Emprendedores

"Los líderes improvisados limitan el crecimiento de las empresas"

Ken Blanchard, connotado asesor de firmas y autor del libro "Liderazgo al más alto nivel", asegura que para convertirse en una compañía de clase mundial las empresas en desarrollo requieren de líderes visionarios llenos de energía, que no sólo hablen, sino que actúen
"Los líderes improvisados limitan el crecimiento de las empresas"
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Ken Blanchard ha ejercido a lo largo de más de 25 años una gran influencia en la dirección de personas y organizaciones alrededor del mundo. En la actualidad, es director espiritual de The Ken Blanchard Companies, empresa de consultoría internacional que fundó con su esposa Margie en 1979. En entrevista exclusiva, Blanchard platica con SoyEntrepreneur.com sobre cuál es el tipo de líder que necesitan las empresas en desarrollo para que lleguen a ser firmas de alto rendimiento.

Gran parte de las empresas de clase mundial comenzaron como Pymes y su evolución, en gran medida, se debió al correcto liderazgo que tuvieron, "Para lograr elevar a una empresa en desarrollo a una firma de alto rendimiento, sus líderes deben saber qué quieren hacer, ser visionarios y preguntarse hasta dónde desean llegar. Es importante que estén siempre informados y mantengan comunicación abierta con su equipo", comenta Blanchard y afirma que fijarse las metas adecuadas y seguir la visión correcta son las claves del éxito.

Para que las empresas alcancen el desarrollo pactado y sean más competitivas, el experto recomienda cuatro pasos:

1.- Fijar su mirada en un objetivo y una visión adecuada a sus necesidades

2.- Tratar bien a los clientes

3.- Tratar bien a sus colaboradores

4.- Ejercer el tipo de liderazgo adecuado.

En lo que respecta al cuarto punto, para Blanchard, "el liderazgo eficaz comienza desde adentro, y el tipo adecuado de liderazgo es el servicio: éste no está basado en el falso orgullo o el temor, sino que está cimentado en la humildad y se concentra en el bien mayor", a lo que agrega, "las personas humildes no niegan su poder; sencillamente reconocen que pasa a través de ellos, no que proviene de ellos".

Asimismo, les recomienda a los empresarios mexicanos que conozcan a su gente (equipo de trabajo) y estén enterados de sus necesidades, sólo así se podrá laborar en armonía. Para lograrlo, sugiere que los líderes respondan las siguientes preguntas:

1.- ¿Cuánto tiempo invierte para buscar personas con talento que ingresen a la organización?

2.- ¿Cuáles son las características clave que busca en las personas que selecciona?

3.- ¿Qué hace para sugerir al equipo que cuando se trata de actividades de ejecución, usted trabaja con ellos?

4.- ¿Cómo estimula el desarrollo de sus empleados?

En el caso de las empresas familiares, Ken aconseja que éstas seleccionen correctamente a su cabecilla y sobre todo, quién es la persona más calificada para heredar el puesto. Resalta la importancia de ser objetivos, para que tomen la decisión más adecuada y logren la transición a segunda o tercera generación; para ello, es fundamental que se acerquen a las consultoras para éstas los asesoren. Todo lo anterior, recordando que el dinero jamás será más importante que la familia.

Finalmente, Blanchard reconoce que todo buen líder debe contar con el equipo correcto, por lo que recomienda a los dirigentes que se fijen en la actitud de su personal al momento de reclutarlo, "es importante que escojan a gente visionaria y con determinación. Pero lo más relevante es que sean humildes y tengan ganas de desarrollarse... de aprender", puntualiza el consultor.

Para saber más

Ken Blanchard, Liderazgo a más alto nivel, Edit. Norma, 2007, 448p.