Consultoría

Jóvenes Millonarios

Jóvenes Millonarios
Crédito: Depositphotos.com

Jóvenes Millonarios Jóvenes Millonarios Richard Allred, 36 Años Liz Elting, 33 y Phil Shawe, 30 Años David Watkins, 31 Años John Jerit, 37 Años Tarina Tarantino y Alfonso Campos, 30 Años Andrea Keating, 38 Años Mike Manclark, 35 Años Brad Aronson, 28 Años Per Welinder, 36 y Tony Hawk, 31 Años Walter Latham, 28 Años Rosemary Jordano, 36 Años Alexis Abramson, 32 Años Contactos

Jóvenes Millonarios

Tienen menos de 40 años; sus negocios ganan millones y-además- siguen creciendo... No los odie, mejor,¡Conviértase en uno de ellos!

Por Victoria Neal, Michelle Prather,Karen E. Spaeder & Laura Tiffany

Richard Allred, 36 Años

En la industria de la ropa deportiva, el ascenso y la caída de lasempresas suele depender de las tendencias estacionales. Richard Allred rechazaesa noción incorporando a la ecuación su idea de moda perenne.&flashquotEn realidad se basa en el estilo de vida y vestimenta del surfistaclásico&flashquot, dice Allred, de 36 años, respecto a Toes on the NoseCorp., empresa que inició hace siete años para fabricar cualquiercosa desde shorts y trajes de baño para surfistas hasta ropa decama y toallas. &flashquotNuestro estilo lo lleva tanto un pequeñín decinco años como su bisabuelito de 80.&flashquot

Después de graduarse en la Universidad del Sur de California, Allreddescubrió que su trabajo en el sector de bienes raíces no loinspiraba tanto como sus ex compañeros de clase: Mossimo G. Giannulli,de Mossimo Inc. y John Bernard, de Spot Sport, entre otros. Luego de reunirUS$110,000 entre sus ahorros y su familia, subarrendó un espacio en SpotSport y empezó a crear la ropa estilo hawaiano clásico con la quecreció en el sur de California. Hoy en día, su empresa,está creciendo tan rápidamente y sus ventas por US$5 millones elaño pasado, posiblemente aumenten a US$10 millones este año.

Allred espera enfocarse hacia los mercados internacionales. ``Hoy en díael mundo entero es accesible a cualquiera'', dice Allred quien planeaextenderse a Sudamérica y seguir desarrollándose en los mercadoscanadiense, japonés, australiano y británico. &flashquotEse es elverdadero motivo por el que nos va tan bien: el surf en generalestá en boga y ya vimos qué es lo que el resto del mundorealmente quiere.&flashquot

Si bien Toes on the Nose está extendiendo su línea de productosal área de blancos y ya empieza a anunciarse en revistas distintas delas dedicadas al surf no esperen que Allred pierda de vista sumisión original. &flashquotLa manera en como nos hemos distinguido ha sidocomprometiéndonos totalmente con lo que hacemos. Nuestra empresa no esdiferente de como era en sus inicios. Tenemos más artículos yofrecemos más variedad, pero nuestro estilo es exactamente el mismo yplaneamos edificar nuestro negocio de esa manera, y no siguiendo los altibajosde la moda&flashquot, subraya Allred.

Liz Elting, 33 y Phil Shawe, 30 Años

Trabajar en un dormitorio pequeño y abarrotado puede no ser la maneramás cómoda de iniciar un negocio, pero eso no detuvo a Liz Eltingy Phil Shawe, de 33 y 30 años respectivamente. Con una computadorarentada, un folleto casero y un sinfín de recursos al alcance de sumano, estos dos egresados de la Universidad de Nueva York soñaban en1992 que su recién iniciado negocio, TransPerfect Translations Inc., seconvirtiera en una de las agencias de traducción orientada al serviciomás importante de su ramo.

