Finanzas

10 consejos para emprender con pocos medios.

Casos exitosos de empresas que parten con un capital muy limitado sobran ¿Cómo convertirse en uno de ellos y no morir en el intento?.
10 consejos para emprender con pocos medios.
Crédito: Depositphotos.com

Comenzar una nueva actividad económica requiere capital. Sin embargo, muchos emprendedores terminan aprendiendo que el capital sólo no es ninguna garantía de éxito.

Varias empresas, como la burbuja de Internet demostró muy bien, comenzaron con millones en sus arcas para terminar en arapos. Mientras que unas pocas empresas con presupuestos muy reducidos eventualmente crecieron hasta llegar a ser éxitos extraordinarios.

El éxito en los emprendimientos no es necesariamente un concurso de billeteras gordas. Por el contrario, es un ejercicio de inteligente gestión financiera, cuidadosa planificación estratégica y sí, mucha suerte. Los emprendedores exitosos saben como estirar al máximo cada peso o dólar de que disponen. Te presentamos 10 consejos para las emprendedoras y emprendedores con escasos medios económicos:

1. Establezca metas realistas

El primer paso que cada emprendedor debe dar para la puesta en marcha de una nueva actividad es determinar correctamente el alcance y tamaño de su negocio. Muchos empresarios simplemente se lanzan a la idea de iniciar un negocio, sin comprender lo que la empresa realmente implica: las necesidades financieras, los conocimientos de gestión, y conocimientos tecnológicos, necesidades de recursos humanos. Finalmente, se quedan cortos con lo que realmente puede hacer. Estudie nuevamente la empresa que tiene en mente y determine si está dentro de un rango que realizable y deseable.

2. Planifique sus gastos correctamente

Muchos inician un negocio sin la menor idea de los costos. O bien sobreestiman el costo, o peor, subestiman los recursos financieros necesarios para capitalizar correctamente el negocio. Esto es especialmente evidente en la preparación de las proyecciones financieras en el plan de negocios.

Algunos empresarios preparar las proyecciones financieras con números que no cuadran con otras secciones del plan de negocios. Algunos ni siquiera incluyen una lista de suposiciones para explicar en que basaron sus números. De la nada sienten que sus negocios pueden crecer un 20% el primer año y un 40% el segundo, sin explicar como se puede conseguir ese crecimiento.

3. Financie su negocio con inteligencia

Para muchos emprendedores no hay una sola fuente que le permita financiar toda la operación. El dinero proveniente de una fuente (por ejemplo: la madre) puede ser suficiente para adquirir las materias primas pero aún así necesitará dinero como capital de trabajo.

Los emprendedores necesitan ver el financiamiento como la suma de las partes de su negocio: lo que usted financia son los activos individuales que necesita para su empresa.

Se debe preguntar siempre: ¿Cuál es la mejor forma de financiar este activo usando la menor cantidad de dólares por adelantado? La fuente ideal de financiamiento es la que provee el mayor período de pago, al menor interés, requiere poca o ninguna garantía y no demanda responsabilidad personal. La siguiente mejor opción es elegir, dadas sus prioridades, lo que tiene más sentido para usted y su negocio.

4. Ponga su dinero donde fructifique

Los emprendedores de escasos recursos tienen una cosa en común: les falta dinero y a menudo luchan por conseguir capital para su empresa. El capital para la puesta en marcha de una empresa va a una de estas inversiones: activos fijos (muebles, mobiliario y equipo), o activos de trabajo (inventario y capital de trabajo).

A pesar de la falta de capital, muchos emprendedores invierten la mayor parte del dinero en equipamiento elegante y unas oficinas muy chick (gastos que una empresa que está luchando por surgir puede muy bien obviar). Este es un error común en la toma de decisiones. Los emprendedores exitosos invierten todo lo posible en capital de trabajo ?lo que trae cash y ventas- y lo menos posible en activos fijos.

5. ¿Es este el momento adecuado?

