Hide this Looking for English Content? Click here

Millonario En Ideas

Millonario En Ideas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Millonario En Ideas Millonario en Ideas Revalorar El Factor Humano Cuando La Tendencia Nos Alcance Mida Su Capital Intelectual

Millonario en Ideas

Añada un elemento de valor a su empresa: el capitalintelectual.

Por Luis Angel Salas

El capital intelectual es a una empresa lo que la raíz es a unárbol: no se ve, pero es vital para su desarrollo y crecimiento.

La tendencia de contratación en las grandes empresas ha migrado aterrenos diferentes, pues ya no emplean trabajadores sólo por lashabilidades manuales que puedan tener: ahora valoran el conocimiento que poseecada candidato. Estamos entrando en la etapa del capital intelectual comofactor de competencia.

En un periodo no mayor que 20 años, veremos cómo las grandesempresas reducirán a un tercio el número de gerentes yproducirán tres veces más ideas que las que actualmenteproducen.

Siguiendo esta tendencia, Nike, la firma estadounidense de ropa y calzadodeportivos, ya no fabrica productos: sólo los diseña ydesarrolla. La manufactura se la entrega a empresas secundarias.

De las grandes armadoras de autos en Estados Unidos podemos decir lo mismo: en1990 tardaban seis años en diseñar un vehículo.Actualmente lo hacen en dos. Y no es que hayan invertido más enmaquinaria y equipo; la estrategia fue destinar más recursos al talentoy a la investigación, lo que se traduce en capital intelectual.

&flashquotAntaño el valor agregado de una empresa estaba en la materia prima.Posteriormente, en la época industrial, este valor se podíaencontrar ya en los productos terminados. En la actualidad, la ventajacompetitiva de las empresas está en el talento y el conocimiento de losempleados&flashquot, afirma Scott Wawkins, vocero oficial de Scandia, la primerainstitución privada a nivel mundial que se preocupó por medir elcapital intelectual para reflejarlo en un estado financiero.

El capital intelectual se divide en capital estructural y humano. En el primerose incluyen los conocimientos de la empresa, como registros, marca, patentes,procesos de producción y sistemas. El segundo cubre lo que se refiere ala formación, talento, preparación, responsabilidad y habilidadesde los trabajadores. De esta forma, la metodología para medir el capitalintelectual de una empresas permite darle valor a los bienes intangibles, esdecir, los que no se pueden ver ni tocar, como el talento, las habilidades ylos conocimientos de los empleados.

&flashquotNosotros teníamos activos intangibles muy valiosos, pero nopodían ser medidos y reflejados ante el mundo financiero, así quedesarrollamos una metodología que nos permitiera representar esosvalores en los reportes financieros de la empresa&flashquot, señala Wawkins.

En este concepto de administración de los recursos humanos se involucraa todos los empleados en la generación de ideas para desarrollarproyectos y resolver problemas.

La firma consultora Warren llevó a cabo un experimento en el cualformó una selecta comisión de empleados &flashquotpensadores&flashquot y les diopoder de decisión para colocar US$20 millones en proyectos nadaconvencionales. Hasta el momento este nuevo modelo de trabajo ha generadomás de 300 ideas.

Las viejas pautas de comportamiento han quedado obsoletas; debe abrirse paso alas nuevas corrientes de pensamiento que sean capaces de abordar los problemasdesde otro enfoque: el aprovechamiento del capital intelectual.

Revalorar El Factor Humano

Pepe Albert, de la consultoría World Wide People & Knowledge,asegura que se gesta una fuerte transformación en la forma de hacernegocios, ya que existe un replanteamiento de todo lo que hasta ahora se hahecho. Por ello es necesario reconocer el valor que ofrece el talento de laspersonas a las empresas en un mundo tan digitalizado, donde la mayoríade las compañías tienen acceso a las ventajas tecnológicasy a la información.