Ambos socios dedicaron prácticamente todas sus horas de vigilia a lapromoción y la comercialización, o a telefonear y enviarcorrespondencia a los negocios y ejecutivos en sus listas, todo financiado consu presupuesto estudiantil y un crédito posterior por US$5,000. &flashquotNohabía diferencia entre los gastos para vivir, para comer o para trabajar--recuerda Shaw--; poníamos todo lo que podíamos en el negocio;después nos preocupábamos por la comida, los servicios y larenta, en ese orden.&flashquot

En pocas semanas, Shawe y Elting obtuvieron su primer proyecto y a la larga sehicieron de clientes constantes. Mediante los contactos de Elting en su empleoanterior, trazaron una vasta red de traductores profesionales subcontratadosmientras ellos manejaban todas las funciones de desarrollo, mercadotecnia ycontabilidad desde un sofá en su dormitorio. Después de cuatromeses les cayó el proyecto de proyectos: un estudio geológico de600 páginas para traducir al ruso en nueve días. A sabiendas deque el proyecto debería realizarse internamente y de inmediato, Elting yShawe se las ingeniaron para convencer a varios traductores rusosespecializados en geología de que se trasladaran a la ciudad de NuevaYork y trabajaran las 24 horas del día en su dormitorio con la promesade que un cliente de reputación les pagaría. &flashquotCreo que ninguno denosotros durmió durante ocho o nueve días --afirma Shawe. Nuestrodormitorio era como un casino lleno de vigorosos traductores rusos. ¡Fuesorprendente!&flashquot La traducción del análisis se depositó enun avión media hora antes de que el cliente saliera rumbo a Rusia.

Desde entonces, la empresa no ha hecho más que crecer. Los díasen el dormitorio ya son parte de la historia y su empresa, con ingresos deUS$22 millones para 1999, tiene 14 oficinas en tres continentes del mundo, unared de tres mil 300 subcontratistas y clientes como American Express yCoca-Cola. Esta pareja de egresados de la Stern Business School atribuye suéxito a la más obvia filosofía empresarial: trabajardurísimo.

&flashquotDecidimos iniciar nuestro negocio antes de salir de la universidad, asíque estábamos acostumbrados a vivir como estudiantes, --comenta Shawe--.Nos habría encantado tener algo más de dinero, pero creo queaprender a arreglárnoslas sin extras nos fue de utilidad másadelante&flashquot, agrega Elting. &flashquotSi pudiéramos volver a hacerlo, loharíamos de la misma manera.&flashquot

David Watkins, 31 Años

Si busca en un diccionario qué significa la palabra &flashquoturbano&flashquot,verá que es &flashquotlo perteneciente o relacionado con una ciudad&flashquot. Si lepregunta a David Watkins, obtendrá una respuesta muy diferente. Lo quedistingue a Watkins es su perspectiva del cliente urbano, el punto focal de suempresa neoyorquina de publicidad, mercadotecnia y producción deeventos, Icon Lifestyle Marketing (ILM). Según la perspectiva deWatkins, el cliente urbano implica mucho más que ser parte de la ciudad:es ser joven, moderno, multifacético y parte de un fenómenocultural que ILM lleva más allá de la marca del US$1millón.

&flashquotNuestra idea de los clientes urbanos es mucho más sofisticada que la dela mayoría: les damos más crédito por ser capaces decomprender el quehacer de una agencia de publicidad promedio&flashquot, señalaWatkins, quien inició ILM en 1995, después de trabajar tresaños para la revista The Source. &flashquotNuestro propósito no estirar bajo; por el contrario, tiramos alto y colocamos a los clientes a esaaltura.&flashquot

Su trabajo en The Source puso a trabajar su cerebro. &flashquotDecidíobservar con atención los vehículos publicitarios ymercadológicos que se ofrecían en el mercado y me di cuenta deque ninguno abordaba eficazmente al consumidor urbano&flashquot, recuerda esteentrepreneur de 31 años. &flashquotSobre todo los que se enfocaban enciertos consumidores jóvenes y eran tediosos y aburridos.&flashquot

