Recursos Humanos

Empresarios argentinos intranquilos por la triangulación de productos chinos

A pesar de la mejora en la competitividad de la moneda argentina frente a la brasileña, las importaciones desde el país vecino siguen aumentando.
Empresarios argentinos intranquilos por la triangulación de productos chinos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Este aumento en las importaciones del principal socio comercial argentino afectan considerablemente a importantes sectores de la industria nacional.

Aunque las exportaciones a Brasil también aumentaron 28,8% el año pasado, y fue el segundo periodo consecutivo en que se ubicaron por encima de las importaciones, el déficit comercial con ese país encontró en 2007 un récord histórico de US$4,161 millones.

De acuerdo con un informe elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), los envíos desde Brasil crecen a pesar que el tipo de cambio bilateral sigue favoreciendo a la Argentina: en 2007 el real se encareció 20% frente al peso argentino.

Según la CAME, las razones por las que el ingreso de los productos brasileños sigue aumentando son diversas:

Crece la triangulación de mercadería China a través de ese país. Muchos productos ingresan como "made in" Brasil cuando en realidad son producidos en China a costos mínimos tanto en relación a los brasileros como a los argentinos.

A pesar de la apreciación que sufre el real, Brasil continúa teniendo ventajas sobre la Argentina. Una de ellas, que tiene una gran influencia, el financiamiento. "Las empresas no sólo se financian a tasas más bajas que en nuestro país, sino que el crédito llega al sector productivo, se otorga a mayores plazos y acceden a él muchísimas más compañías que en la Argentina" indica el estudio de la Cámara.

Influye que Brasil tiene una entidad bancaria destinada a prestar capitales para el desarrollo industrial. Además, desde hace más de una década, el país vecino lleva adelante una política económica de firme apoyo a las Pyme a través de incentivos tributarios. Eso permite que las empresas de ese país formalicen su actividad y puedan cumplir con las condiciones que se requieren para acceder al crédito.

Otra diferencia entre Brasil y la Argentina son los gastos tributarios, es decir, lo que el gobierno deja de recaudar por exenciones o promociones especiales destinadas a diferentes sectores.

"Desde la devaluación hubo una sustitución muy fuerte de los destinos las importaciones de bienes de capital. Los productos que antes provenían de la Unión Europea y EE.UU., comenzaron a llegar de Brasil y China por una cuestión de costos", sostuvo Gabriel Sánchez, director del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL).

"Con un crecimiento anual de la economía argentina al 8,5% anual, es de esperar que haya un crecimiento mas fuerte de importaciones que exportaciones", agregó el ejecutivo. De acuerdo con la entidad, aunque solo el 9,7% de las compras a Brasil en 2007 fueron bienes de consumo, que afectan a sectores muy puntuales.

En el caso de Minas Gerais, las importaciones globales superan los US$6.500 millones y la Argentina, con envíos por US$580 millones, le provee casi el 9% del total.

El subsecretario de Comercio Internacional de la Cancillería argentina, Luis Kreckler, dijo que esta es "la misión más grande que hemos hecho". Además, destacó que la mayoría de las empresas que participan son Pyme, que son las que generan exportaciones con mayor valor agregado.

El 36% de las firmas que se encuentran en Brasil proceden de la provincia de Buenos Aires, y el resto de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Chubut, Mendoza, Córdoba y Santa Fe. Los rubros son los de alimentos, maquinaria para la industria de la alimentación, cosméticos, chapas plásticas, motovehículos, metales, pastas secas, conductores eléctricos, software, hornos y estufas industriales, envasado y comercialización de vegetales, alimentos gourmet, vinos, alfajores, material para impermeabilización, productos higiénicos descartables, diseño y fabricación de juguetes, entre otros.