Para José Solórzano, presidente de recursos humanos del InstitutoMexicano de Ejecutivos en Finanzas (IMEF), el concepto de capital intelectuales totalmente desconocido en México y en el resto de AméricaLatina, pues las compañías no lo toman en cuenta, principalmentepor problemas educativos.

&flashquotMientras no tengamos gente preparada y capacitada es muy difícil quenuestro país salga adelante. Pero es muy importante que la gente quesí está capacitada se refleje de alguna manera en los estadosfinancieros de las organizaciones. La pregunta es: ¿cuánto vale lagente pensante que toma las decisiones?&flashquot, indica Solórzano.

Cuando La Tendencia Nos Alcance

Las empresas mexicanas aún no se han interesado en medir su capitalintelectual. El conocimiento de esta tendencia apenas comienza a filtrarse enel sector empresarial.

Mientras tanto, los países nórdicos ya fomentan entre suscompañías ese concepto para que clientes, socios y accionistasconozcan el valor intelectual de sus trabajadores.

Incluso, algunas naciones ya consideran que las empresas que deseen participaren el mercado de valores local entreguen obligatoriamente un reporte con lainformación sobre su capital intelectual.

El gobierno de Dinamarca, por ejemplo, prevé crear, en lospróximos años, un organismo parecido a una bolsa de valores, peroencargada de medir el valor de las empresas en cuanto a conocimiento.

De esta forma, será necesario modificar los principios de contabilidadpara incluir en el estado financiero de la empresa los activos del capitalintelectual.

Para Agustín Humann, director general del IMEF, el capital intelectuales un método de medición vanguardista y con gran futuro. &flashquotEntremás pronto se utilice esta metodología, más rápidoMéxico podrá estar en un nivel adecuado de competencia en elmundo de los negocios&flashquot, afirma.

El catedrático Gary Hamel, de la Universidad de Harvard, asegura que elinstinto generador de riquezas está en el personal de libre pensamientoque se encuentra por abajo de las altas jerarquías organizacionales.

Señala que la nueva forma de triunfar debe estar asentada en lacreatividad y la experimentación, situación que necesariamenteenfrenta a los empleados pensantes y a los ejecutivos asentados,empeñados en no modificar sus estrategias.

Hoy en día no es suficiente ofrecer productos de calidad: es necesarioconocer bien las ventajas competitivas de cada uno de los trabajadores paraformar una nueva cultura de servicio y superar a la competencia.

Mida Su Capital Intelectual

ué tan rico es en capital intelectual? Haga un recuento de la cantidadde ideas frescas que se han generado en su empresa durante los últimos12 meses. Éstas pueden estar relacionadas con el producto que ofrece asus clientes, pero también con las soluciones para mejorar los procesosinternos en áreas administrativas y de ventas. Si encontró quehan sido pocas o nulas las ideas generadas, su capital intelectual noestá en óptimas condiciones. Si encuentra avances, evalúesi éstos corresponden a la capacidad real de la empresa, o siestán por debajo de sus posibilidades.

Cuando contrata un nuevo empleado, ¿valora sus habilidades operativas o sutalento? Si la respuesta es la primera opción, probablemente uted noestá enriqueciendo el capital intelectual. ¿Está invirtiendosuficiente en la capacitación y actualización de sus empleados?

Evalúe a su personal: quiénes generan ideas, qué tipo depropuestas manejan (innovadoras o convencionales). Si encuentra personalcreativo y con iniciativa, tiene todo un capital intelectual. Si se topa conaltos niveles de ausentismo y baja motivación, algo anda muy mal.

¿Tiene algún mecanismo de participación claramente definidopara sus empleados? Si la respuesta es no, es momento de crearlo. Haga unaconvocatoria entre sus trabajadores para que ideen esa estructura; puede ser elgran inicio para su capital intelectual.

¿Monitorea constantemente su calidad de servicio al cliente?,¿propicia las sugerencias de los clientes hacia la empresa? Si larespuesta es no, ponga en marcha el mecanismo sugerido para crear propuestas departicipación.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.