Por lo tanto, Watkins le dio un gran golpe a la industria al contratarempleados jóvenes y vanguardistas que estuvieran dispuestos aatrincherarse contra las tendencias predominantes. &flashquotPara comprender realmenteal mercado, hay que tener en la oficina a personas que vivan y respiren esemercado todos los días&flashquot, afirma Watkins. &flashquotEn 20 o 30 años,todavía habrá veinteañeros entre nuestro personal.&flashquot

Eso podría explicar por qué ILM logró ventas por US$4.4millones en 1998 y espera alcanzar US$10 millones este año. Nada malpara una empresa iniciada en el sótano de Watkins sin un centavo deinversión. &flashquotEmpecé este negocio con US$2 en mi bolsillo y unaidea, y me alegra haber tomado ese camino, pero ha sido muy complicado.&flashquot

Haciendo a un lado las complicaciones, Watkins no necesita más que suidea para hacer que ILM funcione. Cree en ella con tal fe que los clientesprácticamente pueden saborear su entusiasmo, de tal forma que lasganancias parecen ser el siguiente paso lógico. &flashquotEs importante tener unapasión verdadera por lo que se está haciendo&flashquot, aconseja Watkins.&flashquotLos clientes lo ven en nuestra mirada y lo escuchan en nuestra voz. Si no setiene esa pasión, nunca se alcanzará el éxito.¿Cómo venderle la idea a otra persona si ni siquiera uno mismo lacompra?&flashquot

John Jerit, 37 Años

Para John Jerit, de 37 años, el éxito implicó un cambio denombre y mucho carácter. Mientras trabajaba para un fabricante de fuegosartificiales, Jerit se dedicaba a la compraventa de lentes tridimensionalesllamados Laser Viewers. Pero pronto se dio cuenta de que costaban demasiado yque a &flashquotlos pirotécnicos&flashquot no les agradaban particularmente los lentes convisión láser. Así que, con sus US$85,000 ahorrados,adquirió en 1990 la mitad del negocio de los lentes de su socio einició American Paper Optics en Tennessee, con un nuevo nombre para susnovedosos artículos: 3-D Fireworks Glasses.

Vender los lentes como ambulante en los espectáculos de fuegosartificiales o hacerlo a través de varios clubes por un porcentaje delas ventas requirió de mucho carácter. Sin embargo,después de decidirse a fabricar todo tipo de lentes tridimensionales,todo cambió. En su primer año de operación, Jerithabía superado su meta de lograr ventas por US$400,000, pero lomás importante es que este año espera alcanzar la cifra de US$5.5millones.

Cada par de lentes se vende por unos cuantos centavos, pero cuando las empresasen casi todos los países compran masivamente los 12 tipos dediseños para promoverlos y venderlos al menudeo, los lentestridimensionales no parecen tan poca cosa.

Haciendo a un lado la dificultad de surtir pedidos para obtener cuentas como lagira de conciertos del grupo Kiss y la revista National Geographic,Jerit comenta acerca de su negocio: &flashquotEl chiste es permanecer en la mente delpúblico para que, cuando surga un negocio grande, se nos tome en cuenta.&flashquot

Tarina Tarantino y Alfonso Campos, 30 Años

Cuando el espíritu emprendedor empezó a despertar en TarinaTarantino, ya se había hecho de renombre en una tienda decosméticos en Los Angeles, aunque no sólo por sus talentos comoartista del maquillaje. La creadora de Tarina Tarantino Designs se poníasu joyería y accesorios para el cabello en forma de bichos para ir atrabajar, pero regresaba sin ellos porque se los vendía a clientesdeseosos de decorarse manos y cabeza con sus creaciones.

