Consultoría

Capacitación a bajo costo

Capacitación a bajo costo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Capacitación a bajo costo Capacitación a Bajo Costo Otras Opciones Nuevos Retos Es Redituable Etica Empresarial

Capacitación a Bajo Costo

Aprovecha las opciones que no implican un fuerte desembolso

Por Pedro Del Parque

¿Por más que estiras tu presupuesto, no alcanzas a cubrir costospara capacitar a tu personal? No te preocupes. De acuerdo con especialistas, enel mercado existen diferentes opciones para mejorar la competitividad de tunegocio a muy bajo costo.

Para Hugo Roosevelt, presidente ejecutivo de Roosevelt Consultores y Asociados,uno de los principales errores que cometen las empresas cuando inician etapasde capacitación, es enviar a sus empleados a cursos muy avanzados.

&flashquotSe cree que al mandar a todos a una maestría o curso de posgrado,automáticamente la empresa alcanzará sus objetivos. Sin embargo,lo ideal es que las empresas pequeñas inviertan primero encapacitación básica, es decir, en aspectos tales como limpieza,disciplina y puntualidad&flashquot, señala el consultor, especializado enpequeñas y medianas empresas.

Agrega que en todos los negocios se da cierto margen de gastos superfluos. Sise hace una revisión para detectarlos y se suprimen, la cantidad que sedestinaba para ellos, puede invertirse en la capacitación de empleadosque lo necesiten.

Otra opción que actualmente no ha sido muy explorada, es acercarse a lasuniversidades, donde generalmente ya existen programas de vinculaciónentre el sector académico y el productivo.

En México, el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores deMonterrey (ITESM), por ejemplo, cuenta con el Centro de Apoyo al Desarrollo. Através de ese esquema, orientan en capacitación acompañías medianas y pequeñas de cualquier giro.

&flashquotLo único que necesita hacer el empresario es hablarnos. Nosotrosestudiamos el caso y posteriormente, hacemos un diagnóstico de lacompañía&flashquot, comenta Pedro Grasa, director de Vinculacióndel ITESM.

El programa también incluye dinámicas de grupo entreemprendedores para compartir experiencias, además de clínicasempresariales.

&flashquotAsí matamos dos pájaros de un tiro. Por un lado, ayudamos a lasempresas pequeñas, y por el otro, ofrecemos valor agregado a losestudiantes, quienes aprenden con casos reales&flashquot, detalla Grasa.

Explica que el costo para el empresario es mínimo. Incluso, cuandoéste no alcanza a cubrir la cuota, se le exenta del pago.

Otras Opciones

El Grupo Financiero Bancomer también apoya este tipo de programas. Endías pasados, la institución firmó un convenio con elITESM para que esa universidad apoye a los clientes del banco que tienenempresas medianas y pequeñas, y que necesitan algún tipo deguía.

Una opción más la ofrece la Secretaría de Comercio yFomento Industrial (Secofi), dependencia que mediante un acuerdo con Motorola,ya imparte cursos de actualización tecnológica y de liderazgoempresarial para ejecutivos del sector. La intención es mejorar lacompetitividad de las medianas y pequeñas compañías delpaís.

&flashquotSe trata de mandar conocimiento hacia la pequeña y mediana industriapara que puedan crear una plataforma de mejora continua y así responderfrente a la globalización&flashquot, informó Omar Villareal, presidente deMotorola México.

Añade que los cursos serán aplicados a través del programa`Compite', que actualmente ya opera en la Secretaría de Comercio.

Este programa se suma a la firma del convenio que estableció Motorolacon el Consorcio Iberoamericano de la Ciencia y Tecnología, organismoque agrupa a más de 100 universidades y empresas del sector, paratransferir conocimiento tecnológico. La intención es mejorar lacapacitación de los estudiantes para aumentar la oferta de personalcalificados en tecnología.

Nuevos Retos

La firma del Tratado de Libre Comercio entre México y la UniónEuropea, provocará que crezca la brecha entre las empresas enfocadas ala mejora continua y capacitación, y las que tienen deficiencias en esaárea, coincidieron analistas. En México sólo el 20 porciento de las empresas invierten de manera efectiva en capacitación.

