Emprendedores

Desarrollo empresarial

Desarrollo empresarial
Crédito: Depositphotos.com

Desarrollo empresarial Desarrollo Empresarial Emprendedores Institucionales Hay Para Todos Contactos

Desarrollo Empresarial

Escuelas y universidades se lanzan a preparar emprendedores.

Por Adriana Reyes

Las condiciones y exigencias del mercado actual demandan empresarios mejorpreparados. Si bien es cierto que un grado académico no esgarantía para desarrollar exitosamente un negocio, es una realidad quetienen mayores ventajas quienes hoy conocen la información que necesitany saben cómo aplicarla. De este hecho se explica la nueva ola deentrepreneurs que egresan de las universidades o que se preparanmediante programas de educación continua.

A ellos, el soporte académico les permite incorporar diversos elementospara ajustarse al entorno actual que es mucho más competitivo.

Instalar una empresa hoy es más difícil que hace 20 años,ya que hubo una transformación de economía cerrada a una abierta,con un mayor número de competidores. Abrir un negocio se convierte enuna tarea a la que hay que incorporar una serie de variables para lograr eléxito y el desarrollo.

Estos elementos han propiciado que instituciones universitarias hayanincorporado en sus planes de estudio, de manera optativa y en ciertos casosobligatoria, programas de desarrollo empresarial que en algunas ocasiones hanlanzado empresas que compiten en el plano internacional, e incluso han formadoalianzas con organizaciones que sí tienen mucho que pedir a lascompañías que alguna vez, por ser sólo un ejerciciouniversitario su valor en pesos y centavos era mínimo.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); el InstitutoTecnológico y de Estudios Superiores Monterrey (ITESM); y el InstitutoTecnológico Autónomo de México (ITAM), cuentan conprogramas de desarrollo y fomento empresarial.

&flashquotSon para que los alumnos puedan convertirse en creadores de empresas con basesfirmes&flashquot, dice Héctor J. González Ramírez, coordinador delPrograma Emprendedores de la Facultad de Contaduría yAdministración de la UNAM.

&flashquotEl objetivo es sembrar la semilla, dar a conocer que existe una alternativaque es emprender&flashquot, señala el presidente de la Asociación deEmpresarios del ITAM, Carlos Tovar.

Emprendedores Institucionales

En la UNAM el programa fue instalado informalmente desde l969, comoopción de titulación. Los alumnos desarrollaban un proyecto quese llamaba gestión de empresas; posteriormente el programa abarcómaterias de la licenciatura de administración de empresas, &flashquotpara irasesorando a los estudiantes e ir formando aptitudes de emprendedor&flashquot, mencionaGonzález.

Como Programa Emprendedores la universidad lo retomó en 1985. Para l993incorporó más materias y cinco años despuésreformó el plan de estudios para incluir ocho asignaturas, algunasobligatorias y otras optativas, pero todas con la finalidad de fomentar eldesarrollo de empresarios.

La Asociación de Empresarios del ITAM nació hace 12 añosderivada del Programa de Desarrollo Empresarial del Instituto, que seformó un año antes y tuvo por objetivo empapar a los alumnos, anivel licenciatura, del tema de emprendedores.

&flashquotSe trata de transmitir que existe una opción para desarrollarsedespués de concluir la carrera y la alternativa es montar tu propiaempresa, que no se requiere tener todos los años de experiencia o elcapital acumulado para poder iniciar un negocio&flashquot, explica, a su vez, CarlosTovar.

En su inicio el programa era una materia optativa que constaba de dossemestres. El grupo, de alrededor de 20 alumnos, tenía que constituiruna organización. Partían desde la generación de lluvia deideas para evaluar cuál de ellas podían llevar a lapráctica, detalla Tovar.

Los alumnos que conformaban la empresa tenían que repartirse los cargos,dirección, gerencias en todas sus áreas, tambiénrealizaban una colocación de acciones que permitían elfinanciamiento del proyecto.

A lo largo de un año se tenía que generar el mayor númerode ventas, hacerla lo más rentable posible pues la finalidad era que alterminar el año se presentara un informe de resultados de las empresas yen ese momento se liquidaban, repartiendo los dividendos, o explicando laspérdidas en algunos casos. Compartiendo experiencias del fracaso o eléxito, algunos alumnos decidían continuar con lacompañía.

En el ITESM el Programa Emprendedores surgió en l985 como algo extraacadémico, &flashquotcomo un apoyo para aquellos alumnos que tuvieran inquietudesde formar una empresa&flashquot, refiere Eugenia Aldana Fariñas, directora deEmprendedores y Liderazgo de esta universidad campus ciudad de México.

