Consultoría

133 Años De Exitos

133 Años De Exitos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

133 Años De Exitos 133 Años de Exitos El Mercado Hispano en EU Renovarse o Morir Trayectoria de una Empresa Contacto

133 Años de Exitos

Exportar e innovar: dos ingredientes clave para el éxito de unaempresa centenaria

Por Omar De Alba

Cuando José Grisi, médico italiano radicado en México,creó el ungüento dermatológico que le ganaría elrespeto de la sociedad de 1863, seguramente no imaginó que aúndespués de más de 130 años su empresa estaríavigente y además contaría con amplia aceptación entre losmercados estadounidense, europeo y centroamericano.

La quinta generación de la familia Grisi se encarga actualmente deadministrar los laboratorios de productos de belleza e higiene que llevan elmismo nombre. El 70 por ciento de sus exportaciones se destina a laUnión Americana, el 16 por ciento a Centroamérica y el resto aEuropa. En total, suman cinco millones de artículos que cada añorebasan las fronteras mexicanas.

En el presente año, Grisi pretende superar los cinco millones deunidades exportadas y elevar también los US$ 2.5 millones que registranpor concepto de ventas de exportación.

En opinión de Alejandro Grisi, director general de la empresa, laexportación y renovación constante de la oferta de productos sonla base del crecimiento de las empresas en un mundo cada vez más unidopor la tecnología y por la globalización.

La estrategia para triunfar en los mercados internacionales que ha sostenidoesta empresa, se basa en una cuidadosa selección de grupos deconsumidores y en la distribución certera de sus productos.

Grisi tiene 133 años de existir en México. Muchos de losmexicanos que viven en Estados Unidos crecieron a la par que consumíansus productos. De esta manera, cuando adquieren jabones o champús deestos laboratorios, compran tradición.

El Mercado Hispano en EU

Grisi apunta que sus productos han sido bien acogidos especialmente en Chicago,Nueva York, California y Texas, por las comunidades de latinos que ahíradican.

&flashquotEstamos enfocados en aumentar nuestras exportaciones que iniciaron hace 15años. En este campo es donde observamos un mejor futuro, ya que araíz de participar en él, la empresa ha crecido alrededor de un40 por ciento. Cuando empezamos a exportar, lo hicimos con la empresa Mid WayImporting, distribuidora de nuestros productos. En 1998 compramos el 40 porciento de las acciones de esa compañía para tener un mayorcontrol de nuestra presencia en Estados Unidos&flashquot, apunta.

Al respecto, Mauricio Alvarez, director de planeación en Grisi, detalla:&flashquotLa empresa decidió ser accionista de Mid Way, con oficinas centrales enHouston, para así tener un mayor control de la distribución,presentación y colocación de los jabones y productos de bellezaen las cadenas comerciales que atienden a 20 millones de latinos.

&flashquotSe tomó esta decisión porque vimos que era importante ganarespacios de estante para nuestros artículos dentro de las tiendasdepartamentales --Kmart y Wal-Mart, principalmente-- en las que vendemos. Losexportadores generalmente no tienen control de dónde se coloca sumercancía y durante cuánto tiempo. Mediante estaadquisición estamos más cercanos a esas operaciones&flashquot, precisaálvarez.

El fundador José Grisi supo publicitar sus medicinas. Esta ha sido laherencia que se ha convertido en una tradición dentro de la empresa y enotra importante herramienta para el éxito en la exportación.

En España y Suiza, países europeos donde tienen presencia, suestrategia publicitaria toma un cariz distinto. &flashquotPara quien exporta esnecesario conocer los gustos y tendencias del mercado externo. En Europa tienenun gran éxito nuestros jabones, cremas y shampús de sábilay aloe vera, pues está de moda lo orgánico y esa es la parte queresaltamos: atraemos clientes al garantizarles que los productos que fabricamosson exclusivos, pues son elaborados al 100 por ciento con extractos naturales&flashquot,agrega Grisi.

Renovarse o Morir

La renovación es un proceso que, en opinión de los funcionariosde Grisi, nunca debe dejar de existir en una compañía que deseacrecer. José Grisi siempre inventó nuevos productos, y ese legadoes lo que le ha permitido a la empresa permanecer en el mercado.

Hoy, Grisi cuenta con una gama de más de 500 champús, jabones ycosméticos que exportan al extranjero; además, atiende el mercadonacional donde tienen presencia en 20 mil farmacias del país y entiendas departamentales.

Trayectoria de una Empresa

Para conmemorar el nacimiento de un nuevo siglo, la Exposición Universalde París congregó, en 1889, a los más importantes avancestecnológicos de la época, así como a los productosmás novedosos. En ese mismo foro, un invento revolucionó el mundode la cosmética y se llevó la medalla de bronce por suaportación: se trataba del Emplasto Monópolis.

Este ungüento se formuló e inventó en México por unmédico y farmacéutico oriundo de Nápoles, Italia, denombre José Grisi, quien llegó a esta nación en 1860 conel propósito de establecerse y desarrollar sus conocimientos en laelaboración de medicinas.

Médicos de Estados Unidos y Europa se interesaron por el Emplasto pues,según experimentaron en sus pacientes, curaba todo tipo de heridas,picaduras de animales ponzoñosos, erisipela, úlceras, llagas,golpes, quemaduras y, en general, infecciones generadas en la dermis.

De esa forma, José Grisi se convirtió en el primerfarmacéutico que exportó un producto medicinal hecho enMéxico hacia Estados Unidos y Europa.

En 1900 Blas y Leonardo, hijos de José Grisi, decidieron crear unaempresa. Así nació Grisi, que pronto tendría un vuelcoradical en su temática, ya que importaron productos de todo el mundo,como la línea de especialidades farmacéuticas Carlo Erba, deMilán, Italia; así como artículos de las firmas Bayer,Johnson & Johnson y la emulsión de Scott, todos existentes hastanuestros días.

En 1930, ya bajo la dirección de Alfredo Grisi (hijo de Blas), loslaboratorios buscaron un derrotero diferente: la creación de jabones deextractos naturales para el cuidado de la piel. Fabricaron el jabón deazufre y jitomate; cerraron la droguería y se enfocaron a ladistribución entre mayoristas.

Las ventas fueron muy altas, de tal forma que en 1954 se fabricó elprimer champú mexicano, de manzanilla organogal. En 1998, la empresaobtuvo una licencia de la empresa multinacional Procter & Gamble para laintroducción en México de Grecian 2000, Just for Men y otrosproductos, pero además crearon sus propias cremas, como la de conchanácar, así como lápices labiales.

Actualmente, cuentan con 600 empleados encargados de producir un volumen de 40millones de artículos al año, entre jabones, champús,cremas y cosméticos.

Contacto

Grisi Hermanos, Amores 1746, Col. Del Valle, 03100, México, D.F.Tel. MEX (52) 629-9902, fax (52) 534-1003 . E-mail: agrisi@data.net.mx