El momento oportuno puede ser clave para el éxito de una puesta en marcha. Hay un tiempo apropiado y un mal momento para abrir un negocio, especialmente si su negocio es de naturaleza cíclica o de localización estacional. La apertura de un espacio minorista en su shopping mall favorito, o su propia conveniencia no deberían ser sus razones para iniciar un negocio. Por el contrario, usted debe planificar detenidamente los meses en que la cresta de la demanda de su producto termina.

6. Controle el efectivo

Se dice que el cash-flow o flujo de fondos es el alma de una pequeña empresa. Y con razón. Su negocio sobrevivirá sólo mientras tenga dinero en efectivo para pagar sus obligaciones financieras. Con un capital limitado, el flujo de efectivo controla cada decisión en empresas con pocos recursos, y puede ser la única manera de navegar durante su fase inicial. Una regla clave para emprendedores: sólo cuando usted tiene suficiente dinero en efectivo puede siquiera empezar a pensar de los beneficios. Muchas empresas fallan no porque son no tienen suficiente capital, sino porque fracasan en planificar apropiadamente la etapa de escasez de capital.

7. Impulse las ventas

Hacer crecer las ventas depende de varios factores: la naturaleza de la empresa, su ubicación, el nivel de la competencia, y la intensidad de la comercialización y promoción que lleve adelante. El objetivo de todo emprendedor escaso de recursos debe ser conseguir ventas inmediatamente. Si tiene un préstamo bancario o se financió con su tarjeta de crédito, por ejemplo, sus acreedores no le permiten retrasar sus pagos simplemente porque usted esta todavía en el proceso de desarrollar sus ventas. Quieren cobrar ¡ahora!

Por lo tanto necesita impulsar la comercialización de su empresa, quizás con unos volantes esta semana, un pequeño anuncio en el diario local la siguiente, o contribuir con artículos. La regla clave es dedicar al menos 2 horas diarias al marketing. Conozca los pasos que dará antes y después de abrir para maximizar las ventas y ayudar al negocio a apurar el crecimiento de las ventas.

8. Equilibre sus objetivos de ventas y beneficios

Las ventas y los beneficios no siempre van de la mano. Algunos emprendedores están dispuestos a recortar sus beneficios en un esfuerzo por mejorar las ventas. A menudo el volumen por si sólo no será capaz de compensar la pérdida de beneficios. Trate de mantener la ganancia bruta al menos igual que los promedios de esa actividad. Esfuércese por encontrar el equilibrio entre una sólida política de capturar ventas sin sacrificar los márgenes de beneficio necesarios.

9. Sea delgado/o y miserable

Una empresa que lucha por arrancar no necesita pesos muertos. Mantenga sus costos fijos bajos y gaste sólo en las cosas que pueden contribuir a mejorar sustancialmente lo esencial. Si todavía puede funcionar adecuadamente desde la oficina que tiene en su casa, no hay necesidad de arrendar un espacio de oficinas en la zona céntrica. Evite contratar a un empleado permanente si todavía puede arreglarse con personal temporal y estacional.

Cada peso gastado debe estar directamente vinculado con los ingresos: gaste un peso sólo cuando usted esté seguro que obtendrá 10 de retorno.

10. Domine las herramientas financieras

Como propietario de su negocio, usted es responsable por la vida y crecimiento de su empresa. Eso implica saber, no sólo el marketing o los aspectos productivos de su negocio, sino las herramientas financieras que necesita para dirigir su empresa efectivamente. La comprensión de las finanzas de su negocio le dará el control de su dirección.

Aunque esto puede resultar intragable para algunos emprendedores, conocer el aspecto económico del negocio le dirá donde ha estado, a donde se dirige y cuán rápido llegará. Por supuesto que puede contratar un contador o alguien que le lleve los libros, pero usted misma/o DEBE entender su flujo de fondos (cash flow), ingresos, estados de ganancias y pérdidas y el punto de equilibrio (break-even-point).

Fuente: Mujeres de empresa

www.soyentrepreneur.com