre todo si se trata dealgún artículo de corta vida en el mercado, sin una industriasólida que lo respalde.

Por otro lado, la decisión también tendrá implicacionesemocionales, ya que ser empresario no sólo es una manera de obteneringresos; después de un tiempo se convierte en un estilo de vida.

Es indispensable generar alguna otra actividad positiva a la cual dirigirsedespués de vender para que la transacción no represente una granpérdida.

Con 30 años de experiencia en el negocio de compraventa de empresas,Guillermo Delgado tiene una máxima: &flashquotCuando no tengas necesidad devender es cuando debes hacerlo. Si la negociación no es satisfactoria,puedes rechazarla y conservar tu creciente y próspera empresa&flashquot.

Cómo presentarla

Existen puntos a favor que podrían incrementar el precio de tu empresa.Aunque no planees vender tu compañía, conviene revisar si cumplescon estas características que representan elementos de valor para tunegocio:

1. Productos propios: marcas y patentes de tu propiedad.

2. Una base de clientes diversa. Un solo cliente no debe significar másde diez o 15 por ciento del total de ventas.

3. Un equipo gerencial fuerte, con pocos empleados clave.

4. Pocos competidores.

5. Diversidad de productos para vender.

6. Tu negocio se encuentra dentro de una industria con futuro o enexpansión.

7. Ningún pleito legal pendientes.

En contraste, estos son algunos factores que pueden disminuir el precio antelos ojos de un posible comprador:

1. Productos o servicios poco originales que cualquier otro competidor puedavender.

2. Falta de identidad corporativa.

3. Personal demasiado importante que al dejar la empresa podríaperjudicar las operaciones de la compañía.

4. Competidores demasiado fuertes y muy cercanos.

5. Una tienda con un solo producto a vender, que ocupe más de 30 porciento de las ventas.

6. Inventarios viejos, obsoletos o abundantes.

7. Deudas de clientes difíciles de cobrar.

Contacto

Desarrollo de Empresas, Bosque de Ciruelos 162-2, Col. Bosques de lasLomas 11700, México DF. Tel. (5) 245-0745/1032 E-mail:gdelgadoh@enlacesweb.com y gdelgadoh@desamex.com