Por este suceso, resultó que muchas tiendas minoristas ydiseñadores de disfraces estaban igualmente interesados. &flashquotEn 1992 nohabía en el mercado accesorios para el cabello que fueran ornamentales yhermosos&flashquot, afirma Tarantino, quien comparte la propiedad de su empresa con suesposo Alfonso Campos. &flashquotExistía un vacío tal en el mercado quecuando mostrábamos nuestros accesorios en las tiendas,prácticamente nos los arrebataban de las manos.&flashquot

Incluso ahora, a Tarantino no le preocupa la competencia. &flashquotNo hay muchosdiseñadores que estén haciendo bisutería de alta calidad ydivertida&flashquot, afirma la empresaria, quien espera lograr ventas por US$5 milloneseste año, en comparación con el US$1 millón que obtuvo elaño pasado. &flashquotMuchos accesorios intentan parecer reales; los nuestros no.Todo lo que hacemos es extraño e inusual.&flashquot

Pero eso no significa que todo haya sido miel sobre hojuelas para Tarantino yCampos, ambos de 30 años. Después de iniciar el negocio en 1992,los pedidos empezaron a llegar a raudales, pero los bancos se burlaban de sussolicitudes de crédito. &flashquotTeníamos pedidos por US$50,000 ypensamos que ya la habíamos hecho. Pero en el banco se nos quedaronmirando y nos dijeron: ¡Eso no es nada! ¿Qué garantíatienen?&flashquot

Todo lo que tenían era US$400 en el banco, un automóvil que luegovendieron, y el deseo de que sus bichos alzaran el vuelo. Así queabrieron su tienda en la sala y empezaron a comercializarse en Hollywood comodiseñadores de joyería de fantasía y editores derevistas.

Esta pareja consciente de la moda envió a los editores almohadas de sedacon las creaciones Tarantino. ¿Y a los diseñadores? &flashquotLoscité para que vieran la línea&flashquot, recuerda Campos, quien losencontró al fijarse en los créditos de los programas de TV enEstados Unidos. &flashquotSon personas sumamente ocupadas, así que lespedí sólo un minuto de su tiempo y les advertí queéste sería el mejor de su vida&flashquot.

Todos se rieron, recuerda Campos, pero su risa se apagó cuandoabrió la caja de productos y los cegó con las coloridascreaciones de cristal Swarovski. &flashquotFuncionó y dijeron que siemprehabían querido que sus asistentes encontraran algo así&flashquot, recuerdaCampos.

Andrea Keating, 38 Años

&flashquotNecesito un día de 48 horas o poder funcionar con una hora desueño. Estoy tratando de ver qué es más fácil.&flashquotPara alguien que coordina equipos de filmación en todo el mundo, nosería sorprendente que Andrea Keating, de 38 años, encontrararespuesta a este dilema tan común en el entrepreneur.

Crews Control Corp. representa a dos mil equipos independientes defilmación y video que pueden ser convocados en el momento en el que uncliente corporativo necesita un equipo local para un programa de mercadotecnia,capacitación o ventas. Cada equipo está integrado por dospersonas con diez años de experiencia e investigadas a fondo porKeating. Ellos le pagan a Crews Control 15 por ciento de los ingresos, yclientes como Microsoft, CNN y Nissan ahorran dinero al contratar personallocal. Esta estrategia ha producido una retención de clientes de 97 porciento y ventas por US$6 millones el año pasado, además deingresos estimados en US$10 millones para este año.

&flashquotEstamos a disposición de nuestros clientes&flashquot, indica Keating, quieninició Crews Control, en Maryland, en 1988 con una inversión deUS$10,000. &flashquotLa única manera de ganarte la lealtad de tus clientes esdarles todo . . . y un poco más.&flashquot

Mike Manclark, 35 Años

Es una suerte que alguien pueda convertir su amado pasatiempo en un negociopróspero. Y Mike Manclark, de 35 años, no podría estarmás de acuerdo. Manclark, quien puede decirle qué tipo deavión está sobrevolando su cabeza sin tener que verlo,convirtió Leading Edge Aviation Services en una empresa de mantenimientode aviones con ventas por US$26 millones.

