Recursos Humanos

En España la demanda de centros infantiles es mayor que la oferta

Los padres demandan una alta cantidad de información sobre el funcionamiento de este tipo de franquicias.
En España la demanda de centros infantiles es mayor que la oferta
Crédito: Depositphotos.com

En un sector en el que la demanda es mucho mayor que la oferta, las cadenas de escuelas infantiles prefieren optar por la apertura controlada de sus establecimientos debido al delicado servicio que prestan y a la elevada inversión en sus centros.

Las franquicias de las cadenas de educación infantil apuestan, cada vez más, por combinar la seguridad y la pedagogía en el diseño de sus aulas, algo que para los padres es fundamental y que requiere un estudio más detallado para iniciar su andadura. Esta es una de las causas por la que las franquicias optan por una apertura más controlada de sus centros y por una expansión más lenta.

Continuamente aparecen en los medios de comunicación noticias sobre la falta de plazas en escuelas infantiles, aún así, las franquicias de este sector prefieren una expansión más segura. Entre los motivos, también es importante el hecho de la necesidad de una alta inversión por parte de los empresarios que se embarquen en este sector. La inversión media puede variar desde los 70.000 a los 450.000 euros por centro.

Conforman una de las principales fuentes de formación en una de las etapas más importantes para el desarrollo del ser humano. Las escuelas infantiles destacan por sustituir a los padres puesto que la realidad laboral les obliga a dejar a sus hijos en manos de estos centros. Por ello, la importancia de la seguridad en estos casos es algo más que un mero requisito del centro.

Otra de las causas a tener en cuenta para abrir nuevos centros es que el servicio que prestan es ampliamente vocacional. La importancia de contar con buenos profesionales de la educación y con experiencia es cada vez mayor por parte de las franquicias, que ven en este punto una de las claves para que la empresa funcione correctamente y destinan a su búsqueda más recursos y tiempo a la hora de otorgar una franquicia.

Al fin y al cabo, los padres quieren la mayor seguridad y el mejor servicio siempre que se trata de asuntos relacionados con sus hijos, y más en estos casos, cuando los pequeños pasan tanto tiempo alejados de sus padres.

Estas pueden ser algunas de las causas que determinan la apertura de los centros, que en general, registran una media de 3 a 5 escuelas infantiles por año.

Un proyecto educativo diferenciador

Las cadenas dedicadas a la educación infantil buscan ser un referente en el sector a través de sus servicios, sobre todo, a través de un proyecto educativo diferenciador. Ejemplo de ello son los centros educativos Trastes, una empresa gallega, con tres centros propios, que cuenta con un proyecto educativo especializado en estimulación temprana. En busca de un constante reciclaje de su formación esta franquicia ha facturado alrededor de los 200.000 euros el año pasado.

Es-Cool, que en su red de educación, también cuenta con tres centros privados que buscan una atención educativa de alta calidad durante los tres primeros años de vida y un espacio de relación y aprendizaje para los niños de hasta 7 años de edad. La inversión en estos centros es de 95.000 euros.

Mientras, para Hamelin Centros de Educación Infantil es necesaria una inversión de 180.000 euros. Esta franquicia apuesta como modelo educativo diferencial por la enseñanza del inglés y ya cuenta con nueve centros.

La especialización de la Escuela Infantil Patin, es su atención a las grandes empresas o a uniones de pequeñas empresas en torno a un parque empresarial o polígono industrial. Patin tiene 8 centros franquiciados en todo el terreno nacional.

Los centros de Chiqui Tin destacan por combinar los servicios propios de un centro de educación con los de un parque de ocio. Además contempla la posibilidad de establecer un horario extendido de 7 de la mañana a 10 de la noche todos los días de la semana. Esta red ha abierto 39 locales y tiene presencia en el extranjero.

Por su parte, los empresarios que se declinan por este tipo de negocios lo que más requieren a las franquicias es un asesoramiento total tanto en temas legales como en temas financieros. Asesoramiento que incluye desde la tramitación de las licencias hasta los estudios de mercado.

Además, este asesoramiento suele ampliarse a los aspectos educativos y al material didáctico, con los que las redes de educación infantil pretenden distinguirse.

Cuanta más información mejor

Puesto que los padres demandan una alta cantidad de información sobre el funcionamiento de estos centros es cada vez mayor su presencia en los medios de comunicación. Aunque aún son pocos los que se animan por aparecer en televisión, en medios y radios locales, la apuesta publicitaria es ascendente, y sobre todo, la creación de páginas web propias.

En cuanto a la publicidad para el sector de las franquicias las redes procuran estar presentes en eventos relacionados con la franquicia, como ferias, en varios portales de internet, en presentaciones locales e inserciones en revistas periódicas del sector.