My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Consultoría

Todo por los clientes

Roxana Arrambide y Santiago Martínez, socios fundadores de Greñitas, descubrieron que escuchar a los niños es altamente rentable.
Todo por los clientes
Crédito: Depositphotos.com
2 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Desde el principio, Roxana Arrambide y Santiago Martínez sabían lo que querían: abrir, en los centros comerciales de mayor prestigio, una cadena de estéticas infantiles llamada Greñitas. Y el tiempo les dio la razón: nada es mejor que saber quién es tu cliente.

"Apostamos por lanzar un concepto novedoso, pero muy rápido aprendimos el valor de escuchar atentamente a los niños, incluso más allá de lo que imaginábamos", recuerda Roxana. Este ejercicio los llevó a ofrecer un espacio 100% diseñado para atender las exigencias de sus clientes.

En Greñitas se atienden desde bebés recién nacidos hasta niños de nueve años. Además de cortes de cabello y "peinados de fantasía", los infantes se entretienen con cuentos, juguetes, dulces, globos, juegos y, antes de irse, todos se llevan un regalo.

El resultado: padres satisfechos con la posibilidad de arreglar el cabello de sus hijos mientras pasean por el centro comercial, al punto que no dudan en pagar $170 por un corte. "Más nos costó convencer a los administradores para que nos dejaran abrir", comenta la emprendedora. "No creían que el concepto fuera rentable".

Finalmente, dicen, lo más importante es que el niño se sienta contento para que sea él quien traiga a sus papás de regreso. Hoy, Greñitas es una cadena de estéticas infantiles con 17 filiales en México.

¡Todos los emprendedores vivimos con miedo! Pero no tiene nada de malo