Después de estudiar dos años para ser piloto aviador, Manclarkincorporó estudios de administración a sus planes por si nopodía alcanzar su verdadera meta. Pero mientras cargaba los jetsde combustible y los trasladaba al aeropuerto John Wayne en California paraganarse la vida, se dio cuenta de que podría entrar en el negocio de laaeronáutica antes de graduarse. El mantenimiento y detallado deautomóviles estaba en su punto máximo, así es queManclark, entonces de 19 años, pensó: &flashquot¿Por qué nohacer lo mismo con aviones?&flashquot En 1984, pidió prestados US$3,000 a supapá para iniciar su empresa de mantenimiento y remodelaciones deinteriores, inspecciones y pintura de aviones.

Desde su oficina, Manclark espera que su empresa alcance ventas por US$100millones en los próximos cuatro años al reinvertir en la empresa.A pesar de que esto se traduce en menos ingresos personales. &flashquotNo lo hago pordinero, sino por amor a los aviones.&flashquot

Brad Aronson, 28 Años

El mejor día de un ex empleado es cuando finalmente puede responder alapelativo de &flashquotempresario&flashquot; el segundo, cuando responde al apelativo de &flashquotexpertoen su ramo&flashquot.

Brad Aronson, fundador de la empresa i-Frontier Corp., escuchó esasdulces palabras cuando un cliente le sugirió que escribiera unartículo para un boletín de mercadotecnia en Internet. Estollevó a una invitación para participar en una conferencia, dondeAronson consiguió sus dos primeros clientes importantes. Esteentrepreneur ahora dirige a 30 empleados que trabajan en lacreación de campañas publicitarias en Internet para clientes dela talla de The Discovery Channel y Smith- Klein-Beecham.

&flashquotAprendí todo por mi cuenta. Compré todos los libros y mesuscribí a todas las revistas&flashquot, dice Aronson, de 28 años, quienempezó su empresa en 1996 con sólo una computadora en surecámara. &flashquotEn mis inicios, pocos hacían publicidad en Internet. Yal ensuciarme las manos y hacer todo el trabajo, aprendí cómohacerlo realmente bien para convertirme en experto.&flashquot

I-Frontier tuvo ingresos por US$8 millones en 1998, y Aronson, quien esperaalcanzar los US$15 millones este año, no tiene contemplado bajar suritmo. &flashquotSe nos considera una de las principales agencias de publicidad enInternet&flashquot, afirma, &flashquoty quiero mantenerme en la cima.&flashquot

Per Welinder, 36 y Tony Hawk, 31 Años

Tony Hawk está registrado en los X-Games de este año, como lapersona que ejecutó el primer giro de 900 grados jamás registradoen patineta durante una competencia. Sin embargo, lo más sorprendente esque, al mismo tiempo, promovía su empresa, Birdhouse Projects Inc., unode los fabricantes de patinetas más importante del mundo.

Durante el intervalo de calma en la popularidad de las patinetas a principiosde los años noventas, Hawk (derecha en la foto) y su colega patinadorprofesional, Per Welinder, iniciaron Birdhouse con US$80,000 que habíanahorrado. Al fortalecer su marca en tiendas de deportes en Estados Unidos ymediante publicidad y promociones con el equipo de patineta Birdhouse, Hawk yWelinder han formado una empresa de patinetas, ropa y accesorios muy respetadapor sus clientes.

&flashquotRealmente escuchamos a nuestro equipo porque están en donde sucede laacción&flashquot, afirma Hawk, quien espera que su empresa en California, obtengaingresos por US$12 millones este año. &flashquotLos jóvenes son losprimeros en saber qué es natural y qué no.&flashquot

Walter Latham, 28 Años

Cuando Walter Latham dice que la perseverancia es su arma empresarial, no lodice a manera de cliché: a los 28 años ya es el rey delentretenimiento, director de la principal empresa promotora de comediaafroamericana en Estados Unidos. ¿Y usted ha oído hablar de LathamEntertainment o de su gira, Kings of Comedy, la cual recaudó US$20millones el año pasado? Probablemente no, debido a la poca cobertura delos medios informativos. Los pocos participantes con experiencia en estaindustria dicen que así es como son las cosas. Latham les responde:&flashquotSólo acepto lo que creo merecer.&flashquot

