Pymes

Pymes chilenas ganan con exportaciones no tradicionales

Obtuvieron hasta US$80 millones con la comercialización de caracoles de tierra y gusanos de tebo.
Pymes chilenas ganan con exportaciones no tradicionales
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

US$80 millones alcanzaron las exportaciones no tradicionales de Chile. En esta cifra, una importante participación tuvieron las pequeñas y medianas empresas, que aportaron con la venta al exterior de productos como caracoles de tierra y gusanos de tebo.

Dentro de las exportaciones no tradicionales destacan productos como ceniza de hueso, carne de wagyu, monedas, huevos para incubar, abejas reinas o palitos para dulces y heleados, los que superaron los US$80 millones, según el Informe de Comercio Exterior de Chile en el Mundo 2007, elaborado por ProChile.

Las pequeñas y medianas empresas sacan la cara en la venta al exterior de caracoles de tierra y gusanos de tebo, conquistando importantes mercados tales como Canadá, la Unión Europea y Estados Unidos.

"Saca tus cachitos al sol"

Hace tres años que las Pyme nacionales se atrevieron a incursionar en este novedoso negocio. En esta aventura empresarial encontraron lugar en el mercado español, dónde los caracoles de tierra son muy cotizados por la industria gastronómica.

Durante el 2007 las exportaciones de estos moluscos superaron los US$671 mil. Los empresarios del sector esperan aumentar la producción para poder cumplir con la demanda europea.

"Se ve un muy buen panorama para nuestro negocio. Hay gran interés por este producto en Europa, especialmente en España. Ahora sólo nos falta exportar en más cantidad para tener mejores resultados", sostuvo la gerente general de Caracoles "El Manzanito", Elizabeth Levin.

Esta mujer empresaria no se conforma con cubrir el mercado europeo. Quiere conquistar nuevos mercados, aprovechando de los usos de la baba de caracol.

"Se está intentando llegar a Canadá y también es interesante lo que está pasando con Estados Unidos y otros países de América Latina, donde la baba de caracol tiene potencial en la fabricación de cosméticos", agrega Levin al Diario Financiero.

Actualmente, son ocho las Pyme que exportan estas especies, aunque se estima que podrían aumentar si continúan los buenos resultados de los últimos años.

"Lo que nos interesa como sector es no sólo crecer en infraestructura, sino también en la cantidad de caracoles que se puedan recolectar, porque así podremos realizar embarques de mayor envergadura", agrega Levin.

Mantener más que crecer

Los gusanos de tebo, utilizados como carnada de pesca, hace más de 20 años que son exportados a Luxemburgo, Francia, Canadá, Suiza y Estados Unidos. Sin embargo, se ha producido un estancamiento de la demanda, provocando que hoy no sean más de cuatro las pequeñas empresas que trabajan con este producto.

El año pasado las exportaciones de gusanos de tebo totalizaron más de 8,5 millones de estas especies, representando retornos por más de US$337 mil.

Esta situación no parece complicar a los pequeños empresarios, los que están más preocupados de mantener sus negocios y los mercados ya conquistados, que expandir sus horizontes.

"Por ahora, este es un negocio que se mantendrá porque es difícil pensar en un aumento en las ventas", sostiene Carlos del Río, gerente general de Del Río Camus, empresa que desde 1984 trabaja en este nicho.

Giovanni Grigolo, gerente general de Comercial Tebex, cree, sin embargo, que lo que existe es un temor a perder lo logrado, pues aunque los gusanos chilenos son reconocidos en el extranjero, "la escasez de especies y el encarecimiento de la mano de obra, están complicando el negocio".