Wohlmuth Michel , director de Creatividad y Promoción,compañía que organiza el foro ExpoCapacítate, comenta queaunque no existen cifras exactas, se estima que en América Latina, losempresarios invierten en capacitación entre 3 y 5 por ciento de susutilidades, mientras que en el continente europeo la cifra se ubica entre 20 y25 por ciento.

El consultor Hugo Roosevelt anota que en México, sólo los grandescorporativos realizan inversiones importantes en capacitación, mientrasque la mayoría de las empresas pequeñas no contemplan estainversión, y para muchos no es asequible.

&flashquotLa parte triste de la historia es que si no se hace el énfasisnecesario en capacitación, las empresas no estarán listas paracaptar los beneficios de un Tratado de Libre Comercio. Quienes no revisen esterubro, quedarán rezagados&flashquot, afirma.

Es Redituable

De acuerdo con un estudio sobre las tendencias académicas y laboralesque funcionan adecuadamente en Europa, elaborado por ATKearney, que es, latercera consultoría en administración más importante delmundo, las empresas han pasado de ser simples usuarios del factor laboral apromotores de la capacitación.

Inicialmente se hizo necesario incentivarlas para hacerlo y después, porlas evidencias del valor que les ha redituado, las mismas empresas han empezadoa promover la preparación y superación del personal,señala el estudio.

Los principales beneficios son que las compañías lograronincrementar su productividad, fomentaron lealtad entre sus trabajadores yobtuvieron prestigio al ser reconocidas como entidades con fuerza laboralaltamente calificada.

Es tiempo de dejar atrás la idea de que la capacitación alpersonal es un gasto. El enfoque de hoy no sólo la plantea como unainversión, sino como un elemento que incidirá directamente en elfuturo y la supervivencia de una empresa. El mercado ofrece opciones que seajustan a los bolsillos de los emprendedores.

Etica Empresarial

Bimbo, Grupo Desc y Productos de Maíz, son empresas de diferentes giros,pero tienen algo en común: desde hace más de 10 añosestablecieron códigos de ética que las han llevado a mejorar sucompetitividad, aumentar su prestigio, además de fomentar lacreación de esquemas de mejora continua.

Ahora, para llevar a un mayor número de empresas hacia esafilosofía, AVAL, asociación sin fines de lucro, impulsa unsistema enfocado a promover la ética en los negocios.

&flashquotSe trata de una reconocida metodología a nivel mundial en cuanto abenchmarking de ética empresarial&flashquot, explica Gustavo de la Torre,director general de AVAL.

La intención es medir y evaluar la relación que tienen lasempresas mexicanas con sus clientes, proveedores, inversionistas, empleados ysu competencia.

Además, dijo, se observará qué tipo de programas socialesaplica la compañía, la relación con el medio ambiente ytambién la transparencia de la firma para trasmitir esainformación a la comunidad. Estos rubros permitirán hacer undiagnóstico de cada una de las compañías que participen enel programa.

Para Stephen Dillenburg, investigador y director ejecutivo de SummitInvestments, hasta hace muy poco tiempo el análisis que se realizabapara invertir en una empresa se concentraba únicamente en los resultadosfinancieros. Sin embargo, ahora es necesario conocer también hastaqué punto una compañía infunde confianza al mercado através de su administración ética.

Es oportuno que tanto el gran empresario como el emprendedor pequeño,adopten este tipo de esquemas para mejorar la posición de su negocio.

AVAL invitará, a través de una convocatoria, a todas las empresasinteresadas en participar en el programa, que incluirá seminarios ytalleres, que hablen de diversos aspectos de la ética empresarial.

Juan Gerardo Garza, director del centro de Valores éticos del ITESM,considera que la ética debe ir más allá de un marcoregulatorio.

&flashquotLa ley marca los límites obligatorios, pero la ética exigemuchísimo más. Necesitamos crear una cultura para que lasorganizaciones promuevan esos principios entre su personal. Uno de loselementos esenciales de la competitividad está en el carácterético&flashquot, puntualiza.