Agrega que al ver la importancia de este programa se optó por hacer unamateria que podía ser cursada desde el quinto al séptimosemestre; a esta asignatura podían llegar estudiantes de todas lascarreras. &flashquotSe buscó formar grupos heterogéneos, hacer unaformación interdisciplinaria'', dice Aldana.

De este programa salen alrededor de 150 proyectos semestrales y al final delcurso se exponen los proyectos en una muestra a la que asisten cerca de 500jueces que son empresarios, inversionistas y académicos, entre otrasocupaciones.

Los mejores proyectos de cada campus participan en un foro a nivel nacional.Algunos se llevan a la práctica, otros se quedan en el papel, perotodos, dice Aldana, dejan una experiencia que puede servir en el futuro.

En la UNAM, la respuesta de los estudiantes a estas actividades ha sidovariada. Al inicio se sumaban al seminario de titulación un promedio de30 alumnos cada año, y de ellos pocos creaban las empresas y muchos,aún sin haber cursado la asignatura, formaban compañías.

&flashquotAl hacerse más formal el plan se ha ido extendiendo la serie deconocimientos; actualmente cerca de mil 500 universitarios estáninteresados y participan en el Programa Emprendedores&flashquot, señalaGonzález Ramírez.

&flashquotPara nosotros ha significado un reto que el programa haya avanzado, demuestrainterés por formar empresas y saber qué elementos se necesitanpara ello. Lo cambiante del entorno nos obliga a adaptar nuestros planes deestudio de una manera más inmediata, y tenemos que cubrirlos con lainformación más valiosa y actual para que los alumnos puedanadoptar las medidas necesarias en la realización de sus proyectos&flashquot, diceHéctor González, de la UNAM.

Por ello van agregando aspectos o elementos al programa que atacan áreasespecíficas como la exportación. &flashquotA través del ProgramaEmprendedores Exporta, los alumnos obtienen herramientas para insertarse en elcomercio internacional, se buscan vínculos para hacerlo factible tantocon instituciones públicas como privadas&flashquot, menciona González.

Los entrevistados coinciden en que el conocimiento y la información sonuna herramienta muy importante para desarrollar planes estratégicos ypor ello se necesita de un programa que les proporcione toda lainformación formal para construir una realidad.

Hay Para Todos

Y dado que la realidad va cambiando, los programas también. En el ITAM,en l998, detuvieron la marcha de la asociación para hacer unainvestigación de mercado y determinar si debería existir unaorganización de fomento y desarrollo de emprendedores y cómodebería ser, qué características debería tener pararealmente lograr el impacto que se estaba buscando.

Los resultados indicaron que la gente busca una organización de estanaturaleza y que el tema central, aparte del conocimiento y lainformación, es consolidar una red de aprendizaje y relaciones queataque los principales problemas del empresario emprendedor, que aún sinhaber cursado un carrera universitaria, recurre a las aulas para ampliar suformación.

Para ello estas instituciones tienen programas que incorporan a gente que noestá inscrita en la universidad y que al integrarse forman parte de lacomunidad y obtiene los beneficios de ésta. En el ITAM, de las 867personas que han formado parte del programa desde su inicio, el 50 por cientoes de casa, la otra mitad llegó para iniciar o completar suformación.

El porcentaje de resultados satisfactorios varía de unainstitución a otra, pero el nivel de fomento a la actividad emprendedoraes alto en todas, tanto que las universidades se están vinculando conotras instituciones educativas para desarrollar programas similares cuyosresultados superen los actuales. Por ejemplo, en la UNAM generan alrededor de150 empresas cada año, de ellas 50 sobreviven al primer año, alsegundo quedan 20 y de éstas, en buena operación se encuentrancinco.

Actualmente 14 universidades tienen programas de desarrollo como los del ITESMen sus 26 campus y el ITAM; universidades como la Simón Bolívarcuentan con un programa intermedio, y la UNAM tiene un proyecto de impactomasivo.

Todas las instituciones tienen el objetivo de sensibilizar a los alumnos parala actividad emprendedora y crear conciencia de la importancia que tiene laeducación formal en la tarea de desarrollar empresas.

Como puedes ver, los emprendedores también pueden germinar desde lasaulas.

Contactos

Para mayor información sobre los programas emprendedor puedes consultarlos siguientes sitios:

Instituto Tecnológico de México: http://www.itam.mx

Universidad Nacional Autónoma de México:http://www.unam.mx

Instituto Mexicano de Estudios Superiores de Monterrey:http://www.itesm.mx