Finanzas

Cuida tu dinero

Toma nota de los tres fáciles pasos para organizar con éxito tus ingresos y separar las finanzas personales de las del negocio.
Cuida tu dinero
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Hablemos de una de las reglas de oro del dinero del emprendedor: separar el capital propio del de la empresa, o como diría la voz popular, "no poner todos los huevos en la misma canasta".

¿Cuántas historias terroríficas ha escuchado acerca de aquel empresario que hipotecó hasta la mascota familiar para sostener el negocio, y luego lo perdió todo durante una mala racha?

Estos hechos, más que alarmarnos, deben hacernos reflexionar sobre la importancia de separar el dinero personal del dinero del negocio, sana práctica que redundará en el desarrollo de sus finanzas y, también, en una tranquilidad económica presente y futura.

* No inviertas todos tus recursos en tu negocio.
Seguramente piensA: "Esta empresa la manejo yo mismo. ¿Dónde podría estar mejor invertido mi dinero? "No olvideS que para cualquier emprendedor -especialmente para uno pequeño - la posibilidad de incurrir en una situación difícil desde el punto de vista económico no es remota; por lo tanto, sé cauto con su patrimonio y no te arriesguea (ni arriesguea a tu familia) más que lo necesario.

* Distribuye tus renglones financieros.
El patrimonio de un empresario comprende varios rubros: la empresa, los bienes familiares y personales (casa, autos, mobiliario) y el capital que se acumule. El dinero que ya salió del negocio y entró a nuestro patrimonio personal, es dinero seguro. El dinero que está en la empresa es dinero en riesgo.

Se dice que la función de cualquier empresa es crear valor para sus accionistas; pues bien, sé cauto y establece con prudencia qué porcentaje de las utilidades vas a reinvertir y qué porcentaje debes invertir en otras opciones -éstas pueden ser financieras o incluso otro negocio-. De lo que se trata es de lograr una adecuada diversificación del riesgo.

* Organiza tu administración.
Hay que dedicarle tiempo a la administración del patrimonio más allá de la empresa. Esto implica encontrar instrumentos de inversión donde el dinero esté seguro y genere rendimientos.

Para tomar estas decisiones administrativas, respondw las siguientes preguntas:¿Qué quiero lograr?, ¿cuándo quiero alcanzar el objetivo?, ¿cuánto quiero tener?, y la más difícil: ¿para qué y cómo lo voy a lograr?

Con estas respuestas podrás diseñar una estrategia para manejar tu patrimonio y afrontar con mayor seguridad las dificultades que se presentan en la vida del emprendedor.

www.SoyEntrepreneur.com