Recursos Humanos

Monedas de Latinoamérica caen por temor a crisis global

Tras una semana de fuertes pérdidas, las divisas de América Latina caen ante las expectativas de que los inversionistas busquen refugio en el dólar.
Monedas de Latinoamérica caen por temor a crisis global
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

BUENOS AIRES (Reuters) Tras una semana de fuertes pérdidas, las monedas latinoamericanas continuarán en baja esta semana ante el temor que genera la crisis internacional, que lleva a los inversores a buscar refugio en el dólar.

Los temores a una profundización de la crisis, especialmente en EEUU donde cruje el sistema bancario, llevaron a inversores, empresas y particulares a buscar refugio en activos seguros como el dólar, el oro y la deuda pública estadounidense.

El dólar muestra una tendencia alcista frente al yen y al euro y también en relación con las monedas de América Latina, mientras que el oro superó los US$1,000 la onza para alcanzar un máximo de 7 meses.

El Gobierno de EEUU se vio obligado el viernes a reafirmar que prefiere un sistema bancario privado, ante crecientes versiones de una estatización de bancos, cuyas acciones se hunden día a día.

Paul Volker, asesor del presidente Barack Obama y ex titular de la Reserva Federal, dijo que la economía global podría deteriorarse más rápidamente que durante la Gran Depresión, mientras se espera que el Gobierno dé a conocer esta semana detalles de un plan para rescatar el sistema bancario.

Encontramos pocas razones para ser optimistas sobre las monedas de la región, incluso en los casos donde se registraron significativas depreciaciones.Esperamos monedas más débiles a lo largo de la región, dijo en un informe el banco de inversión Barclays Capital.

Caída generalizadas

La mayoría de los bancos centrales de la región se vio obligado a salir al mercado y vender dólares la semana pasada para evitar una mayor depreciación de las monedas regionales.

La caída de los precios de las materias primas, principales fuentes de divisas de la región, y un menor ingreso de capitales por la aversión al riesgo y el nerviosismo global generan presión sobre las monedas, y obligan a los bancos centrales a suministrar divisas.

El peso mexicano cayó un 2.5% la semana pasada y ha perdido una tercera parte de su valor desde los máximos alcanzados a comienzos de agosto.

El declive acumulado del peso llevó al banco central a intervenir en el mercado cambiario con ventas directas de dólares a bancos y, desde octubre pasado, con subastas programadas.

El banco central mexicano decidió el viernes una baja de la tasa de interés de referencia de 25 puntos base a 7.5% con el objetivo de impulsar la economía, pero la reducción fue menor a la esperada por el mercado ante el temor de la entidad a que lleve a una mayor caída del peso e impulse la inflación.

Mientras siga habiendo temores sobre la economía en EEUU, que pensábamos que había tocado fondo y no lo ha hecho, y mientras veamos que la confianza en los bancos sigue cuarteada, veo deterioro en las bolsas y en el tipo de cambio, que rondaría niveles entre 14,85 y 15,10 por dólar, dijo un operador.

En Brasil, la moneda cayó más del 5.0% en la semana. La plaza brasileña permanecerá cerrada el lunes y el martes por los festejos del carnaval.

La divisa chilena registró una pronunciada caída del 7.15 la semana pasada, aunque acumula un avance del 2.97% en el 2009 tras una baja del 22.3% el año previo.

Esperamos una semana de mucha volatilidad para el peso, cuyo comportamiento estará absolutamente ligado a lo que ocurra con los mercados externos, dijo un operador.

Lo que sí aparece como claro, es que el tipo de cambio ya no debería volver, por lo menos no la próxima semana, por debajo de los 600 pesos (por dólar), sino oscilar entre los 610 y los 625 pesos, agregó.

El peso argentino concluyó la semana con una baja del 1.2% en la plaza regulada por el Banco Central a 3,5375 pesos y del 2.2% en la informal a 3,625 pesos.

Van a seguir davaluándose el real de Brasil, el peso chileno y el peso mexicano. Se está dando una baja generalizada de todas a nivel internacional y el dólar está repuntando a nivel de todas las monedas, dijo a Reuters Carlos Lizer, analista de Puente Hermanos en Argentina.

Lizer dijo también que espera una gradual pero persistente caída del peso argentino, del 1.0% mensual, en una tendencia avalada por el Banco Central para evitar oscilaciones bruscas pero al mismo tiempo habilitar una mejora de la competitividad frente a las devaluadas monedas regionales.

En Perú, el Banco Central vendió el viernes US$40 millones para sostener al sol, que cerró con una leve baja a un mínimo desde octubre del 2006. .

La situación externas sigue complicada, los mercados están cayendo y llevó a los inversionistas a refugiarse en el dólar, dijo un ejecutivo de cambios de uno de los mayores bancos de Perú.

Por su parte, el peso colombiano cerró el viernes depreciado en un 1,09 por ciento, a su nivel más bajo desde junio del 2006, por un aumento en la aversión al riesgo en los mercados mundiales.

Por Lucas Bergman. (Reporte adicional de Jorge Otaola en Buenos Aires, Lizbeth Salazar en México, Teresa Céspedes en Perú, Julio Villaverde en Brasil, Froilán Romero en Chile, Editado por Luis Azuaje)