Kings of Comedy se trata de un festival de la risa que el año pasadopresentó a tres comediantes afroamericanos y que ha sido calificada comola gira de comedia que más ventas registra en Estados Unidos, superandoa las de Jerry Seinfeld, Steve Martin y Eddie Murphy. Cuando Lathamempezó a planearla cerca de finales de 1997 como una continuaciónde su éxito con la gira Bring the Pain del actor/comediante Chris Rock,esperaba impulsar aún más su negocio, iniciado hacía cincoaños. El anhelo se convirtió en realidad, pero pocos lo notaron.&flashquotTelefoneábamos a la revista People solicitando cobertura--recuerda Latham-- y nos respondían: ¿Qué es Kings ofComedy?.&flashquot A juzgar por las cifras (se esperan ventas por US$35 millones esteaño, en comparación con los US$28 millones registrados elaño pasado) y la incorporación de D.L. Hughley, creador delprograma de la ABC The Hughleys, el mundo del entretenimiento no puedeseguirle negando a Latham su atención.

Este ex representante de atención a clientes de American Expressquedó cautivado por el estruendoso aplauso y prestigio que obtuvieronsus amigos preparatorianos que se convirtieron en populares artistas derap. Cuando su propia demostración de rap no pasóde ahí, puso a prueba un enfoque tras bambalinas. &flashquotCreo que noconocía la palabra `promover', y probablemente sólo me dije:haré espectáculos de rap.&flashquot

Latham, quien se divide cada mes entre la oficina más reciente de LathamEntertainment en Los Ángeles y la primera, ubicada en North Carolina, hadejado muy atrás aquellos días en que escaneaba la portada de losdiscos compactos para entrevistarse con posibles contactos. Con sóloUS$5,000 proporcionados por su familia para arrancar, Latham ha transformado sunegocio: de promotor a medias se convirtió en un participante delmercado multimedia.

Para ponerlo en palabras sencillas, Latham se ha lanzado a Hollywood:está planeando una serie de caricaturas en televisión con loscreadores de los Rugrats.

Reinvertir en su producto para mantener la frescura de sus giras y enfocarse enel mercado afroamericano de Estados Unidos han resultado ser las estrategiasque le han permitido estar donde está.

Latham está dispuesto a ser el David que se enfrenta a los Goliats yafirma: &flashquotHe pagado mis deudas con conciertos, y estoy dispuesto a volver ahacerlo. Pero no aceptaré un `no' sólo porque ésa es lanorma.&flashquot

Rosemary Jordano, 36 Años

Cuando Rosemary Jordano se disponía a iniciar ChildrenFirst Inc. enBoston en 1992, sabía que no sólo estaba tratando de encontrarclientes, sino de vender una visión. No tenía pruebas de que suconcepto fuera viable o incluso deseable. La idea de Jordano consistíaen proporcionar atención infantil cuando la guardería normal nopudiera cuidar a los niños, de manera que los padres no se vieranobligados a pedir permiso en su trabajo. Jordano se puso en contacto conempresas que pudieran ofrecer este servicio a sus empleados para queéstos llamaran por teléfono a ChildrenFirst durante, por ejemplo,las vacaciones escolares, o cuando necesitaran trabajar en díasferiados.

&flashquotHasta ese punto, las guarderías pensaban que podrían atender alos niños todo el tiempo&flashquot, afirma Jordano, de 36 años, quieninició como una empresa de administración que supervisaba lasguarderías antes de formar la suya. ``Pero esa noción tienemuchos inconvenientes y el número de familias que se puede atender eslimitado. Al final se termina en una lista de espera donde hay máspersonas sin atender que atendidas.&flashquot

La propuesta arraigó. Las empresas comenzaron a ser más creativasal ofrecer el servicio a los empleados, utilizándolo para mujeres quevolvían a trabajar después de su incapacidad por maternidad, opara empleados que viajaban o se reubicaban. ChildrenFirst, que obtuvo ingresospor US$10 millones el año pasado, ahora trabaja con casi 200 empresasofreciendo el cuidado de 19 mil niños, y conserva a 99 por ciento de susclientes.

