Finanzas

Crédito para arrancar

La falta de recursos ya no será un obstáculo para comprar una franquicia. 2007 finalizó con la buena noticia de que los emprendedores tendrán acceso a créditos bancarios de hasta el 50 por ciento del monto total de la inversión.
Crédito para arrancar
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Para muchos, ser el propietario de una franquicia era hasta hace poco apenas un sueño. ¿Por qué? No existía un esquema integral diseñado para facilitar el acceso a este modelo de negocios. Pero gracias a que las franquicias son empresas con un reducido margen de fracaso, tanto la iniciativa privada como la Secretaría de Economía (SE) han desarrollado una estrategia que fortalecerá e impulsará al sector.

Se trata del Programa de Apoyo a Emprendedores Mexicanos, vía modelo de franquicias, el cual contempla cuatro vertientes:

- Recursos destinados a la inversión inicial de una franquicia.

- Servicios de un extensionista financiero (asesor que gestiona todo tipo de crédito).

- Créditos bancarios de hasta 50% del monto total de la franquicia.

- Asesoría para el desarrollo de nuevas franquicias a través de consultores avalados por la SE.

Carlos Roberts, presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF), señala que a partir de este programa se prevé la creación de 1,500 marcas, un millón de empleos y la apertura de más de 100,000 puntos de venta para 2012. Si bien es cierto que ya existían iniciativas en algunos estados del país ?como el Programa de Atracción y Desarrollo de Franquicias de Sonora?, éste tendrá una cobertura nacional.

El representante del sector apunta que para alcanzar estos objetivos fue necesario sellar una gran alianza entre actores como la SE, AMF, Asociación de Bancos de México (ABM), Fundación para el Desarrollo Sostenible (Fundes) en México, Comité Nacional de Productividad e Innovación Tecnológica (Compite) y un equipo de consultores.

Santiago Macías, coordinador general de Compite, considera que el Programa Nacional será una buena plataforma para impulsar la creación de empleos, mejorar el reparto de la riqueza y contribuir a la equidad regional. "Existen dos elementos centrales positivos: que las franquicias son negocios que pueden acortar los tiempos de apertura e implementación y, segundo, que las empresas mexicanas serán las más beneficiadas", afirma.

Bajo la lupa

Para unirte a las tendencias positivas que arrojan las franquicias te presentamos las cuatro opciones que ofrece el Programa de Apoyo a Emprendedores Mexicanos, vía modelo de franquicias:

1. Transferencia de modelo (Puntos de Venta)

Son los recursos que necesitarás para la inversión inicial o canon de franquicia. El Programa destinará hasta $250,000 por empresa, sin rebasar el 50% del valor de la franquicia. El plazo es de tres años con una tasa de interés cero. El primer aporte anual es del 20% de monto asignado, y los dos restantes del 40% cada uno. Podrás realizar pagos anticipados sin penalización, siempre y cuando sean equivalentes a una mensualidad completa.

2. Gestión de financiamiento

Si eres franquiciante y quieres el apoyo de un asesor para otorgar líneas de crédito a tus franquiciatarios, date de alta ante la AMF o la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) de tu estado. Ellos te canalizarán con un extensionista financiero, un consultor independiente de la SE e instituciones de crédito, cuya finalidad es asesorar a las empresas para la elección y petición de cualquier tipo de financiamiento. En ese sentido, la dependencia federal está comprometida a absorber el 100% del costo total de dicho servicio. "Existen empresas con gran experiencia y soporte financiero, pero hay quienes sí necesitan ayuda porque no es lo mismo vender hamburguesas que vender negocios", comenta Carlos Roberts.

3. Financiamiento

Son líneas de crédito bancario para equipamiento y capital de trabajo, sin garantía real. Este apoyo cuenta con grandes ventajas, ya que el crédito para un franquiciatario tendrá un periodo de gracia de seis meses (con HSBC) para empezar a pagar las mensualidades. La tasa de interés será hasta de 14%. "Por lo general, el monto requerido para comprar una franquicia, incluyendo los 73 giros actualmente registrados, se encuentra entre $750,000 y $1.5 millones. Los bancos están dispuestos a financiar hasta el 50% del monto", precisa Roberts.

Al respecto Palemón González Barrasa, director de Fomento a la Inversión y Coinversiones de la SE, declaró pocos días antes de que se diera a conocer el Programa, que el gobierno federal dispone de $60 millones para el fondo de garantía, capacitación y consultoría. "Contemplamos aproximadamente $30 millones para capacitación y consultoría, y una cantidad similar adicional para el fondo de garantía. El objetivo es dar un apoyo más integral a las empresas", explica. Eso detonará un financiamiento bancario de entre $350 millones y $500 millones.

4. Desarrollo de nuevas franquicias

Los consultores expertos en replicar este modelo de negocio cobran hasta $500,000 por un desarrollo integral, que se lleva poco más de un año para ser implementado. Por ello, se financiará a tasa cero, durante 36 meses, el 50% de este servicio. Las primeras 18 mensualidades se van directo al consultor y, de la 19 a la 36, es dinero destinado a Fundes México. "De esa manera, con lo que paguen los primeros miembros del Programa se apoyará a los que vengan", precisa el presidente de la AMF.

La apuesta

El 90% del las franquicias se consolidan en un plazo no mayor a 24 meses. En el caso de los negocios independientes, 60% sobrepasan este periodo. Una franquicia tiene el plus de que su fórmula se puede replicar una y otra vez, y prácticamente es a prueba de fracaso. "Nuestro sector observa un crecimiento anual de hasta 15%, muy por encima de la economía nacional cuya tasa oscila entre 3 y 4%", destaca Roberts.

Durante la Semana Nacional Pyme 2007 se entregaron 48 cheques a nuevos franquiciatarios y se prevé que para el cierre del año se beneficiarán 140 empresas. "El sector que más crece es el de servicios, en especial el de comida, pues detenta una participación de 25%. Sin embargo, hay negocios que avanzan de manera constante como las franquicias de entretenimiento, educación, casas de empeño, salud y cuidado personal", destaca Carlos Roberts. Las zonas centro y bajío son los territorios que más demanda de franquicias presentan. Probablemente esta tendencia cambie con la inclusión de otros estados.

Santiago Macías, de Compite, confía en que el Programa Nacional será un detonador para formalizar lo informal. "En México tenemos el problema de los vendedores ambulantes ?emprendedores y empleados que buscan una oportunidad de hacer dinero?. Si ponemos al alcance de todos un negocio exitoso, como una franquicia, podrán apoyarse en formas jurídicas y legales para acceder a una calidad de vida digna", concluye.