&flashquotSatisfacemos la necesidad de negocios y familias&flashquot, señala Jordano. &flashquotEsuna manera maravillosa y económicamente atractiva de proporcionar unasolución para que los empleados no tengan que elegir entre el bienestarde sus hijos y su trabajo&flashquot, explica.

Para garantizar un servicio de calidad, Jordano conserva un currículumimpecable y únicamente contrata profesionales que cuenten con estudiosen educación elemental o puericultura. Eso le proporcionará unaventaja a medida que empiecen a surgir competidores en el futuro. &flashquotLasguarderías de apoyo son un segmento de rápido crecimiento en elmercado de la atención infantil, y están desplazando a lasguarderías ordinarias. Somos pioneros en este segmento de mercado.&flashquot

Sin embargo, más importante aún son los niños y lafilosofía de la empresa: cada niño es único, precioso eirrepetible. &flashquotEl énfasis siempre se hará en el niño antesque nada&flashquot, afirma Jordano.

Alexis Abramson, 32 Años

Cuando Alexis Abramson, de 32 años, era directora de un centro parajubilados, observó que muchas de las personas que atendía a loshúspedes tenían varios problemas. Luego de llegar a laconclusión de que si el entorno fuera de su oficina no era amigable conlos jubilados, seguramente la sociedad en general manifestaba esa misma actitudhacia ellos, esta gerontóloga se dedicó a buscar productos queles facilitaran la vida diaria. No obstante, por ser joven y singarantías bancarias, a Abramson le resultó difícil obtenerun préstamo para financiar su idea.

Después de conseguir algunas aportaciones por parte de sus familiares,las cuales sumaron US$50,000, se dispuso a localizar a una gran variedad dedistribuidores en todo Estados Unidos y en 1995 se lanzó al ruedo con supágina http://www.maturemart.com

&flashquotEn realidad no teníamos los recursos necesarios para llevar a cabo unainvestigación de mercado&flashquot, recuerda Abramson. &flashquotAsí que decidimoscomercializar los productos en Internet.&flashquot

La idea funcionó. El sitio electrónico, donde se ofrecen 250productos para jubilados, recibió 40 mil visitantes durante su primermes de existencia. En la actualidad, con ventas calculadas en US$5 millonespara 1999, Mature Mart Inc. distribuye sus productos a través de varioscanales como Internet, farmacias y catálogos entre otros. &flashquotSiempresentí que tenía que ser una defensora de los jubilados --afirmaAbramson--, pero nunca pensé que sería a través de mipropio negocio. Ahora, estoy convirtiendo mi pasión en grandesutilidades.&flashquot

Contactos

Toes on the Nose Corp., Tel USA (714) 513-1500,http://www.toesonthenose.com

TransPerfect Translations Inc., Tel USA (212) 689-5555,http://www.transperfect.com

Icon Lifestyle Marketing, 37 W. 17th St., # 7, Nueva York,NY. 10011 Tel USA (212) 929-3800

American Paper Optics Inc., Tel USA (800) 767-8427,http://www.3dglassessonline.com

Tarina Tarantino Designs, Tel USA (213) 694-1998,http://www.fashiondish.com

Crews Control Corp., Tel USA (800) 545-CREW,http://www.crews-control.com

Leading Edge Aviation Services Inc., Fax USA (714) 556-4023, email:mikem@leascorp.com

i-Frontier Corp., Tel USA (215) 755-2250, brad@i-frontier.com

Birdhouse Projects Inc., http://www.b-house.com

Latham Entertainment, Tel USA (310) 385-0300

ChildrenFirst Inc., http://www.childrenfirst.com

Mature Mart Inc., Tel USA (404) 881-9816, email: alexis@maturemart.com